*

X

En los coros, los corazones se sincronizan

Salud

Por: pijamasurf - 07/11/2013

Un nuevo estudio demuestra que los coristas no sólo armonizan, sino que también sincronizan sus latidos de corazón mientras estan cantando.

Soweto+Gospel+Choir

Al igual que en algunos tipos de yoga, el canto baja nuestro ritmo cardiaco; esto significa que podría ser de beneficio para la salud del corazón. El hallazgo viene de la Academia Sahlgrenska en la Universidad de Goteburgo, quienes notaron que respirar lentamente al cantar tiene un efecto benéfico en el sistema cardiovascular y produce un efecto calmante.

Para su estudio, los investigadores observaron cómo el canto afecta la variabilidad del ritmo cardiaco en combinación con la respiración llamada “arritmia sinusal”. Notaron, también, que el canto de mantras, por su ritmo lento y largo, es una buena manera de disminuir la presión arterial y por lo tanto el ritmo cardiaco. Así, los coristas se autorregulan cada vez que cantan, al igual que los que practican yoga o meditación. Sin duda una de las mejores vías de sanarnos a nosotros mismos o de prevenir enfermedades.

[DigitalJournal]

Cirugía plástica para mantener una sonrisa permanente se populariza en Corea del Sur

Salud

Por: pijamasurf - 07/11/2013

Cierto sector de la población joven en Corea del Sur ha popularizado la “Anguloplastía valentina”, una cirugía plástica cuyo objetivo es mostrar una sonrisa permanente.

smile_570

“Anguloplastía valentina” es el nombre de un procedimiento quirúrgico que en los últimos meses ha ganado cierta popularidad en Corea del Sur, particularmente entre jóvenes de entre 20 y 30 años cuya profesión está relacionada con el trato social y que, de algún modo, tienen cierta obligación de sonreír a los demás.

¿Cuál es la relación entre dichas circunstancia y la cirugía plástica mencionada? Que, en términos generales, la anguloplastía valentina modifica la zona de la boca de modo tal que parezca que la persona tiene una sonrisa permanente.

El procedimiento fue patentado ya por la firma Aone Plastic Surgery y su costo es de 2 mil dólares. Este consiste en levantar las comisuras de la boca para que el paciente, sin importar su estado emocional, muestre un gesto que de inmediato se identifica con la felicidad o al menos el buen ánimo.

También en Pijama Surf: Guillaume Duchenne y su búsqueda de la sonrisa auténtica con electroshocks (FOTOS)

[The Atlantic]