*

X

Estudio concluye que Estados Unidos no es una democracia: es una oligarquía

Política

Por: pijamasurf - 04/19/2014

Prestigiosas universidades parecen confirmar lo evidente: Estados Unidos es el gobierno de la élite económica (del llamado 1%). ¿Es la demoracia la gran farsa moderna?

capitol-building1

Prestigiosas universidades concluyen algo que era evidente para cualquier persona con el más mínimo pensamiento crítico: Estados Unidos es una oligarquía: el gobierno representa los intereses de una élite adinerada y no del pueblo.

El estudio realizado por investigadores de Princeton y Northwestern analizó extensivamente información de políticas públicas aprobadas de 1981 a 2001 para determinar el estado del sistema estadounidense. Estas leyes implementadas fueron comparadas con las preferencias de los estadounidenses promedio, las preferencias de los más ricos y las preferencias u opiniones de grupos con intereses especiales. Los resultados muestras que la política estadounidense sirve los intereses del grupo afluente o de la élite económica que despliega una poderosa influencia a través del cabildeo. Lo cual sugiere que la democracia es una gran farsa –una representación teatral que sirve para que el pueblo no reclame el poder y se mantenga relativamente cómodo, y ciertamente inofensivo, observando la televisión, el espectáculo de los republicanos vs. los demócratas.

Los investigadores concluyen que: "El punto central que emerge de nuestra investigación es que las élites económicas y los grupos organizados que representan los intereses de las corporaciones tienen un sustancial impacto independiente en la política del gobierno de Estados Unidos, mientras que los grupos masivos y los ciudadanos promedio tienen poca o nula influencia independiente". Aún cuando estos grupos manifiestan su desacuerdo con la política pública, rara vez ven reflejados sus intereses en cambios puntuales. Otro estudio reciente muestra cómo las protestas y las manifestaciones públicas tienen también poca o nula efectividad para cambiar la política pública.

Ante este estudio, que confirma lo que ya era obvio, lo mismo que argumentaba el movimiento Occupy (y no sólo en Estados Unidos, seguramente en tu país también), resulta pertinente preguntarnos si ¿no es absurdo participar en el teatro de la democracia y perder nuestro tiempo?   No resulta tampoco descabellado preguntarnos sobre la naturaleza ilusoria de la democracia como la vivimos –esta gran superstición propagandística de nuestra era– y si no es mejor desengañarnos y elegir a nuestros gobernantes por lotería.

También en Pijama Surf: ¿Trabajan los gobiernos para las corporaciones?

 

4 argumentos fallidos con los que la Casa Blanca intenta explicar por qué la marihuana debe ser ilegal

Política

Por: pijamasurf - 04/19/2014

El gobierno de Estados Unidos intenta explicar por qué la marihuana debería permanecer siendo ilegal pero fracasa crasamente, nota el New York Times

download11

El New York Times se encuentra lanzando una cruzada en pro de la legalización de la marihuana, en lo que es una clara señal de que se vienen buenos tiempos para los fumadores de marihuana en Estados Unidos. El diario más importante de este país, que claramente apoyó la candidatura de Barack Obama, incluso se ha opuesto al mensaje de la Casa Blanca y ha publicado una serie de artículos en los que defiende su postura y sustenta su posición con estudios científicos que demuestran que la marihuana tiene diversos usos medicinales y comparativamente pocos riesgos.

La última manifestación de esta campaña mediática tiene que ver con la respuesta de la Casa Blanca al editorial del Times, la cual, según el diario neoyorkino, simplemente fracasó en argumentar por qué la marihuana debe continuar siendo ilegal. El gobierno de E. U. señaló que la razón por la cual esta planta debe de ser prohibida es debido "a los problemas de salud pública asociados al incremento del uso de marihuana".

El NY Times apunta que esta respuesta es hipócrita si se considera que los chefs de la Casa Blanca hacen cerveza para el presidente --la receta Ale to the Chief puede consultarse en el sitio oficial--, cuando la marihuana supone menos riesgos a la sociedad que el alcohol. (Hipócrita, también, cuando Clinton y Obama han aceptado haber fumado marihuana de manera recreacional, inocuamente).  

A continuación, 4 puntos que rebate el Times sobre la respuesta de la Casa Blanca:

1. El gobierno de E. U. sostiene que la marihuana afecta el cerebro en desarrollo citando un estudio de investigadores australianos.

El NY Times responde: "El estudio ha sico criticado por investigadores noruegos que argumentan que los factores socioeconómicos explican la aparente perdida de IQ y el verdadero efecto de la marihuana es cercano a cero. Y recuerden que nadie responsable está pidiendo que la legalización haga disponible la marihuana a adolescentes".

2. El gobierno de E. U. sostiene que el uso de marihuana lleva a calificaciones más bajas, citando estudios donde se "asocia" el uso de cannabis con menores calificaciones.

El NY Times responde: "De hecho, el sondeo citado por la Casa Blanca advierte: 'Las asociaciones no prueban causalidad. Se necesitan mayores investigaciones para determinar si las bajas calificaciones llevan al alcohol u otras drogas, el alcohol y otras drogas llevan a bajas calificaciones, o algunos otros factores llevan a ambos de estos problemas'".

3.  El gobierno de E. U. sostiene que la marihuana es adictiva.

El NY Times responde: "Este tercer apartado exagera enormemente el tipo de dependencia que experimentan los usuarios de marihuana... Algunos expertos creen que no es más adictiva que el café".

4.  El gobierno de E. U. sostiene que conducir bajo la influencia de la marihuana genera más accidentes de tránsito.

El NY Times responde:

Algunos estudios sugieren que conductores bajo la influencia de la marihuana en realidad sobrestiman el impedimento para conducir y lo hacen de manera más cuidadosa, mientras que conductores bajo la influencia del alcohol tienen menos precauciones. Algunos estudios implican a la marihuana como un factor en accidentes de vehículos motorizados, pero otros no. La combinación de cannabis y alcohol es ciertamente más peligrosa que cada una de estas sustancias por separado.

Así las cosas, queda claro que los puntos de la Casa Blanca son poco contundentes y palidecen ante la evidencia a favor del uso responsable de la marihuana y la información consciente en torno a sus efectos y posibles usos medicinales. El Times recomienda:

dar pasos para regular que la marihuana no sea utilizada por adolescentes. No pedimos que se permita a las personas conducir bajo la influencia de la marihuana: conducir bajo la influencia de cualquier droga, incluyendo la marihuana, es ilegal y debe de mantenerse así. No estamos tampoco urgiendo a los adultos a empezar a fumar marihuana. Simplemente estamos pidiendo al gobierno federal que abra camino para que los estados puedan decidir qué políticas funcionan mejor para sus propios ciudadanos.