*

X

Dreammachines, el nuevo álbum de John Zorn (en honor a Brion Gysin y William Burroughs)

Por: Javier Barros Del Villar - 09/03/2013

El magistral Zorn nos comparte un memorable disco que incluye la interpretación de músicos como John Medeski; esta obra es un tributo a la "maquina de los sueños", creada por Brion Gysin

R-4768433-1374916031-1726

John Zorn es una figura fundamental en la escena musical de las última décadas. Con más de un centenar de álbumes, y participando en diversos proyectos, varios de ellos brillantes, este compositor y multi-instrumentalista neoyorquino ha realizado valiosas aportaciones a la actualidad musical.

Recientemente Zorn, enérgico como de costumbre, lanzó Dreammachines, el cual es ya la cuarta producción en la que participa este año –recordemos que estrenó hace unos meses The Mysteries, además de la vigésimo quinta entrega de la serie Filmworks, y el Tap: Book of Angels Vol 20 bajo el proyecto de Masada Book Two. 

El disco está explícitamente inspirado en el trabajo de Brion Gysin, el famosamente desconocido inventor de la “máquina de los sueños”, y quien junto con William Burroughs se dedicó a explorar los límites convergentes entre la mente y la materia.

Pero más allá de ánimos psiconaúticos, Dreammachines, que actúa como una especie de lienzo sobre el cual el autor imprime, con la agilidad que le caracteriza, una rica mezcla de ritmos, tiempos y atmósferas, tiene más un carácter de avant jazz lúdico, latinizado, que por momentos recuerda ciertas piezas de Chic Corea –pero a diferencia de este, Zorn también coquetea, sin prescindir de su espíritu lúdico, con una identidad sonora mucho más complejas, lo cual ciertamente se agradece.

Interpretadas por The Nova Quartet, que incluye a los virtuosos John Medeski en el piano, y Joey Baron en las percusiones, las composiciones de Zorn juegan con abstracciones rítmicas, pero también pueden transportarte, con armónica fugacidad, a parajes orientales –como los cuartos de té en Marruecos donde Burroughs y Gysin alguna vez se reunieron.

Contrario a lo que podríamos suponer que emanaría de la combinación entre Zorn y los legendarios juegos psíquicos que diseñó la pareja de psiconautas, Dreammachines es un disco que irradia frescura, fácil de llevar y agradable –pero sin caer en comodidades musicales ni atajos rítmicos. En resumen, se trata de una obra que, aún en contraste con la prolífica discografía de su autor, destaca por su calidad. 

Twitter del autor: @ParadoxeParadis

Esta oruga con forma de nudo se convertirá algún día en una estrella como nuestro Sol (FOTO)

Por: pijamasurf - 09/03/2013

El telescopio espacial Hubble captó recientemente la imagen de esta proto-estrella, una de las más brillantes del universo y la cual, por sus características, podría convertirse algún día en un astro como nuestro Sol.

cat

Por la naturaleza misma de nuestro universo y el ritmo con el que ocurren sus fenómenos, estamos un tanto habituados a considerarlo como algo estable, fijo. Sus transformaciones son, para nuestra escala, tan lentas, que en ocasiones pareciera que estas no ocurren en realidad. Y sin embargo se mueve, como dijo Galileo.

Recientemente el telescopio espacial Hubble captó la imagen de una proto-estrella que, de acuerdo con el estudio científico al respecto, tiene características que la asemejan a nuestro Sol o dicho de otro modo, llegará el momento en que se convierta en un astro sumamente similar al que mantiene en orden al sistema en el que habitamos.

Se trata de una formación de gas y polvo con una extensión de un año luz, localizada a su vez a 4,500 años luz de la Tierra. Se le clasifica dentro de las estrellas de tipo O y también entre las más brillantes y cálidas del universo. Oficialmente su nombre es IRAS 20324+4057 y se le localiza en la asociación conocida como “Cisne OB2”, una región conocida por su densa formación de estrellas e la constelación homónima.

En el caso específico de la IRAS 20324+4057, se trata de un “nudo con forma de oruga”. Su estado es más bien incipiente y todavía recolecta material de la nube de gas que la rodea. Al final, cuando su etapa de formación concluya y sea ya una estrella joven, puede ser que su masa sea hasta 10 veces la de nuestro Sol, pero también puede ser que la radiación de estrellas cercanas destruya ese capullo de gas en que se encuentra, con lo que su masa sería la misma que la del Sol.

Una imagen que de algún modo nos hace pensar en lo que era el Universo antes de ser, dicho en términos humanos, el universo conocido.

[io9]