*

X

Profeco multa a McDonald's por publicidad engañosa en Cajita Feliz

Por: pijamasurf - 07/23/2013

La Profeco ha multado a McDonald's por asegurar que ofrece "fruta" en la Cajita Feliz para niños.

cajita feliz

La Procuraduría Federal del Consumidor de México (Profeco) ha sancionado a McDonald's con $684 mil 584 pesos por incurrir en el uso de publicidad engañosa (incluyendo imágenes y leyendas que pueden engañar al consumidor) en las famosas cajitas felices.

Además de la multa, la Profeco ordenó a la empresa que retirara toda la publicidad donde se reprodujera el mensaje de que la "Cajita Feliz" contiene fruta como postre, ya que las imágenes no son congruentes con el contenido de dicha cajita, además de incumplir en el peso del contenido mismo, entre otras irregularidades.

McDonald's fue incapaz de acreditar con pruebas idóneas que su publicidad no incurría en equívocos, aunque trataron de mitigar la sentencia argumentando que la fruta vendida en el establecimiento se conserva fresca sellándola al alto vacío. 

La empresa es, en Estados Unidos, el mayor comprador de fruta, y el rubro de publicidad infantil ha sido uno de los más peleados por asociaciones a favor de los niños quienes se han manifestado legal y abiertamente en contra de la publicidad de esta empresa, así como contra sus prácticas de explotación corporativa.

[Notimex]

Te podría interesar:

Faltas de ortografía en los libros de texto gratuitos: ¿cuál es el meta-mensaje de este descuido?

Por: Ana Paula de la Torre - 07/23/2013

Los libros de educación gratuita en México contienen 117 faltas de ortografía; ¿planean autoridades poco educadas, educar a una población?
[caption id="attachment_62425" align="alignleft" width="270"]sep Emilio Chuayffet[/caption]

En pasados días, diversos medios de comunicación difundieron un caso tan delicado, como surrealista. El gobierno mexicano imprimió 225 millones de libros de texto (como se conoce en este país al material de estudio que aporta gratuitamente el Estado), conteniendo al menos 117 faltas de ortografía. Los libros serán repartidos entre los niños que actualmente cursan los niveles de educación básica.

La indignación sobre todo en redes sociales fue intensa –y evidentemente justificada. Ante esto, el Secretario de Educación Pública (SEP), Emilio Chuayffet, alegó que fue un error de la pasada administración, y que el haber evitado la impresión de los libros habría significado, además de millonarias pérdidas, la impuntual entrega de libros para el siguiente periodo escolar.

El asunto de las faltas de ortografía en los libros gratuitos de educación básica, implica múltiples lecturas. Y es que el hecho de que los redactores carezcan del cuidado, experiencia o conocimiento óptimo para realizar un impecable trabajo en este rubro, revela un radical problema de negligencia –aunado al hecho que no hayan sido minuciosamente revisados.

Cada acción o fenómeno encarna la significación de lo que representa. Este caso sobresale por su simbolismo: si los libros son el principal apoyo didáctico para los maestros y alumnos, y estos incumplen las formalidades básicas, entonces el mensaje sería mucho más trascendente que un simple descuido: difícilmente se podrá educar a una sociedad, sin estar educado.

@anapauladelatd