*

X

¿El comportamiento de los adolescentes determinará el futuro de la tecnología?

Por: pijamasurf - 01/06/2014

Las tendencias de consumo en adolescentes son un poderoso impulsor económico que los "adultos" (léase: inmigrantes digitales) están comenzando a considerar seriamente.

nativos-digitales

Facebook comenzó como el pasatiempo de unos chicos de universidad para convertirse en una poderosa fuerza social; la historia todos la conocemos. Pero ¿qué puede decirnos la adopción de redes sociales acerca de las tendencias de la sociedad en sí? ¿Nos hemos vuelto una sociedad adolescente, ávida de la novedad y la diferencia, adicta incluso, o es que los adultos están comenzando a tomar seriamente en cuenta a los adolescentes como parte de una nueva forma de relacionarse con el mundo?

Parte de esta pregunta consiste en darnos cuenta de que durante la última década nuestros hábitos sociales han cambiado: la forma de relacionarnos, de conocer personas (e incluso de romper con ellas) ha cambiado radicalmente gracias a estas herramientas; y no sólo esto: los adolescentes de países desarrollados y en vías de desarrollo tienen hábitos de consumo que son relevantes económicamente. En otras palabras: el que los adolescentes gasten dinero en smartphones y apps hace que quienes manejan la economía comiencen a tomarlos en cuenta desde un punto de vista de participación en la movilidad del capital.

Hemos visto una y otra vez la misma historia: un "adulto" (en jerga web, un "inmigrante digital") con cara de azoro y estupefacción frente al bailoteo de los dedos de un nativo digital (probablemente de entre 12 y 30 años) tratando de comprender qué es o cómo funcionan Facebook, Twitter, Instagram o Snapchat. En un principio, esos adultos eran los únicos que manejaban las finanzas de acuerdo a patrones que aprendieron durante el siglo XX; pero luego de que los nerds comenzaran a volverse una fuerza en la redistribución de la economía mundial, los adultos tuvieron que ponerse al día.

Una de estas "puestas al día" la dio Mark Zuckerberg con la arriesgada decisión de comprar Instagram por la nada despreciable cantidad de mil millones de dólares; y mientras Facebook mismo se vuelve popular lentamente entre "adultos", los nativos digitales migran a redes donde sus padres no puedan ver lo que hacen. Snapchat es una red que gana tracción a cada momento, no sólo como una alternativa al sexting, sino como un protocolo de comunicación masiva con pleno derecho de residencia en la web. No extraña por tanto que Facebook y Google ofrecieran cada uno $3 mil millones de dólares para comprarlo y hayan regresado a casa con las manos vacías.

Con 20% del mercado de iPhones y más de 25 millones de usuarios activos sólo en EU, Snapchat está valuada en $116 mil millones de dólares y conoce el potencial adictivo de los early adopters, es decir, de los usuarios que al utilizar una plataforma de comunicación en sus etapas tempranas también contribuyen a determinar su forma y función posteriores. 

Los adolescentes no sólo pueden enseñarles a los adultos lo que está de moda, sino también modificar las perspectivas de los adultos desde un punto de vista económico. Mientras las redes sociales sigan ganando tracción y siendo redituables, seguiremos viendo a más inmigrantes digitales preguntándole a niños de secundaria o chicos de preparatoria sobre cómo abrir una cuenta en Facebook...

¿Por qué nadie le avisó a Lucerito, la "novia de América", que ya no es cool matar animales?

Por: Javier Barros Del Villar - 01/06/2014

La actriz y cantante mexicana Lucero apareció en la portada de una revista presumiendo presas de caza y sonriente tras untar la sangre de su primera víctima en su rostro.

cara-pintada

Al leer el encabezado de esta nota es probable que te haya surgido alguna de las siguientes interrogantes: ¿Quién demonios es "Lucerito"?  ¿Por qué es "la novia de América"? ¿Ha llegado el fin del mundo?

Por esta razón, antes de pasar al tema central de esta nota, el cual desdobla nuevos enigmas, mejor responderemos brevemente a estas primeras preguntas.  

a) Lucero Hogaza, aka Lucerito, es una melosa celebridad ochentera, cantante y actriz, a quien el aparato mediático de México optó por asociar con una ternura desbordada: ojos brillando de inocencia, sonrisa dulce y actitud sumisa. 

b) Ignoramos dónde se originó este ridículo sobrenombre.

c) Aunque esencialmente no es el fin del mundo –pues el mundo ya acabó, y fue el 21 de diciembre de 2012, como bien lo advirtieron los "mayas"–, lo cierto es que el suceso que estamos reportando sí es una prueba más de la extravagancia que caracteriza nuestra época. 

Miles de mexicanos recibieron su primer gran sorpresa del año: imágenes de Lucero posando junto a una presa de caza, acompañada de su novio. La simple idea de que una de las figuras más dulces del imaginario pop presumiera sonriente el haber matado a una cabra salvaje de notables dimensiones, parecía más una mala broma que un hecho documentado. Y por si el shock cultural no fuese suficiente, la misma Lucero aparecía en otra fotografía, publicada por la misma revista de espectáculos, con manchas de sangre en el rostro –aparentemente como parte de un ritual de iniciación, popular entre los cazadores, que consiste en untar con la sangre de su primera presa el rostro del estrenado cazador. 

Llama la atención cómo, más allá de que la revista, según acusaciones posteriores de Lucero, haya obtenido las imágenes de forma cuestionable, esta excantante y actriz mexicana se divierta eliminando animales con un rifle, sobre todo cuando la tendencia de las celebridades alrededor del mundo es exactamente opuesta, en sintonía con la ecomoda y el cuidado al medioambiente. Y precisamente aquí surge una de las nuevas preguntas ¿Por qué nadie le avisó a Lucero y su novio que ya no es cool matar elefantes? ¿Estamos acaso ante una conspiración en contra de esta risueña pareja que simplemente gusta de la caza deportiva? ¿Fue Lucero programada mentalmente por su novio cazador para incurrir en estas acciones que, evidentemente, van en contra de su tierna naturaleza? 

Curiosamente, desde hace unos años, Lucerito fue elegida como la conductora y cara principal de Teletón, una hipermediática campaña de "asistencia social", encabezada por la mayor empresa de medios en México, Televisa, y a la cual otros empresarios y marcas se unen para hacer alarde de sus donativos a niños con discapacidades. Pero ahora el problema surge alrededor de la otra nueva interrogante: ¿Cómo una frívola cazadora, que sonríe junto a los cadáveres de sus presas, podrá difundir, con la conmovedora eficiencia que el contexto requiere, tan noble causa?

Sin duda a muchos seguidores de Lucero les tomara días, tal vez meses, recuperarse de esta noticia. A todos ellos les deseamos suerte, recuerden que fácilmente podría tratarse de Photoshop. 

Twitter del autor: @ParadoxeParadis

Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición de Pijama Surf al respecto.