*

X

"Lágrimas de Dios" en árbol de California son en realidad excremento de insectos

Por: pijamasurf - 08/19/2013

Creyentes siguen afirmando que el líquido que sale de un árbol frente a la catedral de San Juan son "lágrimas de Dios", a pesar de que botánicos y entomólogos pueden aportar la explicación real.

Creyentes católicos de una localidad de Fresno, California, suelen rendir tributo a un árbol que está justo afuera de la catedral de San Juan. Los medios locales dieron cobertura a la historia, y la comunidad local lo consideró un milagro.

Por ejemplo, una creyente dijo a un programa de televisión local que "cuando uno dice 'alabado sea el nombre de Jesús' el árbol comienza a arrojar más aguas." Las propiedades milagrosas del árbol pronto atrajeron más creyentes y más prensa, y como ocurre en algunas ocasiones, también a algún científico tratando de aguarle la fiesta a la religión.

El botánico Jon Reelhorn dijo que el fenómeno no es producido por intervención divina... a menos que consideremos divinas a todas las creaturas que pueblan el mundo, así como sus excrementos. Y es que el líquido que algunos creyentes consideran " lágrimas de Dios" es en realidad el desecho fisiológico de pequeños insectos llamados áfides o pulgones.

Reelhorn afirma que "los áfidos lamerán la savia, la savia irá a través del áfido", para luego convertirse en excremento que parece rocío de miel. Durante el verano este fenómeno aumenta, y simplemente instó a los creyentes a comprobarlo en otros árboles en la misma calle de la catedral de San Juan. El entomólogo Richard Covelo confirmó esta explicación, al explicar que en ocasiones las poblaciones de áfidos pueden ser tan numerosas "que parece que está lloviendo hacia afuera del árbol, con todo el rocío de miel escurriendo."

A pesar de estas explicaciones, los creyentes siguen dándose cita fuera de la Iglesia para rezarle al árbol. "Ellos pueden decir que es esta u otra teoría, el árbol lo hace cada año, es extraño cuando ocurre cuando hay un montón de gente rezando, cuando le pides al Espíritu Santo que se revele a sí mismo y luego ocurre de pronto y aún está aquí", afirmó una creyente.

[BuzzFeed]

Google advierte que los correos de Gmail son registrados

Por: pijamasurf - 08/19/2013

Al defenderse de una reciente demanda, Google ha afirmado que los usuarios de Gmail no pueden esperar que sus comunicaciones sean completamente privadas. ¿Oh, de verdad?

postal

Si envías un email a cualquiera de las 425 millones de cuentas de correo de Gmail en el mundo, no debes esperar que el contenido de ese correo sea completamente confidencial. Y es que Google se encuentra actualmente presionado por diversos grupos de defensa del consumidor acerca de su papel en la vigilancia que la National Security Agency lleva a cabo a escala mundial, así como de su probable participación.

La compañía fue demandada en mayo por "abrir ilegalmente, leer y recabar el contenido de los correos personales de la gente": mensajes personales, comerciales, de trabajo, el contenido en realidad no importa, pues lo que Google ha hecho desde hace años es filtrar ese contenido para mostrar anuncios personalizados para cada usuario de Gmail. La preocupación de grupos como Consumer Watchdog, entre los demandantes, es que Google se tome con tal ligereza el concepto de privacidad, una quimera o anacronismo para los tiempos que vienen.

Google se defendió afirmando que antes de la era del correo electrónico, cuando enviabas una carta "no podía sorprenderte que el asistente de tu corresponsal abriera la carta", por lo que "la gente que utiliza correo basado en web hoy en día no puede sorprenderse si sus comunicaciones son procesadas por el proveedor del servicio de comunicación en el curso de la entrega."

Lo que se pretende afirmar en este enunciado en apariencia tan técnico es que, por el hecho de enviar un email a una cuenta de Gmail, debemos asumir que Google lo "procesará", dicho en su jerga eufemista, aunque no tengamos muy claro qué involucra ese "procesar", más allá de la publicidad personalizada. 

John Simpson, director de Consumer Watchdog y crítico acérrimo de Google, dijo que en realidad la compañía está tergiversando la verdad con la metáfora postal, pues "enviar un email es como darle la carta a la Oficina Postal. Yo espero que la Oficina Postal entregue mi carta basándose en la dirección escrita en el sobre. No espero que el cartero abra mi carta y la lea."

Como un cartero indiscreto, Google no sólo provee un eficiente servicio de administración de correo electrónico, sino que echa una ojeada a su contenido --o al menos está entre sus prerrogativas hacerlo. Simpson sentencia: "Cuando envío un email, espero que este sea entregado al destinatario indicado... ¿por qué debería yo esperar que su contenido sea interceptado por Google y leído?"

La pregunta pendiente es si la privacidad será algo que nos gustaría conservar en el uso de las herramientas web o si, de lo contrario, la gente adoptara una ciega inercia, sabiendo que probablemente sus conversaciones no son tan relevantes como para merecer la mirada atenta de Big Brother-NSA. Después de todo, nadie tiene nada en su bandeja de Gmail por la cual deba preocuparse.

¿O sí?

[Guardian]