*

X

La relación entre la ansiedad y la creatividad según Kierkegaard

Por: pijamasurf - 08/21/2013

El filósofo danés nos ofrece un valioso punto de vista acerca de cómo la ansiedad (esa cosa indefinida y aterratora) está estréchamente relacionada con la creatividad y por qué nuestra productividad depende de cómo nos relacionemos con ella.

black-smoke-artwork-HD-Wallpapers

Para Kierkegaard, la ansiedad es una fuerza dual que puede ser tanto destructiva como generativa, dependiendo de cómo lidiemos con ella. En su tratado El concepto de la ansiedad, el filósofo danés explica la ansiedad como el efecto mareador de la libertad y la inmensidad de la existencia humana: una posibilidad que o te paraliza o te invita a actuar. Escribe:

La ansiedad es completamente diferente al miedo y a conceptos similares que se refieren a algo definitivo; la ansiedad es la realidad de la libertad como la posibilidad de la posibilidad.

[…]

La ansiedad puede compararse al mareo. Aquél que por casualidad se encuentre mirando hacia el ancho abismo se mareará. Pero, ¿cuál es la razón para esto? Está tanto en su propio ojo como en el abismo, porque supón que no hubiera mirado hacia abajo. Es así como la ansiedad es el mareo de la libertad, que emerge cuando el espíritu quiere proponer la síntesis y la libertad se asoma al abismo hacía su propia posibilidad, echando mano de la finitud para soportarse a sí misma. La libertad se rinde ante el mareo. En ese preciso momento todo ha cambiado, y la libertad, cuando vuelve a surgir, se encuentra con culpa. Entre estos dos momentos está el salto, que ninguna ciencia ha explicado y que ninguna ciencia puede explicar. Aquél que se vuelve culposo en la ansiedad se vuelve tan ambiguamente culposo como es posible volverse.

Quizá sin tantos conceptos figurativos podamos entender que la ansiedad de la que habla Kierkegaard es esa parálisis ante lo indefinido. Estamos educados a actuar y tomar decisiones basados en lo limitado, lo finito, lo mesurable. O al menos eso creemos. Pero cuando estamos parados frente al acaso, entonces surge el mareo. Y el mareo es la ansiedad. Pero el filósofo lleva ese concepto un paso más allá diciendo que una vez que hemos sentido ese mareo y esa parálisis ante la libertad, cuando volvemos a sentirlo ya va cargado de culpa. Y la combinación de la culpa y la ansiedad, apunta, “es el peligro de caer; en otras palabras, el suicidio”.

Sin embargo, para Kierkegaard la ansiedad también es una gran educación para los hombres, y argumenta que el fracaso o la fecundidad dependen de cómo nos orientemos en la ansiedad. “Quien esté educado [en la posibilidad] se queda con ansiedad; no se permite a sí mismo ser engañado por su falsificación incontable y recuerda claramente el pasado. Así los ataques de ansiedad, incluso si son aterradores, no lo serán tanto como para que corra de ellos. Para él, la ansiedad se vuelve un espíritu de servicio que contra su voluntad lo lleva a donde realmente desea ir”.

Así, para Kierkegaard la relación entre la creatividad y la ansiedad es muy estrecha. Es precisamente porque es posible crear (crearnos a nosotros mismos, crear nuestras innumerables actividades diarias, escoger un camino y seguirlo) que uno siente ansiedad. Nadie sentiría ansiedad si no hubiera posibilidades. Y naturalmente crear significa destruir algo previo. La culpa de la que habla Kierkegaard tiene mucho que ver con defraudarnos a nosotros mismos al paralizarnos ante las posibilidades y no atrevernos a destruir y crear.  

[Brain Pickings]

Documentos donde la CIA reconoce existencia del Área 51 (no son tan "secretos" como se pensaba)

Por: pijamasurf - 08/21/2013

Aunque en los documentos liberados hace unos días se reconoce oficialmente por primera vez la existencia del Área 51, existen documentos previos que avalaban su existencia.

