*

X

¿Por qué nos gustan las películas de terror? ¿Perversidad evolutiva o análisis de riesgos?

Por: pijamasurf - 07/28/2013

El rush de las películas de terror podría recordarle a nuestro cerebro primitivo las ventajas de establecer factores de riesgo en situaciones cotidianas, derivando un enorme placer de la angustia, como premio.

saw_iv

Las películas de terror son uno de los géneros con más tradición y adeptos en el cine. Al año se producen cientos de películas hechas para asustar a los espectadores, y cada temporada trata de ofrecer nuevos sustos (aunque muchas veces son los mismos, presentados de otra manera.) ¿Por qué la gente disfruta ser asustada? Al parecer el goce del miedo va más allá de la mera afición a ir al cine: podría estar ligada a un comportamiento primario de los primates.

Jeffrey Goldstein, profesor de psicología social y organizacional en la Universidad de Utrecht, en Holanda, afirma que "eliges tu entretenimiento porque deseas que te afecte. Eso es ciertamente verdadero en la gente que va por productos de entretenimiento como los filmes de horror, que tienen grandes efectos. Y ellos quieren esos efectos."

¿Y cuáles son los efectos que los fans de las películas de horror buscan? Según Goldstein y otros investigadores, estos van desde el rush de adrenalina, la distracción de la vida mundana y el goce voyeurista de observar una situación horrible desde una distancia segura, como si viéramos desde la playa --asombrados y aterrados a la vez-- un tiburón devorando a un surfista.

Incluso existen algunos factores evolutivos: nuestro cerebro parece recompensarnos cuando evaluamos el peligro de una situación, una función que pudo ser de primera necesidad en los primeros tiempos de la especie. La amigdala, una zona de respuesta "primitiva" según los especialistas sostiene una agitada conversación con el cortex, de reciente adquisición evolutiva, lo que permite a los humanos interpretar los factores ambientales de un evento y responder con emociones, como el miedo.

[Live Science]

 

Turista mata y cocina rara especie de pulpo que no se veía desde 2008

Por: pijamasurf - 07/28/2013

Vacacionando en Grecia, un turista de origen estadounidense encontró una rara especie de pulpo de 6 tentáculo del que solo se conocía otro ejemplar encontrado en 2008; sin saber de esta característica, el hombre lo mató y lo comió junto con su familia.

o-CLOSEUP-570

En un desafortunado ejemplo de los efectos nocivos del turismo sobre el medio ambiente, un turista de origen estadounidense mató y cocinó junto con su familia una rarísima especie de pulpo de la que se conocía apenas otro ejemplar, visto hace 5 años, en 2008.

Los hechos ocurrieron en Papa Nero, una playa en la península de Pelión, en Grecia, adonde Labros Hydras, un ingeniero mecánico de 49 años residente en Washington, D.C., acudió a vacacionar en compañía de sus hijos.

Hydras buceaba cuando dio con el cefalópodo, un pulpo de 6 tentáculos, una característica extraordinaria en estos animales que usualmente tienen 8. Al ingeniero, sin embargo, esto no le causó ningún tipo de extrañeza y sin pensarlo dos veces lo tomó, lo sacó del agua, lo golpeó contra una roca para matarlo y lo llevó a una taberna cercana para pedirle al cocinero del lugar que lo preparara. Este, sin embargo, se negó, por lo cual el hombre lo frió por su cuenta con un poco de jitomate y limón y pasó a engullirlo con su familia.

r-PLAYING-WITH-OCTOPUS-large570

o-COOKED-HEXAPUS-570

“Viajamos a Grecia cada año y cuando atrapamos un pulpo hacemos siempre lo mismo, así que simplemente no lo pensamos”, declaró Hydras a un periódico inglés luego de que se le hiciera saber la particularidad del pulpo que tan descuidadamente había engullido.

El anterior pulpo de 6 tentáculos del que se tenía noticia fue encontrado en 2008 en Gales, Inglaterra, donde fue capturado con vida y llevado al Blackpool Sea Life Centre. En aquella ocasión el ejemplar fue bautizado como "Henry the Hexapus", en alusión a Enrique VIII, el rey inglés célebre por haber tenido 6 esposas.

En cuanto a Hydras, espera que su error se compense con la difusión tanto del hecho como de las fotografías que tomó del cefalópodo, con lo cual quizá el accidente no se repita por otras personas.

En Ecoosfera: Turistas se toman fotografías junto a delfín encallado en playa de China en vez de ayudarlo

[Huffington Post]