Pijama Surf

Estudio sugiere que Instagram puede ser incluso más depresivo que Facebook

Las redes sociales pueden ser un poderoso detonador de sentimientos bajos y estados depresivos, pero Instagram se gana el cuadro de honor. La explicación es esta:

Por: pijamasurf - 24/07/2013 a las 17:07:52

2544572ee4a811e1985822000a1d011d_7_large beach-desconhecidas-girls-instagram-Favim.com-680236

 

El Instituto Human-Computer en Carnegie Mellon encontró que tu “consumo pasivo” del historial de tus amigos, y tu propia emisión de contenido hacia grandes audiencias en Facebook se correlacionan con sentimientos de soledad e incluso de depresión. Otro estudio anterior había mostrado que el “seguimiento pasivo” en Facebook detona emociones como la envidia y el resentimiento en muchos usuarios, principalmente los que dedican tiempo a ver “fotos vacacionales” de sus amigos.

Todos estos estudios hacen hincapié en que no es Facebook per se lo que genera estados de desconexión y celos, sino usos específicos del sitio. Si las horas que pasas en Facebook las inviertes en ver estatus y fotos de los demás (especialmente fotos vacacionales), entonces la ciencia confirma que has entrado en una relación sadomasoquista semi-consensual con Facebook y necesitas romper el ciclo.

Ahora, Facebook no es el número uno en fomentar este tipo de ciclos emocionales de baja frecuencia; es Instagram. Esto hace sentido si pensamos que en Instagram sólo hay fotografías, la mayoría de las cuales son auto halagadoras y muestran una edición cuidadosa de la vida de los usuarios. Una que normalmente los exalta. En Instagram “tienes claves más explícitas e implícitas de personas siendo felices, ricas y exitosas que en una actualización de estatus”, apunta Hanna Krasnova, coautora del estudio sobre Facebook y la envidia. “Una foto puede ser poderosa al provocar comparaciones sociales inmediatas, y puede detonar sentimientos de inferioridad. Uno no envidia un estatus”.  

Instagram, también, incrementa tus posibilidades de violar la “delgada línea del acoso virtual”. Es común que los usuarios de Instagram se metan a ver el perfil de alguien que apenas conocen y vean todas sus fotografías (sobre todo las que retratan personas) y caigan, silenciosamente, en el mero “chisme” de lo que hacen los extraños. Pero, por supuesto, Instagram ofrece muchas otras posibilidades estéticas y relacionales, que es lo que lo hace una red social bastante nutritiva. Hay muchos usuarios –aunque lamentablemente sean la minoría– que utilizan esta plataforma para mostrar instantes seductores de la vida, publicados más para inspirar que para cualquier otra cosa. Habrá que utilizarlo de esta manera, que es la mejor de sus versiones.

[Slate]

 


Comentarios

  1. sandy dice:

    Lo que a veces me pasaba con facebook era que si me causaba emociones extrañas observar el status de alguien más: que fuera más exitoso, tuviera más likes, más comentarios, más atención de otras personas. Así que yo buscaba la manera de hacer atractivo mi estado, hasta que me di cuenta que si me perjudicaba, a veces hasta soñaba con la publicación del día siguiente y el siguiente para tener más “me gusta”. Así que deje de pasar tanto tiempo ahí.

  2. Gus dice:

    Es verdad, creo que no soy el único que ya lo había pensado… wow sera mejor alejarme un poco de ambas redes

  3. Synchro dice:

    No son las redes sociales el problema, sino las personas que las componen y su falta de amor y valor propio.
    La envidia no es generada por la red social o la sociedad, sino por la persona “descuidada” de sus pensamientos y sentimientos…
    Quien define vivir en la superficialidad de seguro experimentará todo lo que menciona esa nota… sin necesidad de participar en redes sociales donde puede ver lo “bien” que viven otros.

