*

X

Todas las historias en sencillos diagramas: la tesis de Kurt Vonnegut que fue rechazada en la Universidad de Chicago (INFOGRÁFICO)

Por: pijamasurf - 02/23/2014

¿Todas la historias alguna vez contadas se podrían resumir a un puñado de formas? Según Kurt Vonnegut, sí. Alguna vez el escritor estadounidense presentó esta tesis en la Universidad de Chicago pero, pese a su elegante simpleza y su voluntad lúdica, el mundo académico la rechazó.

kurtSe dice, quién sabe con cuánta verdad, que en literatura hay sólo un puñado de temas sobre los que es posible escribir y, en términos generales, todas las obras alguna vez escritas son sólo variaciones de esos mismos. El amor, la muerte, el heroísmo, la tragedia de vivir y acaso algunos pocos más. Paradójicamente, esto no va en detrimento de la literatura y quizá tampoco podría ser de otro modo. Como aseguraba Kierkegaard, “cuando se afirma que la vida es una repetición, se quiere significar con ello que la existencia, esto es, lo que ya ha existido, empieza a existir ahora de nuevo”. Puede ser que el amor nos suceda a todos, pero nuestra condición histórica, subjetiva, hace que a todos nos suceda siempre por primera vez, como si nunca antes hubiera sucedido en el mundo ―y en la transmisión de esa inauguración imposible reside el talento del escritor.

En algún momento de su carrera, Kurt Vonnegut elaboró una serie de diagramas que partían de la premisa de que todas las historias alguna vez contadas podían graficarse a partir de dos ejes: por un lado, el eje de la Fortuna (Buena en la parte superior, Mala en la inferior) y, en la línea horizontal, el eje que comienza en el Principio de la historia para terminar no en el fin, sino en la Entropía. Vonnegut aseguraba que en esta adaptación del plano cartesiano cabían lo mismo las historias del Antiguo Testamento que, digamos, el cuento de la Cenicienta, en particular si estas se consideran desde el punto de vista del protagonista y su devenir sobre el eje de la Fortuna.

Así, por ejemplo, en la forma “Chico conoce Chica”, el personaje principal comienza en un punto más bien medio, en el que su fortuna no es buena ni mala, pero a partir del encuentro se desencadenan altibajos que lo llevan a la cima pero también a lo más hondo de la mala suerte. O, si se toma una historia de Kafka para ejempificar la forma “De mal en peor”, vemos que la fortuna del protagonista no hace sino hundirse cada vez más conforme avanza la historia, hasta el infinito según Vonnegut.

La propuesta del escritor estadounidense era el punto medular de su tesis de maestría en antropología que presentó en la Universidad de Chicago (“su contribución a la cultura más hermosa”, como gustaba de presentarla). Curiosamente, esos círculos académicos rechazaron el proyecto por considerarlo “demasiado simple y parecer muy divertido”, criterios consistentes con la aversión natural de las universidades a todo lo lúdico y poco pretencioso.

Recientemente, la diseñadora Maya Eilam retomó la idea del autor de Matadero 5 para elaborar este infográfico en el que se resumen visualmente los gráficos de Vonnegut. Cabe mencionar, sin embargo, que antes, en un artículo de brain pickings Maria Popova había hecho algo similar, con imágenes más sencillas pero que igualmente ilustran de buena manera 4 de las 8 formas de historias. En esta ocasión compartimos ambas visualizaciones y además, al final, el video la conferencia en la que Vonnegut explica todo esto.

kurt-vonnegut--the-shapes-of-stories

Clic en la imagen para ampliarla

vonnegut_maninhole vonnegut_boymeetsgirl vonnegut_kafka vonnegut_hamlet vonnegut_cinderella

 

Te podría interesar:

¿Por qué algunas personas recuerdan mejor sus sueños?

Por: pijamasurf - 02/23/2014

Nuevos estudios revelan que ciertas regiones del cerebro presentan mayor actividad en las personas que son capaces de recordar con mayor precisión sus sueños.

Mioke

¿Por qué algunas personas siempre pueden recordar sus sueños mientras que otras casi no los recuerdan? Un nuevo estudio sugiere que la actividad de cierta parte del cerebro podría tener la respuesta.

El estudio, publicado por la revista Neuropsychopharmacology, muestra que la región del cerebro llamada unión temporoparietal registra más actividad espontánea entre las personas que recuerdan sus sueños regularmente, en comparación con la gente que raramente los recuerda.

Se examinó la actividad cerebral espontánea de 41 personas a través de tomografía por emisión de positrones, mientras dormían y mientras permanecían despiertos. La mitad de los voluntarios recordaban en promedio cinco sueños a la semana, mientras que la otra mitad lograba recordar apenas un par de sueños al mes.

Los investigadores encontraron que la actividad espontánea del cerebro en el córtex prefrontal medio y la unión temporoparietal era más alta tanto en el periodo de sueño como en la vigilia para los que eran buenos para recordar sus sueños. La unión temoroparietal es conocida por jugar un rol importante en el procesamiento de información tanto del cuerpo como de estímulos externos.

Los nuevos hallazgos surgen apenas después de que el mismo investigador, Perrine Ruby del Centro de investigación en Neurociencias de Lyon, mostrara que las personas que pueden recordar sus sueños son en general individuos más “despiertos” y sus cerebros registran más altos niveles de reacción ante el ruido y otros estímulos durante el sueño y mientras están despiertos.

La pregunta es entonces: ¿una mayor actividad en la unión temporoparietal del cerebro es la causante o es la consecuencia de estar más conscientes del desarrollo de nuestros sueños?

¿Tú qué tan bueno eres recordando tus sueños?

[The Huffington Post]