*

X

Joven se cansa del mundo de los alquileres e hipotecas, y construye su propia casa

Por: pijamasurf - 03/20/2014

Una lección frontal para millones de jóvenes es la que nos da este californiano que para emanciparse de rentas o deudas, prefirió construir su propia casa y el resultado es sorprendente.

Millones de jóvenes alrededor del mundo compartimos un mismo problema: la vivienda. Entre los múltiples retos que tenemos a la hora de enfrentar el mundo 'real', tras una vida escolar que generalmente suaviza o amortigua en alguna medida los embates de la selva, el dónde vivir es sin duda uno de los más complicados –y a la vez inevitables. Tarde o temprano, al independizarte del hogar familiar, te enfrentas a un sendero bifurcado que parece condenado a la frustración. Precios excesivos en las rentas, los cuales pagas sabiendo que a mediano plazo no te significarán ningún mérito patrimonial o hipotecas que te obligan a someterte durante quince, veinte o más años a las instituciones bancarias, con complejos escenarios financieros de los cuales solamente extraes la conclusión de que serás cautivo, durante una eternidad mental, de tipos a quienes por cierto consideras como un explícito mal de la realidad contemporánea.

Evidentemente este escenario puede resultar en una buena dosis de estrés, y nubla la ruta hacia un destino que en teoría debiese estar garantizado para todos: la calidad de vida. Frente a estas circunstancias es difícil concebir más alternativas que las que componen la nefasta bifurcación: alquileres sobrevaluados de acuerdo a un mercado inmobiliario generalmente voraz o hipotecas bancarias poco accesibles y que, paradójicamente, alimentan ese mismo sistema que origina la poco deseable situación.

Alek Lisefski es un joven californiano que cansado del panorama inmobiliario que enfrentaba, decidió darle un dedo medio al mercado y los bancos, y en lugar de seguir alquilando eternamente un hogar o de endeudarse por muchos miles de dólares, eligió otro camino –por cierto uno disponible para muchos de los que nos quejamos de la situación. Alek, quien vive de su trabajo como diseñador web freelance, reunió toda la información disponible acerca de cómo construir tu propia casa y utilizando todos sus ahorros y los de su novia Anjali (que juntos sumaban unos treinta mil dólares), construyó una diminuta pero acogedora y cómoda casa. Luego de un proceso que, presumo, fue por completo apasionante, finalmente el nuevo hogar estuvo listo: una preciosa 'casita' móvil, de unos 55 metros cuadrados, suficiente para que el, Anjali, y su perro Anya, se mudaran.

Screen Shot 2014-03-20 at 5.29.14 PM

 

El arrojó de Alek no solo le permitió proveerse de una casa libre de deuda, emancipándose de alquilar para siempre un techo, también lo inspiró a cambiar su estilo de vida, simplificando su existencia y gozando de los beneficios que probadamente conlleva adoptar esta medida:

Habitar un espacio tan pequeño me obliga a vivir de una forma más simple, organizada y eficiente. Sin espacio para almacenar cosas o para esconderme del resto del mundo, estaré obligado a pasar más tiempo al aire libre, en la naturaleza y conviviendo con mi comunidad. Esto se traducirá en una mejor salud y en relaciones más saludables. Al no tener que pagar una renta entonces ahorraré dinero lo cual me permitirá una vida laboral menos acelerada, y así tener más tiempo para dedicar a mi salud, a mis otros intereses y a viajar. 

A raíz de esta tan épica como accesible experiencia, Alek creó el proyecto Tiny Project. Básicamente se trata de un blog en el que comparte su experiencia, las razones que lo llevaron a tomar esta decisión y el aprendizaje que ha tenido hasta ahora. pero además los planos de su casa están disponibles (a cambio de 200 dólares), una medida que no solo le permite generar algo de dinero extra, sino incitar directamente a otras personas a que recurran a una opción semejante, con la ventaja de tener la experiencia de Alek como una referencia útil. Por cierto, no queda del todo claro en que terreno instaló su pequeño hogar móvil, aunque en su blog afirma que pronto entrará en detalles al respecto. 

Vivimos tiempos en los que los  vicios de un modelo heredado y el inédito acceso a información antes hermética, se traducen en una inquietud latente por hacer las cosas diferentes, reprogramar nuestros estilos de vida y explorar alternativas más dignas y saludables. Sin embargo, también tenemos la obligación de, en alguna medida, bajar ese ímpetu y atender ese llamado, materializando en nuestra vida práctica esas reflexiones. El caso de Alek es ciertamente inspirador, o mejor dicho ejemplar, y si analizamos el caso se trata simplemente de un tipo que decidió tomar otra ruta que la culturalmente 'impuesta', y con un poco de valor, creatividad y confianza, hackeó uno de los problemas más comunes que compartimos hoy muchos de nosotros. 

Te podría interesar:

10 hábitos de personas altamente intuitivas

Por: pijamasurf - 03/20/2014

La intuición se cotiza cada vez más en estos tiempos, y ello es porque estamos rodeados de distracciones que nublan nuestras capacidades inconscientes. Estos son 10 consejos para afinar tu intuición y tomar mejores decisiones.

