*

X

Las vacas dan mejor leche si escuchan a Lou Reed

Por: pijamasurf - 06/09/2014

De acuerdo con un estudio, las vacas producen más oxcitocina si escuchan música con melodía. Por ello, Modern Farmer realizó un playlist de "música para ordeñar", que inclye a R.E.M, Lou Reed y Aretha Franklin

da1e453634ba256b1f707e16edee793b1-617x440

La felicidad de las vacas está en mente de los granjeros, pero no necesariamente porque les importa su bienestar, sino porque una vaca feliz libera oxcitocina y la oxcitocina es clave para la liberación de leche. “Happy cheese comes from happy cows” (“El queso feliz viene de vacas felices”) reza un lema de la Campaña de Leche Real de California. Y ¿cuál es la solución para hacer felices a las vacas? Al parecer, R.E.M., Lou Reed y Simon & Garfunkel.

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Psicología de Leicester, a las vacas les gustan los ritmos melódicos y fáciles de escuchar. Por ello, Modern Farmer organizó un playlist con los mejores hits bovinos de todos los tiempos llamado “Música para ordeñar”, que contiene las siguientes canciones:

 “Everybody Hurts,” de REM.

What a Difference A Day Makes,” de Aretha Franklin.

Bridge Over Troubled Water,” de Simon & Garfunkel.

Moon River,” de Danny Williams.

Orinoco Flow,” de Celtic Woman.

Perfect Day,” de Lou Reed.

Modern Farmer enfatiza que a las vacas no les gusta el heavy metal ni la música para bailar. Es sentido común pensar que vacas que pasan toda su vida conectadas a máquinas que les sacan leche sin que se puedan mover prefieran escuchar a Lou Reed que a Black Sabath.

 

Una pequeña probada empirica de los beneficios de legalizar la marihuana

Por: pijamasurf - 06/09/2014

A escasos meses de haber legalizado la marihuana tanto medicinal como recreativa, Colorado ya comienza a gozar de algunos de los beneficios de este polémico experimento

marihuana-1832962

Más allá de ideologías, de orientaciones políticas o de circunstancias culturales, la llamada "guerra contra las drogas" resulta hoy estadísticamente indefendible. Los nefastos resultados obtenidos luego de décadas de haber iniciado, y tras invertir miles de millones de dólares en esta lucha, los números son tajantes: el mercado negro de sustancias es hoy más poderoso que nunca, los índices de consumo no solo no han disminuido sino que hoy existen más consumidores que nunca en la historia y los daños colaterales de esta campaña mundial son múltiples -miles de personas encarceladas, países sumergidos en violencia, instituciones financieras coludidas con la mafia, etc.-.

Independientemente de enfatizar en estas cifras, de revisarlas una vez más y de indignarnos por una política ineficiente y altamente costosa existen, un paso más allá, casos aún aislados de países o entidades que han decidido aventurarse y experimentar con la legalización. El caso de Colorado, en Estados Unidos, se une a los referentes anteriores, por ejemplo el caso de Portugal, y a un año de haberse puesto en marcha la legalización de la marihuana tanto medicinal como recreativa, la experiencia comienza a arrojar data digna de considerarse. 

Screen Shot 2014-06-10 at 1.13.29 AMPara analizar las consecuencias de esta medida en Colorado, si tomásemos como muestra el pasado mes de marzo comprobaríamos que, tan sólo en el mercado de cannabis para fines recreativos, se generaron ventas por 19 millones de dólares, de los cuales 10% (1.9 millones) corresponde a impuestos, es decir, es dinero que va directamente a las arcas del gobierno local. Según lo estipulado, esta recaudación extra será destinada a instalaciones educativas. De acuerdo con estimaciones de PolicyMic en 2014 se recaudarán, por esta actividad, por lo menos 30 millones de dólares –aunque hay quienes advierten que se superarán los 50 millones-. A principios de año el congreso local calculó la recaudación en aproximadamente 33 millones y acordó emplearlos exclusivamente para educación pública.

Otro indicador destacable y que contradice a muchos de los críticos de la legalización es la criminalidad. El número de delitos registrados en la entidad durante el primer tercio de este año disminuyó 10.6% con respecto a 2013. Además, hay menos reos nuevos en las prisiones, se han generado nuevos empleos y los jóvenes tendrán acceso a mejores instalaciones educativas. Aunque es cierto que aún es temprano para celebrar, los datos obtenidos hasta el momento sugieren exactamente lo contrario a las estadísticas alrededor de la guerra contra las drogas: la medida funciona. 

Si bien no se trata de volcarse a un carnaval viral de legalización, casos como el de Colorado justifican, por lo menos, que gobiernos alrededor del mundo consideren esta ruta con programas piloto o descriminalizaciones reguladas. Ya vamos tarde, muy tarde pero, afortunadamente, los pocos argumentos en contra de la legalización son, hoy, más vulnerables que nunca.