*

X
Las redes sociales pueden ser un poderoso detonador de sentimientos bajos y estados depresivos, pero Instagram se gana el cuadro de honor. La explicación es esta:

2544572ee4a811e1985822000a1d011d_7_large beach-desconhecidas-girls-instagram-Favim.com-680236

 

El Instituto Human-Computer en Carnegie Mellon encontró que tu “consumo pasivo” del historial de tus amigos, y tu propia emisión de contenido hacia grandes audiencias en Facebook se correlacionan con sentimientos de soledad e incluso de depresión. Otro estudio anterior había mostrado que el “seguimiento pasivo” en Facebook detona emociones como la envidia y el resentimiento en muchos usuarios, principalmente los que dedican tiempo a ver “fotos vacacionales” de sus amigos.

Todos estos estudios hacen hincapié en que no es Facebook per se lo que genera estados de desconexión y celos, sino usos específicos del sitio. Si las horas que pasas en Facebook las inviertes en ver estatus y fotos de los demás (especialmente fotos vacacionales), entonces la ciencia confirma que has entrado en una relación sadomasoquista semi-consensual con Facebook y necesitas romper el ciclo.

Ahora, Facebook no es el número uno en fomentar este tipo de ciclos emocionales de baja frecuencia; es Instagram. Esto hace sentido si pensamos que en Instagram sólo hay fotografías, la mayoría de las cuales son auto halagadoras y muestran una edición cuidadosa de la vida de los usuarios. Una que normalmente los exalta. En Instagram “tienes claves más explícitas e implícitas de personas siendo felices, ricas y exitosas que en una actualización de estatus”, apunta Hanna Krasnova, coautora del estudio sobre Facebook y la envidia. “Una foto puede ser poderosa al provocar comparaciones sociales inmediatas, y puede detonar sentimientos de inferioridad. Uno no envidia un estatus”.  

Instagram, también, incrementa tus posibilidades de violar la “delgada línea del acoso virtual”. Es común que los usuarios de Instagram se metan a ver el perfil de alguien que apenas conocen y vean todas sus fotografías (sobre todo las que retratan personas) y caigan, silenciosamente, en el mero “chisme” de lo que hacen los extraños. Pero, por supuesto, Instagram ofrece muchas otras posibilidades estéticas y relacionales, que es lo que lo hace una red social bastante nutritiva. Hay muchos usuarios --aunque lamentablemente sean la minoría-- que utilizan esta plataforma para mostrar instantes seductores de la vida, publicados más para inspirar que para cualquier otra cosa. Habrá que utilizarlo de esta manera, que es la mejor de sus versiones.

[Slate]

 

Artista visualiza la densidad de redes Wi-Fi que atraviesan el espacio público de Washington D.C.

Ciencia

Por: pijamasurf - 07/24/2013

En nuestro tiempo, especialmente en las grandes ciudades, el número de redes Wi-Fi que coexisten en una misma área puede contarse por decenas aun en espacios reducidos. Un edificio habitacional, por ejemplo, con 20 o 30 apartamentos, puede albergar igual número de routers, en una calle donde, además, puede haber otros 4 o 5 construcciones de condiciones similares.

Para evidenciar esta densidad de las redes solamente en algunos puntos de Washington D.C., la capital de Estados Unidos, el artista visual Nickolay Lamm realizó una serie de ilustraciones en las que colorea vívidamente las señales Wi-Fi que como una red invisible se tiende sobre el espacio público de la metrópoli.

Según Lamm, el ejercicio no tuvo otro propósito más que satisfacer su curiosidad con respecto al asunto, aunque igualmente vale la pena aclarar que para realizarlo contó con la colaboración de Browning Vogel, astrofísico y antiguo empleado de la NASA, quien asistió en la representación gráfica de los campos de energía. En cuanto al procedimiento, Lamm consultó un mapa de la cobertura Wi-Fi en Washington D.C., extrapoló esta información e imaginó las ondas en formas tridimensionales.

Y si bien las imágenes son estéticamente sugerentes, estimulantes, la visualización también nos hace preguntarnos por todas las señales que nos atraviesan a cada momento, casi en cualquier lugar, con consecuencias que no están del todo aclaradas.

En Ecoosfera: El Wi-Fi hace que los árboles se enfermen

En Pijama Surf: El Wi-Fi podría alterar la capacidad de tu esperma

[Co.Design