*

X

¿La historia de Jesucristo fue un invento de aristócratas romanos para controlar a los pobres?

Por: pijamasurf - 10/12/2013

Comparando la vida de Jesús según se cuenta en el Nuevo Testamento y "La guerra de los judíos" de Flavio Josefo, el investigador Joseph Atwill concluye que la historia del Mesías fue en realidad una fabulación de autoridades romanas para mantener pacificada y controlada a parte de su población.
pastor Jesucristo como El Buen Pastor, vitral en la iglesia anglicana de San Juan Bautista, Ashfield, New South Wales, Australia (Alfred Handel, 1946; Imagen:Toby Hudson)

En una tesis que sin duda despierta polémica pero igualmente hace ver la antigüedad de la propaganda como un mecanismo de poder y control, el investigador estadounidense Joseph Atwill sostiene que la historia mesiánica de Jesucristo fue en realidad un invento del Imperio Romano para pacificar a los más pobres, un “sistema de control mental para producir esclavos que creían que Dios había decidido su esclavitud”.

Atwill es autor de Caesar's Messiah: The Roman Conspiracy to Invent Jesus, un libro recién publicado en el que desmonta la idea de que el cristianismo comenzó como una religión y, en su lugar, lo coloca como una sofisticada maniobra de propaganda gubernamental. De acuerdo con el investigador, los libros que integran el Nuevo Testamento (base de la doctrina cristiana) no fueron escritos por los evangelistas y otros personajes a quienes la tradición y el dogma atribuyen su autoría, sino por un grupo específico de aristócratas romanos en el siglo I de nuestra era.

Según esta interpretación, uno de los motivos detrás de dicha estrategia fue la persistente rebeldía del pueblo judío y, en particular, sectas religiosas que so pretexto de esperar la llegada de un “Mesías guerrero”, con frecuencia desafiaban la hegemonía de Roma. En cierto punto el Imperio dejó de lidiar con este problema por la vía armada y, a cambio, optó por la psicológica, según defiende Atwill.

“En vez de alentar la guerra, este Mesías incitaba al pacifismo de poner la otra mejilla y animaba a los judíos a “dar al César” y pagar sus impuestos a Roma”, explica el investigador. Y continúa:

Aunque el cristianismo pude ser cómodo para algunos, también puede ser muy dañino y represivo, una forma insidiosa de control mental que conduce a la aceptación ciega de la servidumbre, la pobreza y la guerra a través de la historia. Actualmente, en especial en Estados Unidos, es utilizado para generar apoyo para la guerra en Medio Oriente.

Como evidencia de sus afirmaciones Atwill presenta una comparación entre las narraciones del Nuevo Testamento y la de Flavio Josefo en La guerra de los judíos, el único testimonio escrito conservado de la vida en Judea durante el siglo I. Atwill asegura que entre ambos relatos hay similitudes que hasta ahora han pasado inadvertidas a propósito de esta posible invención propagandística.

Lo que parece que ha sido eludido por muchos investigadores es que la secuencia de eventos y lugares del ministerio de Jesús es más o menos la misma que la secuencia de eventos y localidades de la campaña militar de Tito Flavio según la describe Josefo. Esta es una evidencia clara de un patrón construido deliberadamente. De hecho, la biografía de Jesús está construida, de principio a fin, sobre historias previas, pero especialmente sobre la biografía de un César romano.

Carta de felicitación de Anthony Hopkins a Bryan Cranston, el magistral Heisenberg de Breaking Bad

Por: pijamasurf - 10/12/2013

Hopkins no reparó en halagos no solamente para el personaje de Bryan Cranston, sino para todo el equipo de producción de Breaking Bad.

hopkins

El notable actor y ganador del Oscar, sir Anthony Hopkins, le envió al actor Bryan Cranston (Heisenberg) un email donde no sólo se confiesa fanático de la recientemente culminada Breaking Bad, sino que equipara el trabajo de la serie a lo mejor de la tragedia grecorromana e incluso shakesperiana.

El mail fue publicado en la página de Facebook del actor Steven Michael Quezada (Gomez en la serie). El publicista de Hopkins ha confirmado ya que el email es auténtico y lo reproducimos a continuación en su totalidad:

 

Estimado señor Cranston,

Quise escribirle este email, por lo que lo estoy contactando a través de Jeremy Barber --entiendo que ambos somos representados por UTA. Gran agencia.

He terminado de ver un maratón de "BREAKING BAD", desde el episodio uno de la Primera Temporada hasta los últimos ocho episodios de la Sexta Temporada. (Descargué la última temporada en AMAZON). Un total de dos (adictivas) semanas viéndola.

Nunca he visto nada como esto. ¡Brillante!

Su actuación como Walter White fue la mejor que yo hubiera visto nunca.

Sé que hay mucho bombo y platillo y porquerías enfermizas en este negocio, y de algún modo le he perdido la fe en realidad.

cranston

Pero este trabajo suyo es espectacular, absolutamente deslumbrante. Lo que es extraordinario es la transparente fuerza de cada uno en la producción entera. ¿Cuánto fue? ¿Cinco o seis años en filmarse? La forma de los productores (siendo usted uno de ellos), los escritores, directores, camarógrafos... [de] cada departamento, casting, etc., de arreglárselas para mantener la disciplina y el control de principio a fin, es (esa palabra tan gastada) impresionante.

De lo que comenzó como una comedia negra, desciende en un laberinto de sangre, destrucción e infierno. Fue como una gran tragedia jacobina, shakesperiana o griega.

Si alguna vez tuviera la oportunidad, comunique por favor mi admiración hacia todos --Anna Gunn, Dean Norris, Aaron Paul, Betsy Brandt, R.J. Mitte, Bob Odenkirk, Jonathan Banks, Steven Michael Quezada --everyone --todos dieron una clase magistral de interpretación... La lista es interminable.

Gracias. Este tipo de trabajo/oficio es extraño y cuando, una vez cada tanto, ocurre, como en este trabajo épico, nos devuelve la confianza.

Usted y todo el elenco son los mejores actores que yo haya visto.

Podría sonar como un pulmón lleno de bombos y platillos. Pero no lo es. Es casi medianoche aquí en Malibú, y me sentí obligado a escribir este email.

Felicidades y mi más profundo respeto. Es usted un gran, gran actor.

Saludos cordiales,

Tony Hopkins