*

X

La muerte de Bowie desencadena la veta artística de miles (para bien o para mal)

Por: pijamasurf - 01/22/2016

La muerte cambia el estado de la materia, pero deja a los espíritus y las memorias libres para reencarnar en otras formas de expresión

En las mitologías, sólo a ciertos dioses o héroes les es dado reencarnar luego de pasar por la muerte, o visitar el reino oscuro para volver después al mundo de los vivos con un tesoro o un conocimiento nuevo. En el caso de David Bowie, sabemos que la desaparición física del músico, entertainer y artista indefinible es definitiva e irreversible en cuanto a su condición humana; sin embargo, como ejercicio de duelo colectivo, Bowie parece resucitar en una oleada de súbita creatividad patente en la inundación de retratos, instalaciones, disfraces, reinterpretaciones, en fin, diversas formas de homenaje que pastan por las praderas de Instagram desde hace al menos 1 semana.

Sin duda, la urgencia de figurar en los rankings de Likes puede despertar al artista que todos llevamos dentro, pero de entre tanta exuberancia es posible extraer algunas miradas que, más allá de la técnica empleada, reflejan el fanatismo no como una especie de "ceguera colectiva" sino como una forma de materializar una intención a través de medios muy distintos. La muerte de Bowie ha sido una conexión por lo menos a nivel electrónico, pero a diferencia de otras "celebridades" lo que está en juego no es el chisme sino el trabajo del artista: volvimos a escuchar los discos, a escucharnos a través de ellos, incluso, pues hay un Bowie para cada generación, y un Bowie para cada fan. Aquí mostramos sólo algunos de ellos.

 

Encuentra más fan art de Bowie en Instagram

Libertad, igualdad, ¿fraternidad? Nueva pieza de Banksy critica el uso de bombas de gas contra migrantes

Por: pijamasurf - 01/22/2016

Esta pieza de Banksy en la embajada de Francia en Londres cuestiona las acciones violentas que la policía francesa emprendió recientemente en el campamento de migrantes de Calais.

MW-ED923_Banksy_20160125113726_ZH

Desde hace unos meses, el puerto francés de Calais (al norte del país y a tan sólo 34km de distancia de Dover, en la costa de Inglaterra) se ha convertido en uno de los mayores refugios de inmigrantes en Europa, con una población que se estima en 4 mil personas.

Por estas circunstancias, la zona se encuentra en tensión cotidiana; prueba de ello fue el incidente del pasado sábado 23, cuando un grupo de casi 350 personas traspasó una zona de seguridad del puerto con la intención de abordar un barco de pasajeros. Entre las acciones de respuesta, la policía francesa inició un desalojo en el que usó bombas de gas lacrimógeno y balas de goma.

En una aguda crítica a esta forma de manejar la situación de los migrantes, el artista callejero Banksy irrumpió ayer en el debate público con una nueva pieza colocada en una de las paredes de la embajada de Francia en Londres. La imagen muestra el dibujo de la niña que se usó en los afiches del musical Los miserables (adaptación teatral de la obra de Víctor Hugo) pero como si se tratara de la emanación fantasmagórica de una bomba de gas.

Asimismo, en una adición inédita en las acciones de Banksy, esta vez el trabajo está acompañado de un código QR que al escanearlo con cualquier smartphone dirige a este video que evidencia las acciones violentas de la policía local contra los refugiados.

 

Banksy no ha sido ajeno a la actual crisis de los migrantes en Europa: hace unos meses colocó en el propio campamento de Calais un mural que mostraba a Steve Jobs como refugiado.