*

X
El sitio de Internet See Your Folks te lo dice, recordándote de paso que tú también vas a morir.

h1SeeYourFolks

En una sociedad en la cual la muerte es un tabú, y la mayoría de la gente no aprende a hablar de ella hasta después de que alguien cercano fallece, los recordatorios sutiles son difíciles de incorporar. No obstante, es posible que este nuevo sito de Internet haya logrado esta ecuación con suavidad y elegancia.

See Your Folks [Ve a tus papas] es un sitio creado por un cuarteto de diseñadores británicos que utilizaron data de esperanza de vida de la Organización Mundial de la Salud para hacer que la mortalidad parezca menos abstracta de lo que usualmente es. Se trata de un sitio que te hace algunas preguntas sobre tu vida familiar, y con tus repuestas genera un algoritmo que te dice cuántas veces verás a tus padres antes de que se mueran.

“Creemos que incrementar la conciencia de la muerte puede ayudarnos a hacer lo mejor de nuestras vidas”, explica el sitio. “Los buenos recordatorios nos pueden ayudar a enfocarnos en lo que importa, y quizá hacernos mejores personas”. Y aunque esto podría sonar un poco new age, se ha demostrado que recordatorios sutiles sobre la muerte pueden hacer a la gente más “compasiva, feliz y sana”. Los memento mori son importantes.

See Your Folks logra un buen balance: te entrega información fuerte que puede abrirte los ojos y recordar que esto es sólo un viaje, al mismo tiempo que recuerda que –si tus padres siguen vivos—tienes la oportunidad de aprovechar con ellos el tiempo que les queda. El número resultante (sea cual sea) nuca será suficiente.

Para utilizar esta calculadora da click aquí.

[Slate]

Estudio revela que la intensidad con que usas Facebook podría deberse a la recompenza cerebral que genera el hecho de tener una "buena reputación".

deixando-seu-feed-de-noticias-do-facebook-do-seu-jeito-13

De acuerdo con un nuevo estudio publicado por neurocientíficos de la Freie Universität Berlin, la intensidad en el uso de Facebook puede ser predicha por la actividad en el núcleo accumbens, un área del cerebro donde se procesa la recompensa (incluyendo comida, sexo, dinero y buena reputación). El Dr. Dar Meshi y sus colegas condujeron este estudio para relacionar la actividad cerebral con el uso de las redes sociales.

“Como seres humanos evolucionamos de manera que ahora nos importa nuestra reputación. En el mundo de hoy, una de las maneras que tenemos para manejar nuestra reputación es por medio de las redes sociales”, apuntó el Dr. Dar. Con 1.2 billones de usuarios al mes, Facebook es la red social más grande del mundo. Fue utilizado en el estudio porque las interacciones de la página se manejan en vista de los amigos de los usuarios o el público que puede afectar su reputación. Por ejemplo, Facebook consiste de usuarios dando “me gusta” a la información publicada. Esta aprobación es retroalimentación social positiva, y puede considerarse relacionada con su reputación.

Treinta y un participantes completaron la escala de intensidad de Facebook para determinar cuántos amigos tenía cada participante, cuántos minutos cada uno pasaba en Facebook, etc. Se aseguraron de que cada participante calificara muy distinto en el marcador de la escala.

Primero, los sujetos participaron en una entrevista de video. Luego su actividad cerebral fue medida en diferentes situaciones. En el escáner, se les dijo a los sujetos que las personas que supuestamente vieron los videos pensaban bien de ellos, y también se enteraron si la gente también pensaba bien de otros participantes.

Los resultados mostraron que las personas que recibieron retroalimentación positiva sobre sí mismos produjeron una activación más fuerte del núcleo accumbens que cuando vieron que otra persona recibió buen feedback. La fuerza de esta diferencia correspondió con la intensidad reportada de uso de Facebook.

“Nuestro estudio revela que el procesamiento de ganancias sociales en cuanto a la reputación en el núcleo accumbens izquierdo predice la intensidad del uso de Facebook en los individuos”, apuntó Meshi. “Estos descubrimientos expanden nuestro conocimiento actual de la función del núcleo accumbens en relación al complejo comportamiento humano”

[ScienceDaily]