*

X

TOP: 10 palabras intraducibles del inglés

Arte

Por: pijamasurf - 07/07/2014

El inglés es uno de los idiomas más libres, por lo cual abunda en términos que no tienen equivalencia ni traducción precisa

shakEn sus Investigaciones filosóficas, Ludwig Wittgenstein especuló sobre la posibilidad de que un león hablara, que tuviera un lenguaje articulado similar a cualquiera que ha desarrollado el ser humano. Sin embargo, aseguró el filósofo, “si un león pudiera hablar no lo entenderíamos, porque imaginar un lenguaje es imaginar una forma de vida”. El lenguaje surge de una realidad específica, con su tiempo y su espacio, sus prácticas y una vasta red de significantes que se anudan de formas caprichosas y, sobre todo, imprevisibles.

Desde cierta perspectiva, este es el fundamento de “lo intraducible”. Incluso sin pensar en que un animal pudiera “hablarnos”, sabemos que cada idioma tiene términos que transitan con dificultad hacia otros territorios lingüísticos, ya que no tienen “traducción literal” o equivalente.

¿Cómo traducir la “saudade” del portugués o la “lítost” del checo? ¿Qué palabra de nuestro español expresa el sentimiento de estar solo en el bosque que se condensa en el vocablo alemán “Waldeinsamkeit”?

El idioma inglés es particularmente único en este aspecto: es creativo por naturaleza, lúdico y espontáneamente inventivo (aquí una buena opción para viajar y experimentar su particular atracción). En buena medida gracias a su tradición barroca (con Shakespeare a la cabeza), pero también por su renuencia a instaurar una Academia de la Lengua, el inglés se ha desarrollado con una libertad desconocida en otros idiomas. De ahí que existan numerosas palabras propias  cuya traducción se complica hasta casi volverse imposible. A continuación, algunos ejemplos:

 

1. Serendipity

Encontrar algo que es al mismo tiempo inesperado y afortunado. El descubrimiento de la penicilina es el ejemplo clásico de “serendipitia” (según la castellanización de la palabra). Aunque Alexander Fleming investigaba el comportamiento del virus de la influenza, un cultivo olvidado de estafilococos examinado después de una temporada de vacaciones de dos semanas devino en el hallazgo del primer antibiótico farmacéutico de la historia.

 

2. Gobbledygook

Si un texto abunda en jerga al grado de que parece incomprensible, entonces se le califica de gobbledygook. Esta especie de “parloteo” se caracteriza, además, por lindar con lo absurdo. En español podría tener cierta semejanza con la palabra “jerigonza”, célebre por uno de los sonetos de Quevedo contra Góngora y los poetas culteranos.

 

neville-scholes-bromance

3. Bromance

Si por apócope usamos bro (por brother) y lo unimos con romance tenemos bromance. Se trata de una palabra extraña para definir una situación también muy específica: esa atracción-no-necesariamente-homosexual que hay entre dos hombres que son muy muy cercanos, una amistad profunda que, desde la década de los '90, tiene su propio término.

 

4. Spam

Gracias a internet, el correo electrónico y los mensajes que aseguran que nos ganamos la lotería del Reino Unido o que un príncipe en África necesita nuestra ayuda económica, sabemos qué es el spam. Pero… ¿podríamos traducirlo sin recurrir a una explicación tan extensa?

 

5. Pimp

Pimp es un verbo que se refiere al acto de mejorar algo (un coche, una casa, una página de internet, una bicicleta, etc.), casi siempre adornándolo. En español, coloquialmente, se ha adoptado la forma pimpear.

 

6. Okay

Esta palabra es sumamente común y quizá por eso hemos perdido de vista su singularidad. Pero, ¿qué significa en realidad okay? ¿Una expresión de asentimiento con un poco más de personalidad que un simple “sí”?

 

7. Insight

Insight es un término que se ha utilizado en distintos ámbitos y quizá por eso ha adquirido matices que resulta difícil conservar cuando se le intenta traducir a otros idiomas. Intuición, sagacidad y perspicacia pueden funcionar como equivalentes, pero no siempre tienen la precisión deseada.

 

8. Issue

Quizá esta palabra es sencilla, pero en los últimos años su uso coloquial la ha dotado de un sentido particularmente familiar. Un issue es un problema, un asunto, una dificultad a veces pequeña que de pronto parece no pasar por el lenguaje verbalizado.

 

9. Trade-off

Si cambias algo por otra cosa y la transacción implica un sacrificio por una ganancia, te encuentras en una situación que en inglés se define como trade-off. En ajedrez, por ejemplo, puede ser que un jugador decida perder una pieza valiosa para conseguir una mejor posición en el tablero o para atraer a su rival a una trampa.

 

Head in Hands 

10. Facepalm

Entre los muchos términos que internet ha puesto en circulación, facepalm puede ser uno de los más divertidos. Su definición sería algo como: “el gesto (explícito o sugerido) de llevar la palma de la mano a la frente como signo irónico de desaprobación ante algo que se escucha o se mira y que se considera absurdo, ilógico o tonto”.

