*

X

La influencia de la astrología en los matrimonios

Sociedad

Por: pijamasurf - 07/23/2013

¿Qué signo eres?, ¿realmente importa? Cientificos del reino Unido se dedicaron a estudiar esta superstición en realción con el matrimonio.

image032

Es lógico pensar que la ciencia no se mete en asuntos de astrología porque es pura superstición, pero no es así. Precisamente porque millones de personas leen su horóscopo regularmente y además leen el horóscopo de la persona que les interesa, un equipo de la Universidad de Manchester se avocó a descubrir qué efectos tiene esto en las relaciones de pareja. Su investigación, llamada “Diez millones de matrimonios: un test de los “signos de amor” en la astrología” utilizó data de censos del Reino Unido para analizar a 10 millones de matrimonios, infiriendo sus signos astrológicos con base en sus fechas de nacimiento.  

Los astrólogos tienen ideas específicas acerca de qué signos hacen las mejores parejas (un sagitario y un leo son perfecta pareja, por ejemplo, pero no los juntes con un cáncer porque es pésima combinación). Sobre esto, la Universidad de Manchester encontró que, en realidad, los signos astrológicos no influyen en lo más mínimo. Que se dé una buena combinación entre dos personas no tiene nada que ver con sus fechas de nacimiento. El estudio incluye el siguiente análisis:

Esta investigación demuestra que el signo astrológico no tiene ningún impacto en la probabilidad de matrimonio –o de permanecer casado a—alguien de cualquier otro signo. Por décadas, astrólogos populares han promovido la idea de “signos románticos”: compatibilidad entre parejas con cierta combinación de fechas de cumpleaños. Si las más de 20 millones de personas casadas en Inglaterra y Gales no ofrecen alguna indicación, comoquiera, los corazones solitarios que se preocupan por el zodiaco están perdiendo su tiempo.   

Lo único que quizá olvidaron estudiar en Manchester es el poder sugestivo de la mente humana. Es decir: si una mujer realmente cree que está destinada a estar con un picis, esto podría afectar sus relaciones románticas con personas de otro signo. Así, mientras el éxito de un matrimonio seguro no tiene mucho que ver con los horóscopos ni con la posición de Venus, las revistas para mujeres podrían tener más influencia de lo que la gente quiere admitir.

[Smithsonian]

Retratos de mujeres albanesas que han pasado su vida viviendo como hombres (FOTOS)

Sociedad

Por: pijamasurf - 07/23/2013

La fotógrafa Jill Peters realizó una serie fotográfica de nombre Sworn Virgins of Albania ("Vírgenes juradas de Albania"), la cual es a la vez un documento etnográfico y un retrato de un tipo social propio de esa región del mundo que está próximo a desaparecer.

En las montañas al norte de Albania la diferencia entre hombres y mujeres sigue siendo brutal: la libertad para votar, conducir un auto, tener un negocio, ganar dinero, y otras actividades propias de las sociedades modernas (i.e. capitalistas) como fumar, beber, decir grocerías, poseer un arma o usar pantalones, siguen siendo actividades propiamente masculinas. Peters explica que las mujeres son canjeadas en matrimonios arreglados a muy corta edad, en ocasiones con hombres mucho mayores que ellas.

La única alternativa a una realidad asfixiantemente masculina es literalmente disfrazarse de él. O deberíamos decir, "de Él": las mujeres que se plantean algo más que ser la esposa de un anciano se convierten en vírgenes juradas, o "burneshas". Como las antiguas sacerdotisas de Diana, las burneshas adoptan conductas masculinas no sólo en su apariencia y comportamiento diarios, sino que en ocasiones cambian su nombre; lo más importante --y tal vez lo más demandante-- de la transformación en burnesha es el voto de castidad al que deben someterse tradicionalmente. 

Las (¿los?) burnesha son miembros activos y respetados dentro de su comunidad. Jill Peters afirma que "poseen una cantidad indescriptible de fuerza y orgullo, y valoran el honor de su familia por sobre todo lo demás." La fotógrafa afirma también que probablemente esta sea la última generación de burneshas vivas, pues las generaciones jóvenes crecen con otros motivos aspiracionales (¿tal vez convertirse en Ke$ha?), por lo que estos retratos serán en unos pocos años el recuerdo de una forma de vida. No se trata sólo de travestismo, sino de convertir una forma de opresión (la hegemonía masculina) en una forma de libertad.

[Petapixel]