*

X

¿El kraken de los mitos apocalípticos? Sorprendente calamar gigante aparece en las costas del Mar Cantábrico

Por: pijamasurf - 10/04/2013

En la playa de La Arena, en Pechón, una ciudad costera del Mar Cantábrico, apareció el cadáver de un calamar gigante, una criatura de aproximadamente 180 kilos y más de 10 metros de extensión.

calamar

Como si se tratara de una criatura salida de las fantasías más temibles, los mitos nórdicos que identifican la aparición del kraken con el fin de los tiempos o las ensoñaciones ominosas de H. P. Lovecraft, en Pechón, una ciudad costera en el Mar Cantábrico, en España, apareció el cadáver de un calamar gigante (Architeuthis dux) de aproximadamente 180 kilos y más de 10 metros de extensión. Tan solo su ojo mide aproximadamente 25 cm de diámetro.

Aunque el calamar gigante no es una especie desconocida, su aparición fuera de las aguas profunda, donde tienen su hábitat, es poco frecuente. Sin embargo, en este caso cabe mencionar que, según informa el periódico español ABC, el Caladero de Carrandi (a 25 millas al noreste de Gijón) es una de las zonas donde se ha registrado el mayor número de estos cefalópodos, además de Kaicoura, al sur de Nueva Zelanda.

calamar3

calamar2

Una aparición a un tiempo siniestra y fascinante que nos recuerda los misterios que aún viven en las profundidades de los océanos y, por otro lado, la posibilidad de que incluso ahí llegue el daño que la actividad humana provoca al planeta.

The Kraken

Below the thunders of the upper deep;
Far, far beneath in the abysmal sea, 
His ancient, dreamless, uninvaded sleep
The Kraken sleepeth: faintest sunlights flee
About his shadowy sides: above him swell
Huge sponges of millennial growth and height; 
And far away into the sickly light, 
From many a wondrous grot and secret cell
Unnumbered and enormous polypi
Winnow with giant arms the slumbering green.
There hath he lain for ages and will lie
Battening upon huge sea-worms in his sleep,
Until the latter fire shall heat the deep;
Then once by man and angels to be seen,
In roaring he shall rise and on the surface die.

Bajo los truenos de la superficie,
en las grietas del mar abismal,
el Kraken duerme su antiguo sueño sin sueños.
Pálidos reflejos se agitan alrededor
de su oscura forma;
vastas esponjas de milenario crecimiento y altura
se inflan sobre él, y en lo profundo de la luz enfermiza,
pulpos innumerables y desmedidos baten
con brazos gigantescos
la verdosa inmovilidad,
desde secretas celdas y grutas maravillosas.
Yace ahí desde siglos, y yacerá,
cebándose dormido de inmensos gusanos marinos
hasta que el fuego del Juicio Final consuma la hondura.
Entonces, para ser visto una sola vez por hombres y por ángeles,
rugiendo surgirá y morirá en la superficie.

Alfred Tennyson (traducción tomada de este blog)

Entre meditación guiada y manual de rediseño mental, este video titulado ‘How to Operate your Brain’, fue creado por Timothy Leary en 1993.

 Screen Shot 2013-10-06 at 10.50.21 PM

El desarrollo de la humanidad conlleva una extensión del lenguaje. Permanentemente estamos añadiendo nuevos términos a nuestro universo semántico, situación que a su vez extiende los márgenes de nuestra elástica realidad. Pero más allá de agregar ingredientes a nuestro universo racional, el nacimiento de nuevos conceptos, y de su respectiva terminología, permite, además, enriquecer nuestro menú de metáforas.

Con la consolidación de la cibercultura surgieron sustantivos como software, verbos como programar, y conceptos como hackear. Y con el tiempo, comenzamos a utilizar estos términos para describir un ejercicio tal vez milenario: re-configurar nuestra mente. Así hoy ‘sabemos’ que al recurrir a determinados protocolos mentales o psico-softwares, como por ejemplo una meditación guiada, entonces podemos no solo revitalizar nuestro cerebro, sino hackear nuestra propia realidad, es decir, incidir de manera precisa y voluntaria en la manera en la que percibimos, procesamos, e interpretamos nuestra existencia.

Independientemente de los sentimientos encontrados que a muchos de nosotros nos genere su figura, lo cierto es que Timothy Leary concretó significativas aportaciones al estudio de la mente en general, incluyendo la conciencia, y particularmente en su relación con los psicodélicos. Luego de una vida repleta de aventuras, tanto físicas como intangibles, en 1993, tres años antes de su muerte, Leary creó una especie de videomanual psiconáutico, titulado ‘How to Operate your Brain’.

Durante 28 intensos minutos, compuesto por imágenes y música pro-epilépticos, el video presenta un monólogo de Leary,  notablemente inspirado en las ideas del genial teórico de los medios, Marshall McLuhan, aparentemente diseñado para facilitar el ‘reseteo’ de tu mente.

La pieza comienza recordándonos que el estado original de nuestro cerebro es el caos. En sintonía con esta premisa, se nos recomienda saturarlo de información, desbordarlo, deconstruir su organización lineal:

Pero el caos es básicamente positivo. Relájate. ‘Surfea’ las ondas del caos y aprende a reprogramar tus realidades. Siéntate. Fluye. Abre tus ojos. Apaga tu mente. Des-afoca y deja que las ondas del caos recorran tu cerebro. Flota a la deriva. Zoom. Diseña. Crea un nuevo orden, tu orden, tu estilo desde el caos.

El manual prosigue profundizando en abstracciones más complejas y estimulantes. La brújula sigue siendo la obligación existencial de actuar como ingeniero de tu propia realidad, pero ahora, la comunión con el caos se desdobla en una tajante invitación: cuestiona la autoridad, piensa por ti mismo, aléjate de la veneración autómata, y sobretodo, conócete a ti mismo.

La meditación guiada continúa. Ahora adquiere la forma de un racimo de advertencias alrededor de los medios: “Cambia las palabras que utilizas. Cambia las formas en las que te comunicas. Si cambias el medio, entonces te cambias a ti mismo. Y cambias tu sociedad”. Dos o tres citas de McLuhan, el mensaje se mantiene: cambia el medio, no dejes que nadie controle tu percepción de las cosas.

Finalmente entramos a la celebración de la cultura digital como una pradera repleta de posibilidades, de medios y mensajes floreciendo, de fantasías programables, y cierra con un optimista decreto en torno a la telepatía: “Acabamos de aprender como comunicarnos de cerebro a cerebro, de alma a alma”.

How to Operate your Brain es una especie de reliquia vintage de contracultura y neuro-responsabilidad ontológica. Y más allá de su potencial, existente o no, de fungir como un instructivo de re-programación mental, no podemos dejar de reconocerle a esta pieza su calidad de recordatorio: eres lo que quieres ser, no hay pretextos. 

Twitter del autor: @ParadoxeParadis