 

“Es lo que hacemos y lo que somos lo que da sentido a nuestras palabras”, sostuvo Wittgenstein, algo que es evidente en estos términos y expresiones anclados de lleno en los hábitos de una sociedad, sus acciones cotidianas o los gestos que se intercambian cara a cara y persona a persona, sutilezas de las que podemos darnos cuenta sólo cuando tenemos contacto con ese idioma, con su entorno y las personas que lo utilizan. Para verdaderamente entender y vivir este universo del inglés es necesario aprender no sólo el idioma sino integrar la cultura, algo que ofrece Kaplan International.

Los 10 mejores libros de música según Jarvis Cocker

Arte

Por: pijamasurf - 07/07/2014

Jarvis Cocker sabe de música. Esta es su selección de los 10 mejores libros que han sabido expresar esa sensación inexplicable que es hacer y escuchar música

Jarvis Cocker

Esencialmente, la música es indefinible; sólo se puede fracasar cuando intentamos definirla con palabras. Partiendo de este punto, como dice Jarvis Cocker en un reciente artículo en The Guardian, podemos decir que existen muy buenos fracasos al respecto.

Esta es la lista de los libros favoritos de Jarvis sobre música:

 

Awopbopaloobop Alopbamboom, de Nik Cohn

Nik Cohn

Originalmente, este libro se titulaba Pop desde el principio. Nik Cohn lo escribió cuando apenas salía de la adolescencia y está lleno de aseveraciones infundadas que simplemente dan en el clavo. Ha inspirado películas como Fiebre de sábado por la nocheTommy. No hace falta decir más; este libro es esencial.

 

Tales from Moominvalley, de Tove Jansson

Tove Jansson

La historia llamada "The Spring Tune" es para Jarvis la mayor descripción de esa naturaleza elusiva de las canciones que se quedan dando vueltas en nuestra cabeza, y del momento justo en que debemos cosecharlas.  

 

The Heart Is a Lonely Hunter, de Carson McCullers

 Carson Mccullers

"Big Julie", del primer disco de Jarvis, viene directamente de aquí. Esa descripción de Mick Kelly escuchando por primera vez la 3a Sinfonía de Beethoven, escondido detrás de una ventana vecina, es una descripción perfecta del efecto que una gran pieza musical puede tener en el cuerpo humano.  

 

Liverpool Explodes!, de Mark Cooper

Liverpool Explodes!

Este es un divertidísimo recuento de la primavera de los '80 y la escena musical de Liverpool, específicamente con la mira sobre Teardrop Explodes y Echo & the Bunnymen. Por desgracia, este libro ya no se publica.

 

The Beatles: Illustrated Lyrics, de Alan Aldridge

[caption id="attachment_80600" align="aligncenter" width="460"]The Beatles John Lennon, George Harrison y Ringo Starr en la filmación del video de "Strawberry Fields Forever", en 1966.[/caption]

Cuando Jarvis era niño, le gustaba hojear este libro; a veces las ilustraciones lo emocionaban, otras lo asustaban. Es simplemente uno de esos lugares en donde quieres perderte.

 

Sometimes a Great Notion, de Ken Kesey

Ken Kesey

Kesey es el rey. Este libro rebosa de jazz y ácido, música negra y marihuana. Se puede aderezar con The Electric Kool-Aid Acid Test, de Tom Wolfe.

 

The Favourite Game, de Leonard Cohen

Leonard Cohen

Todos sabemos que quizá Leonard Cohen sea el único gran músico/novelista/poeta. Esta es su primera novela, y logra capturar esa esencia de ser un adolescente y estar enamorado de todo.

 

Mingering Mike, de Dori Hadar

Mingering Mike

El arte outsider y el arte de coleccionar vinilos se encuentran. Un Dj busca entre una pila de viejos discos hasta encontrarse con un montón de portadas hechas a mano. Esta es la historia de Mike Stevens, y este libro cuenta su historia y reproduce el arte de los álbumes que reúnen toda su carrera imaginaria como estrella de soul.

 

Enjoy the Experience, de Johan Kugelberg

 Enjoy the Experience

Una colección de portadas caseras de álbumes entre los '50 y los '90. Mucha gente mandaba grabar en vinil sus propios álbumes y diseñaban sus portadas. A veces los resultados son hilarantes, pero no por eso dejan de ser una gran experiencia.

 

Yeah, Yeah, Yeah, de  Bob Stanley

Bob Stanley

Si Nik Cohn escribió "el pop desde el principio", esto es “el pop en su final”. Valientemente, Stanley se lanza a dar seguimiento al pop de la era de los sencillos de 7 pulgadas y 45 rpm. Para Stanley es como una era dorada que llegó a su fin, y es difícil no estar de acuerdo con él. Jarvis lo está.