*

X
Nuestro rostro es el emblema de nuestra identidad, más frágil de lo que creemos. La iluminación muestra cómo fácilmente nos convertimos en otra persona --tomamos otra máscara-- cuando los efectos del ambiente se modifican: nuestro rostro es la escenificación de juego de sombra y memoria.

¿Alguna vez te has contemplado en un espejo bajo los efectos de una droga psicodélica? Este video se acerca un poco a transmitir ese efecto caleidoscópico del rostro que va oscilando con la percepción y que parece ser una bóveda viva de tiempo y experiencias. 

El videoasta Nacho Guzmán realizó esta sencilla pero estimulante pieza para la canción "Sparkles and Wine" (Resplandores y Vino) del grupo francés de música electrónica Opal. El ángulo en el cual la iluminación apunta sobre el volumen del rostro y el color de la luz hacen que una mujer sea muchas mujeres, todas parecidas pero notablemente distintas, como si hubieran seguido vidas paralelas, senderos bifurcados o como si mostrara en segundos todo su repertorio de facetas: su alegría, su seducción, su tristeza, su espiritualidad, su inocencia, su ternura, su cólera, su melancolía... En dos minutos podemos ver cómo el ser humano es una multiplicidad: somos otros que integramos en una identidad ilusoriamente inmóvil. Más que tu ser, tu rostro es tu máscara.

Picture 433

¿En realidad tenemos un rostro? O más bien somos un espejo que refleja sutiles matices en perenne mutación −un espejo que cincela nuestro rostro a partir de la memoria− un flujo de geometría humana, veleidad de alma que se proyecta en la cara.

El mundo es un teatro donde se proyectan luces y sombras y con ellas vamos tomando diferentes máscaras −y mientras usamos cada máscara olvidamos las otras y creemos que es la única que somos...

La belleza es inasible, es un espejismo de la luz. La seducción atrae engañando. El rostro de la persona que amamos nunca será igual al rostro del que nos enamoramos. El ser humano aparece y desaparece. Querer anclar (y refugiarnos en) una imagen −esa imagen idílica, esa foto fija onírica− es absurdo y nos puede destruir. 

Durante un viaje de LSD, ayahuasca, hongos, etc., al contemplarnos en el espejo, nuestro rostro parece mutar no sólo con los rostros que hemos tenido −desde tiempos inmemoriales−, sino también nos enseña fugazmente los rostros que podríamos tener si seguimos cierto camino o tomamos cierta decisión. A través de nuestros rostros podemos ver en el tiempo. Los rostros del amor, los rostros de la muerte.

Twitter del autor: @alepholo

 

Niñas disfrazadas de bestias y diablos que fuman cigarrillos en rituales paganos chinos (FOTOS)

Arte

Por: pijamasurf - 04/24/2014

Usando una cámara Holga, el fotógrafo Zhang Xiao captura la surrealidad de un ritual que ha sobrevivido desde la antigüedad en la provincia de Shanxi, en China.

Costume drama … an image from Zhang Xiao's Shanxi showing a girl dressed up to celebrate China's lun

En la provincia de Xhanxi, en China, siguen sucediendo cosas que asombrarían a cualquiera, incluso a los mexicanos acostumbrados a los siniestros y lúdicos días de muertos. “Una chica joven vestida como un ángel, su rostro pintado de blanco muerte salvo por sus labios rojos y las medialunas rosas alrededor de sus ojos, es llevada a caballo entre un público curioso”, se lee en The Guardian. “Un hombre usando una máscara demoniaca fuma un cigarrillo mientras arrulla a un bebé dormido. Figuras de rostro blanco en batas brillantes emergen de la niebla del crepúsculo como fantasmas de tiempos antiguos”. Estas son algunas de las imágenes que acontecen en Shanxi, un libro del fotógrafo chino Zhang Xiao.

edba55fb-78f4-4d57-8cbf-56aaa0d7d5e4-620x620

Xiao documentó estos rituales, que se originan en creencias paganas y en formas vuduescas de alabanza, usando una cámara Holga barata y popular. La estética nebulosa, de baja calidad que produce esta cámara dialoga con la extrañeza de los temas que retrata. Zhang ha creado una serie de imágenes evocativas y pintorescas que capturan lo surreal de un festival que por alguna razón ha sobrevivido las brutales reformas de la Revolución Cultural y la modernización de China.

Los rituales de las fotografías se deben a la celebración del festival de año nuevo lunar en la provincia de Shanxi. “Cuando atestigüé por primera vez el desfile del festival alrededor del pueblo”, anota Zhang, “me pregunté a mí mismo repetidas veces si había entrado en una especie de país de las maravillas surreal… Con cada vista a los eventos sentí un arrebatador sentido de alegría y felicidad. Tratando de no interrumpir este hermoso trance, realmente esperé que nunca fuera a despertar”.

Images from Zhang Xaio's photobook Shanxi

Es inevitable eludir la tristeza evocada por una niña disfrazada de espectro, perdida en pensamientos a mitad de una calle, o un niño en vestidos brillantes bajo una tormenta de nieve. Shanxi es un libro seductor, un atisbo de un mundo de costumbres paganas que se resisten a desaparecer.

125f3a2e-c11e-426c-b1ab-657ba8bcf8c0-620x620 dde29bd9-d955-4da3-8579-1c22d9333ec8-620x620 cd57e962-8efb-43bd-bd31-9b6212a89c08-620x620 6cec530b-f2b4-4c26-a803-6c58898a7d63-620x620