*

X

Esta mesa te permite trabajar mientras tu gato juega en los recovecos

Buena Vida

Por: pijamasurf - 05/04/2014

Si, como tanto, tu gato también te sorprende mientras trabajas, quizá esta mesa podría ayudar a ambos a sobrellevar las necesidades de su relación.

gato2

La escena es recurrente: una persona está sentada frente a su escritorio o su mesa de trabajo, quizá con una laptop o con un libro y un cuaderno, quizá dibujando o trazando líneas y ¡bum!, un gato aparece. Mejor dicho: su gato. El gato del hogar, aquel que de la nada y sin razón aparente llega en busca de un mimo o de un juguete, que sigue su instinto cazador o su legendario egotismo y arriba y demanda atención sin importarle qué hacía esa persona que se dice su amo y que en realidad está ahí para servirle.

Para encontrar una solución que satisfaga a todos los implicados, el diseñador Ruan Hao ideó para las firmas Hangzhou y LYCS esta CATable, una mesa que es también una especie de centro de entretenimiento para felinos domésticos. Así, mientras alguien o varias personas se abocan a asuntos de importancia capital, el minino puede retozar entre los rincones y túneles del mueble.

gato3

gato

“Es una mesa para nosotros y un paraíso para los gatos”, declaró, elocuentemente, Hao.

También en Pijama Surf: Cómo un gato puede potenciar tu creatividad (y algunos poemas que lo demuestran)

Copas de silicón sujetas con tornillos de titanio en las costillas: la nueva cirugía estética para tener senos firmes

Buena Vida

Por: pijamasurf - 05/04/2014

Un nuevo procedimiento estético comienza a llamar la atención: la instalación de un brassiere interno que mantiene los senos femeninos firmes y con un aspecto juvenil

braDesde mediados del siglo XX, las cirugías estéticas han conocido una evolución que bien podría calificarse de extraordinaria. El sueño largamente acariciado de la modificación corporal ha alcanzado niveles de perfección increíbles aunque, es cierto, no siempre con las mejores consecuencias.

En los últimos días, una de estas modificaciones estéticas ha causado revuelo tanto por su novedad como por lo promisorio de sus resultados. Se trata de un procedimiento para dar a los senos femeninos un aspecto juvenil de firmeza y lozanía.

En términos generales, la operación consiste en implantar un brassiere debajo de la piel, el cual, como sucede con el sujetador común y corriente, se encarga de mantener en una posición específica los senos de una mujer. Un par de copas de silicón se colocan debajo del tejido mamario y se sujetan después a los huesos de las costillas con tornillos de titanio.

La cirugía tarda aproximadamente 45 minutos en realizarse y actualmente es legal en Europa; en Estados Unidos se encuentra en proceso de autorización. En el Reino Unido incluso podría formar parte de las cirugías cubiertas por la seguridad social para pacientes con cáncer de mama que sufrieron una mastectomía.

Desde 2009 y hasta la fecha 50 mujeres han participado en pruebas preliminares y, si bien todo indica que el procedimiento será aceptado, todavía se desconoce si las copas de silicón pueden generar una reacción adversa en el cuerpo de la paciente.