*

X

Faltas de ortografía en los libros de texto gratuitos: ¿cuál es el meta-mensaje de este descuido?

Por: Ana Paula de la Torre - 07/24/2013

Los libros de educación gratuita en México contienen 117 faltas de ortografía; ¿planean autoridades poco educadas, educar a una población?
sep

Emilio Chuayffet

En pasados días, diversos medios de comunicación difundieron un caso tan delicado, como surrealista. El gobierno mexicano imprimió 225 millones de libros de texto (como se conoce en este país al material de estudio que aporta gratuitamente el Estado), conteniendo al menos 117 faltas de ortografía. Los libros serán repartidos entre los niños que actualmente cursan los niveles de educación básica.

La indignación sobre todo en redes sociales fue intensa –y evidentemente justificada. Ante esto, el Secretario de Educación Pública (SEP), Emilio Chuayffet, alegó que fue un error de la pasada administración, y que el haber evitado la impresión de los libros habría significado, además de millonarias pérdidas, la impuntual entrega de libros para el siguiente periodo escolar.

El asunto de las faltas de ortografía en los libros gratuitos de educación básica, implica múltiples lecturas. Y es que el hecho de que los redactores carezcan del cuidado, experiencia o conocimiento óptimo para realizar un impecable trabajo en este rubro, revela un radical problema de negligencia –aunado al hecho que no hayan sido minuciosamente revisados.

Cada acción o fenómeno encarna la significación de lo que representa. Este caso sobresale por su simbolismo: si los libros son el principal apoyo didáctico para los maestros y alumnos, y estos incumplen las formalidades básicas, entonces el mensaje sería mucho más trascendente que un simple descuido: difícilmente se podrá educar a una sociedad, sin estar educado.

@anapauladelatd

Te podría interesar:

Turista mata y cocina rara especie de pulpo que no se veía desde 2008

Por: pijamasurf - 07/24/2013

Vacacionando en Grecia, un turista de origen estadounidense encontró una rara especie de pulpo de 6 tentáculo del que solo se conocía otro ejemplar encontrado en 2008; sin saber de esta característica, el hombre lo mató y lo comió junto con su familia.

o-CLOSEUP-570

En un desafortunado ejemplo de los efectos nocivos del turismo sobre el medio ambiente, un turista de origen estadounidense mató y cocinó junto con su familia una rarísima especie de pulpo de la que se conocía apenas otro ejemplar, visto hace 5 años, en 2008.

Los hechos ocurrieron en Papa Nero, una playa en la península de Pelión, en Grecia, adonde Labros Hydras, un ingeniero mecánico de 49 años residente en Washington, D.C., acudió a vacacionar en compañía de sus hijos.

Hydras buceaba cuando dio con el cefalópodo, un pulpo de 6 tentáculos, una característica extraordinaria en estos animales que usualmente tienen 8. Al ingeniero, sin embargo, esto no le causó ningún tipo de extrañeza y sin pensarlo dos veces lo tomó, lo sacó del agua, lo golpeó contra una roca para matarlo y lo llevó a una taberna cercana para pedirle al cocinero del lugar que lo preparara. Este, sin embargo, se negó, por lo cual el hombre lo frió por su cuenta con un poco de jitomate y limón y pasó a engullirlo con su familia.

r-PLAYING-WITH-OCTOPUS-large570

o-COOKED-HEXAPUS-570

“Viajamos a Grecia cada año y cuando atrapamos un pulpo hacemos siempre lo mismo, así que simplemente no lo pensamos”, declaró Hydras a un periódico inglés luego de que se le hiciera saber la particularidad del pulpo que tan descuidadamente había engullido.

El anterior pulpo de 6 tentáculos del que se tenía noticia fue encontrado en 2008 en Gales, Inglaterra, donde fue capturado con vida y llevado al Blackpool Sea Life Centre. En aquella ocasión el ejemplar fue bautizado como "Henry the Hexapus", en alusión a Enrique VIII, el rey inglés célebre por haber tenido 6 esposas.

En cuanto a Hydras, espera que su error se compense con la difusión tanto del hecho como de las fotografías que tomó del cefalópodo, con lo cual quizá el accidente no se repita por otras personas.

En Ecoosfera: Turistas se toman fotografías junto a delfín encallado en playa de China en vez de ayudarlo

[Huffington Post]