*

X

Niña de 15 años muere por tomar MDMA ¿Por qué pide su mamá legalizar las drogas?

Sociedad

Por: pijamasurf - 06/22/2014

La guerra contra las drogas mató a la hija de esta madre soltera
Martha Fernback inquest

Anne Marie Cockburn y su hija Martha.

El gobierno nos debería de proveer las drogas. No sólo medicamentos como vacunas, antibióticos o antivirales; también drogas recreativas, si así lo deseamos. Esta es la conclusión a la que ha llegado Anne-Marie Cockburn, quien después de la muerte de su hija Martha a los 15 años por consumir MDMA encabeza una campaña en Gran Bretaña para legalizar las drogas.

Martha compró un gramo de MDMA en 40 libras justo 42 años después de que, en 1971, Richard Nixon anunciara la guerra contras las drogas lanzando una campaña global de miles de millones de dólares. Martha intentó comprar MDMA puro, investigando en internet su fuente. Sin embargo, el MDMA que compró no era completamente puro. Ingirió 0.5 gramos y dos horas después murió de un paro cardíaco.

Anne-Marie Cockburn, madre soltera de 42 años, respondió de manera inesperada con una implacable lucidez. No culpó a su hija ni a sus amigos ni al dealer, ni al productor de la droga. Culpó al gobierno.

"Rápidamente se volvió evidente que la prohibición tuvo su oportunidad pero fracasó. Martha es una oveja sacrificada bajo la prohibición. La cuestión es: ¿cuántas más Marthas tendremos antes de que cambiemos nuestra postura? No es aceptable permitir que permanezcan los riesgos", dijo Cockburn a The Guardian

Su visión es la de un futuro en el que los jóvenes podrán comprar drogas limpias claramente clasificadas y de fuentes reguladas, a la par de eduación sobre drogas en la escuela. "Es una cuestión de seguridad", dice Cockburn.

El MDMA o éxtasis es una droga que tiene un uso terapéutico pero, sin embargo, en muchos países está clasificada como una sustancia controlada al nivel de la heroína. Su consumo es seguro siempre y cuando se tome la sustancia pura y se hidrate el cuerpo durante la ingesta. Información y control de calidad harían que las drogas recreacionales no sólo pudieran ser tomadas sin riesgos, sino que las experiencias pudieran ser más positivas y transformadoras.

¿Realmente las mujeres hablan más que los hombres?

Sociedad

Por: pijamasurf - 06/22/2014

Es un prejuició común el pensar que las mujeres hablan más que los hombres; sin embargo, nuevas investigaciones nos muestran que la verdad es menos simple de que que creemos

mujeres hablando

Es un estereotipo muy común el de que las mujeres hablan más que los hombres pero, ¿es esto cierto? Un nuevo estudio de David Lazer de la Northeastern University ha descubierto que la respuesta no es tan simple como creemos.

Lazer, quien realiza investigacíon sobre redes sociales, intentó probar un nuevo acercamiento respecto a las investigaciones que se han hecho antes, y que sólo se basan en entrevistas. Utilizando los llamados “sociómetros” (dispositivos portables del tamaño de un smartphone), los investigadores recolectaron datos en tiempo real sobre las interacciones sociales de los usuarios. De esta manera, el equipo de Lazer fue capaz de obtener un panorama más exacto de qué pasa cuando las mujeres se están relacionando y es su turno de hablar.

La investigación, publicada en el diario Scientific Reports, se realizó proveyendo a un grupo de hombres y mujeres con sociómetros y dividiéndolos en dos posibles escenarios sociales en los que pasarían un total de 12 horas. En el primero de estos escenarios se pidió a estudiantes de maestría completar un proyecto individual, acerca del cual eran libres de conversar con los demás. En el segundo escenario, se pidió a empleados de un call-center utilizar los sociómetros durante sus descansos, sin darles mayores instrucciones.

En el primero de los casos, siendo más colaborativo, las mujeres eligieron trabajar juntas y tendieron a hablar más. El equipo concluyó que importa mucho el escenario y si este promueve la interacción. En realidad existe una compleja interacción entre la situación y el género, y son las situaciones que favorecen más la interacción entre mujeres las que son responsables del prejuicio de que ellas hablan más.