*

X

¿Es posible saberlo todo? Knewton, la nueva app educativa que revolucionará el modelo pedagógico tradicional

Por: pijamasurf - 07/15/2013

La nueva revolución del software educativo podría venir en la forma de una app que "aprende" las necesidades de aprendizaje del usuario y adapta su avance a un ritmo personalizado: Knewton.

knewton

El modelo tradicional de educación evalúa a todos los peces por su capacidad para volar. La inequidad en el acceso a recursos educativos, el rezago tecnológico de gran parte de las regiones del mundo, pero también el espíritu de innovación e inventiva de algunos precursores y early adopters utilizan para revolucionar el aparato educativo, son algunos de los ingredientes contextuales que ven con emoción o sospecha la aparición de Knewton, un programa que promete un tutor personalizado para cada estudiante.

El proyecto ha sido impulsado desde hace varios años por José Ferreira, un emprendedor tecnológico con un par de argumentos en contra del sistema educativo actual: "El modelo educativo industrial es una burocracia pantagruélica. Algunos niños se adaptan bien [a él]—yo no. El sistema te da malas calificaciones y te dice que eres estúpido. Uno no piensa, 'si este niño no se adapta, podría ser culpa del sistema.'"

El inversionista Peter Thiel (uno de los fundadores de Pay-Pal e inversionista temprano de Facebook y Knewton) afirmó que el proyecto de Ferreira tiene los dos ingredientes que él busca en un proyecto de inversión: "Antes de que ocurran todos piensan que será imposible. Después, es demasiado tarde para los demás, porque ya se hizo todo." Este optimismo se ve justificado con las perspectivas de Knewton para este año: haciendo un trato con tres de las editoriales educativas más importantes de libros de texto (Pearson, MacMillan y Houghton Mifflin Harcourt), Knewton llegará este año a miles de estudiantes.

¿Pero qué es exactamente Knewton? Se trata de algo que Ferreira llama, en sus presentaciones de ventas, "aprendizaje adaptativo": un sistema que ayuda a cada persona a encontrar el contenido necesario, en el formato adecuado y en el momento preciso según su propio ritmo y sus propias necesidades. Parten de la idea de que en unos 10 años los libros de texto físico serán historia, y que cada escuela podrá volcar todos sus recursos de aprendizaje en un ecosistema virtual, aunque fuera presencial, utilizando iPads o sus equivalentes. Knewton haría accesible toda la información a los usuarios (incluso la que no saben que necesitan), permitiendo vender la idea de que si bien saberlo todo es sumamente improbable, puede existir una herramienta que al menos le dé a los estudiantes toda la información que necesitan.

"En nuestros días, cerca del 22% de la gente del mundo se gradúa de media superior o equivalente. Eso es patético. En una generación estaremos cercanos al 100%, casi de manera gratuita." ¿Pero será posible que en un corto espacio de tiempo la sociedad esté dispuesta a adoptar cambios radicales en el modelo pedagógico que se ha mantenido virtualmente igual durante miles de años? Estamos cerca de saberlo.

[The Daily Beast]

¿Ingenuidad, subversión o estrategia publicitaria? Erráticos logotipos que van más allá de su sentido original

Por: pijamasurf - 07/15/2013

El lenguaje de las imágenes posee sus propias reglas pero, como en cualquiera, la subversión es siempre una posibilidad dentro de este ámbito. Como con la polisemia de las palabras y la capacidad de que alguna tenga significados distintos en función del contexto donde se le encuentre, así también un diseño, una imagen, puede adquirir un sentido distinto al de la intención original.

Ese, en buena medida, es el fundamento del humor: tomar un término y colocarlo en un medio en el que su significación usual explota, se transforma, deja de ser lo que era para por un instante convertirse en un inquietante agente de rebeldía o caos.

En las imágenes que compartimos ahora se cumple esto. Sea por ingenuidad o por una secreta y sutil voluntad de perturbarlo todo solo para ver qué sucede después, estos logos parecen esconder una broma, casi siempre de contenido sexual, que en poco o nada ayuda a la marca que pretenden representar.

O quizá sí, porque al final esa es otra cualidad de los chistes, voluntarios o involuntarios: que fácilmente se conserva en la memoria. Y entonces no sabemos si al final estos errores en realidad fueron tales o “todo se cumplió conforme a lo planeado”.

[The Clinic]