Wfm_x51_area51_warningsign

Hace unos días se dio a conocer un documento obtenido a través de la Ley de Libertad de Información en Estados Unidos donde la CIA reconocía oficialmente la evidencia de la mítica Área 51, una base supersecreta en el desierto que, paradójicamente, puede que sea la base más famosa de la historia. Sin embargo, no se trata del primer documento del gobierno en hacerse público que hace referencia al Área 51 o a la investigación de OVNIS.

El documento obtenido por el National Security Archive de la universidad George Washington es un reporte con algunos detalles de reconocimiento aéreo de una zona donde se reconoce la existencia del Área 51, así como de los aviones espía U-2 y OXCART, desarrollados entre 1954 y 1974, en el corazón de la Guerra Fría, los cuales dan cuenta de los vuelos realizados sobre la zona frente a la posibilidad de que aeronaves soviéticas o enemigas, en todo caso, pudieran sobrevolar y dar cuenta de la existencia de la base.

El Área 51 ha aparecido en las noticias desde el sonado caso Roswell, y posteriormente de la mano de antiguos ingenieros que cuentan sobre las investigaciones que supuestamente se llevan a cabo en su interior. La cultura popular ha integrado el fantasma de la base supersecreta en libros, cómics, películas, series de TV y videojuegos, pero hasta ahora el gobierno de EU no había reconocido su existencia.

El experto en peticiones de acceso a información clasificada, John Greenewald, afirma que al menos otros dos documentos oficiales antes de el que nos ocupa han reconocido oficialmente la existencia del Área 51; el primero proviene del Departamento de Energía y afirma que una zona de 38,400 acres "una vez conocida como 'Área 51'" comenzó a ser administrada por la Comisión de Energía Atómica al menos desde el 25 de julio de 1958. 

El segundo documento es un documento de 1962 proveniente de la Fuerza Aérea, el cual hace recomendaciones sobre la forma en que un avión espía U-2 debería sobrevolar el área para saber qué vería un avión soviético o un satélite espía si tomara fotos del área. Según Greenewald, el nuevo documento fue hecho público con anterioridad, aunque en una redacción diferente. Ademas, cuenta con la particularidad de ser el primer documento del Área 51 en ser propiamente declasificado. 

Mapa declasificado del Área 51

En cierta sección del documento, de hecho, la CIA hace referencia a los OVNI. En el apartado "U-2, OVNIs y Operation Blue Book" se afirma que cuando los aviones U-2 comenzaron a hacer vueltos de prueba durante los 50, los reportes de OVNIs se incrementaron; los reportes llevaron a la Fuerza Aérea a comenzar el programa Operación Blue Book. Esta operación fue la respuesta oficial a las peticiones del público de investigar los avistamientos OVNI a partir de 1951, pero de hecho no fue el primero.

El primero fue Project Sign de 1948, que luego se convirtió en Project Grudge al año siguiente y Blue Book en 1951. La historia que cuenta las etapas más tempranas de estos programas secretos se encuentra en el libro del oficial retirado Edward J. Ruppelt, The Report on Unidentified Flying Objects; de hecho, se considera que Ruppelt fue el primero en proponer la nomenclatura "Unidentified Flying Objects (UFOs)" para referirse a los OVNIs.

En su reporte, Ruppelt reconoce que la Fuerza Aérea de EU ha negado oficialmente la existencia de naves interplanetarias, pero ello no implica que no se tomen en cuenta las disyuntivas que la existencia de tales naves plantearían para el programa de seguridad de EU. En otras palabras, aunque el gobierno no tenga o no comparta evidencias factuales de naves extraterrestres, se han creado comisiones y se han designado presupuestos para investigarlos. El rompecabezas, aunque con más piezas que antes, sigue siendo irresoluble.

[OpenMinds]