Johan-Hendrik-Weissenbruch-Sailing-Boat-in-Choppy-Seas 

La mente intuitiva es un regalo sagrado y la mente racional es un fiel sirviente.

Hemos creado una sociedad que rinde honores al sirviente y ha olvidado al regalo.

 -Albert Einstein

 

La intuición no sólo es difícil de definir, sino que ha sido bastante relegada a la categoría New Age donde ha perdido fortaleza. Pero es un sentimiento, o una emoción, que a todos nos habita y por lo tanto habría que darle mucho más espacio. Se podría describir como ese razonamiento inconsciente, pero claro, que nos mueve a hacer algo sin decirnos cómo o por qué. Se siente en la panza (the guts) o en el pecho, a veces, y la verdad es que cuándo nos detenemos a sentirlo y le hacemos caso, tomamos las mejores decisiones. Sentimos, al menos, que tomamos una decisión congruente con nuestro estado.  

Por lo mismo hay un creciente número de evidencia anecdótica, combinada con esfuerzos sólidos de investigación, que sugiere que la intuición es un aspecto crítico de cómo los humanos interactuamos con nuestro ambiente y cómo, ultimadamente, tomamos muchas de nuestras decisiones. Carolyn Gregoire, una de las editoras del Huffington Post, escribió una nota en la que enumera diez cosas que las personas intuitivas hacen diferente que los demás. Su lista, que transcribimos abajo, es más bien una suerte de manual para abrirle más espacio a la intuición y vivir con más tranquilidad y congruencia. Para tomar las mejores decisiones se requiere un balance de intuición –que levanta un puente entre el instinto y el razonamiento– y el pensamiento racional. Pero la convención cultural ha ido en contra del instinto y la intuición, y ello nos lleva a descartar muchas veces nuestras “corazonadas”, en detrimento propio.

 

Diez cosas que las personas intuitivas hacen distinto

 

1. Escuchan a su voz interna

El elemento principal que distingue a alguien intuitivo de alguien que no lo es que se detienen a escuchar, en lugar de ignorar, la guía de sus intuiciones y sentimientos físicos.

 

2. Se toman tiempo para estar solos

Si quieres ponerte en contacto con tu intuición, deja el teléfono, la computadora, la televisión y siéntate en casa a estar solo por un rato. Aquí puedes tomar las mejores decisiones basado en cómo te sientes al respecto.

 

3. Crean

Las personas creativas son altamente intuitivas. Y al igual que puedes aumentar tu creatividad mediante la práctica, puedes impulsar su intuición. De hecho, practicar una puede ayudar a construir a la otra.

 

4. Meditan

Las distintas prácticas de meditación pueden ser una excelente manera de destapar tu intuición. Puedes alinearte con ella y al final tomar una decisión de la que estés absolutamente seguro. El autoconocimiento que llega por medio de la meditación y poner atención a nuestra experiencia presente sin hacer un juicio de valor nos ayudan a entender mejor nuestras personalidades y por lo tanto a actuar acorde con ellas.

 

5. Observan todo

Lo primero que debes hacer es darte cuenta; lleva un diario y date cuenta cuándo suceden cosas extrañas. Ganarás un sentido agudo de cada cuánto ocurren coincidencias, conexiones sorprendentes o intuiciones precisas en tu vida diaria.

 

6. Escuchan a su cuerpo

Si alguna vez te han dado náuseas o dolor de panza cuando sabías que algo estaba mal pero no sabías exactamente qué, puedes entender que la intuición puede causar sensaciones físicas en el cuerpo. Pon atención a ese “segundo cerebro”.

 

7. Conectan profundamente con otros

La empatía es uno de los grandes compañeros de la intuición. Dedicar tiempo a observar y escuchar a otros cara a cara puede ayudar a impulsar tus poderes de empatía.

 

8. Prestan atención a sus sueños

Tomar tiempo para pensar en tus sueños es una manera de comunicarte con tus procesos inconscientes. Ambos, los sueños y la intuición nacen del inconsciente, así que puedes comenzar a destapar esta parte de tu mente al prestar atención a tus sueños. Los sueños guardan bastante información sobre cómo vivir tu vida.

 

9. Disfrutan de bastante tiempo de relajación

Pocas cosas arruinan más la intuición que el trabajo constante, hacer varias cosas a la vez, estar conectado a dispositivos digitales y estar estresado y fatigado. De acuerdo a Gregoire, siempre tenemos un sentido intuitivo acerca de la gente en nuestras vidas –a un nivel profundo, sabemos diferenciar a los buenos de los pretensiosos o falsos—pero no siempre estamos suficientemente despiertos para reconocer la diferencia. El problema es que estamos demasiado ocupados.

 

10. Dejan ir las emociones negativas

Las emociones fuertes, particularmente las de enojo o frustración, nublan la intuición. Muchos de nosotros hemos sentido que algunas veces “no somos nosotros mismos” cuando estamos arrobados por alguna emoción, y ello puede ser porque estamos desconectados de nuestra intuición. Para dejar ir emociones de este tipo lo mejor es meditar o crear.