    • Daniel dice:

      Sin embargo, la culpa también la tienen las redes, es claro que los usuarios deciden si ser o no ser parte de las redes, pero ¿qué es en lo que en últimas nos ofrecen dichas redes?
      Hago un llamado a que nos cuestionemos que es lo que las redes sociales nos dan:
      Tratar a amigos a 2000 personas con las que tratamos tal vez escasos segundos un día en una reunión. Revelar información sensible de nuestras vidas a estos “amigos” y a empresas que harán análisis de toda la información que tengamos en las redes sociales. Publicidad de productos en todo lugar alrededor de FAcebook por ejemplo, y ahora de Youtube.

      Se nos ofrece la posibilidad de subir nuestras fotos y experiencias para hacernos sentir únicos, para hacernos sentir en una red, para hacernos sentir que tenemos amigos, cuando lo único que se propicia en estas redes es el chisme y tontería.

      Sí, los usuarios toman la decisión, pero las redes son también perversas.

      • Synchro dice:

        Muy interesante planteo Daniel.
        Creo que se asemejaría a una balanza de dos platos, la red es sostenida por personas que “eligen” ser parte, estar incluido, seguir a la masa…etc.
        No se sabe qué causó qué… si las personas generaron la red por eso se volvió exitosa… o si las personas son lo suficientemente borregas e influenciables por la moda.
        Y creo que son ambas cosas.
        Si las redes sociales fuerzan situaciones, o sea, son excluyentes…

    • ISRAEL dice:

      tienes mucha razón en tu comentario, aveces queremos echarle la culpa a algo o alguien, siendo que nuestra felicidad depende de nosotros mismos, aunque pienso que hay personas que son muy deviles en sus emociones y sentimientos y ahy es cuando pueden influir muchas cosas sobre tu estado emocional.

  4. Franz dice:

    Yo cerré mi facebook porque me pasaba exactamente lo que dice el artículo, entraba a esa red y me pasaba una hora u hora y media viendo perfiles y actualizaciones, fotos, etc, y sentía que todos tenían unas vidas emocionantes, felices, interesantes, menos yo y me deprimía me sentía inferior a los demás, asi que decidí cerrarlo porque no tiene sentido apegarte a algo que te hace daño. Lo curioso es que pensé que yo era el único al que le pasaba eso porque cuando cierras tu cuenta facebook te pregunta el motivo de tu decisión y te da una lista, pero esa opción no aparecía.

    Ahora que sé que eso le ocurre a más personas lo que me llama la atención ahora es saber cuál porcentaje de usuarios tiene la misma experiencia cuando usa facebook

    • Eva dice:

      Hola, Franz me paso igual, pero el detonante fue un primo que me elimino de sus contactos y en una crisis depresiva empeze a borrar uno a uno a mis disque amigos virtuales, luego abri uno tipo alterego, y pues ahi voy.

  5. the beautiful er dice:

    pfffff…. Y PINTEREST??? Ya las tengo advertidas a mis amigas de que no pasen demasiado tiempo en esa red porque te genera ansiedad consumista, deseos de cosas materiales e inmateriales que no tenés ni sabés cómo conseguir, está bueno para sacar ideas pero es realmente peligroso. Todos te dicen “ay por favor, yo no voy a obsesionarme por querer cosas que no tengo sólo por estar en pinterest”, me parece MUY poco sincero con uno mismo decir eso, estar viendo todo el tiempo objetos, situaciones y hasta cuerpos que se desean sin tenerlos, genera sentimientos de inferioridad, te pone ‘needy’ y ansioso. Hay que tener cuidado.

    • Coach dice:

      La tenes clara! asi es!El articulo está bastante explicito. Personalmente me cansé de ver tanto consumismo y gente haciendo boca de pato queriendo aparentar lo que no es. Uno no puede publicar que esta feliz ni que obtuvo un bueno logro, aparte que me dicen de las relaciones? chisme chisme chisme cuando terminan cuando salen con otros etc.



Comenta.

Tu email no será publicado. Datos Obligatorios*

 
1NULL