*

X

En los coros, los corazones se sincronizan

Salud

Por: pijamasurf - 07/11/2013

Un nuevo estudio demuestra que los coristas no sólo armonizan, sino que también sincronizan sus latidos de corazón mientras estan cantando.

Soweto+Gospel+Choir

Al igual que en algunos tipos de yoga, el canto baja nuestro ritmo cardiaco; esto significa que podría ser de beneficio para la salud del corazón. El hallazgo viene de la Academia Sahlgrenska en la Universidad de Goteburgo, quienes notaron que respirar lentamente al cantar tiene un efecto benéfico en el sistema cardiovascular y produce un efecto calmante.

Para su estudio, los investigadores observaron cómo el canto afecta la variabilidad del ritmo cardiaco en combinación con la respiración llamada “arritmia sinusal”. Notaron, también, que el canto de mantras, por su ritmo lento y largo, es una buena manera de disminuir la presión arterial y por lo tanto el ritmo cardiaco. Así, los coristas se autorregulan cada vez que cantan, al igual que los que practican yoga o meditación. Sin duda una de las mejores vías de sanarnos a nosotros mismos o de prevenir enfermedades.

[DigitalJournal]

Embolia cerebral hace que hombre sea feliz para el resto de su vida

Salud

Por: pijamasurf - 07/11/2013

Luego de sufrir un ataque, el cerebro de un hombre inglés de 69 años perdió la capacidad de sentir tristeza, por lo cual parece que será solo feliz durante el resto de su vida.

embolia

Luego de pasar 19 semanas en un hospital a causa de una embolia cerebral, un hombre de 68 años quedó incapacitado para volver a sentir tristeza, ya que como consecuencia del ataque se desactivó la región del cerebro que procesa esta emoción.

De acuerdo con los médicos, es sumamente común que después de un incidente de este tipo la persona sufra algún cambio en sus capacidades psicológicas, emocionales y aun de comportamiento.

En el caso de Malcolm Myatt, el nombre del paciente, apenas salió del sanatorio notó una afectación en su memoria a corto plazo y solo con el paso de los días se dio cuenta de que “nunca estaba deprimido”.

“De cualquier modo estar triste no ayudaría. Definitivamente preferiría estar feliz todo el tiempo que lo otro. En realidad es una ventaja”, declaró al respecto Myatt.

Por su parte la neuróloga del hospital de Charing Cross explicó que durante una embolia la interrupción del flujo sanguíneo al cerebro provoca una muerte de células irrecuperables, y dado que cada ataque afecta regiones cerebrales distintas, las consecuencias son impredecibles.

[Telegraph]