Pijama Surf

¿Cómo reacciona el cerebro a un rompimiento romántico?

La doctora Xiaomeng Xu, de Brown University, ha llevado a cabo una investigación que responde a esta pregunta.

Por: pijamasurf - 14/07/2013 a las 23:07:29

12newsci_466040s
Cuando estás atravesando un rompimiento te sientes como una persona diferente. Tus hábitos alimenticios, de sueño y de concentración (por mencionar algunos) son completamente distintos a los que normalmente tienes. Te encuentras pasando demasiado tiempo extrañando a tu ex, checando sus estatus de Facebook, recordando los más remotos detalles… Este cambio de patrones de pensamiento puede ser causado por cambios neuronales que ocurren después de un rompimiento. 

“Estudios de neuroimagen han encontrado que ser rechazado, incluso por un extraño, activa muchas de las mismas regiones en el cerebro que cuando experimentamos dolor físico”, apuntó la doctora

En uno de los estudios reclutaron a algunos valientes participantes para escanear su cerebro mientras miraban fotografías de las personas que los desecharon. Los participantes mostraron actividad cerebral aumentada en distintas regiones asociadas con la recompensa, la motivación, la adicción y el desorden obsesivo-compulsivo. Esto puede ayudar a entender por qué cuesta tanto trabajo dejar ir a alguien cuando una relación termina.

Para algunas personas, el dolor puede continuar por meses después de haber cortado. Un grupo de investigadores alemanes, estudiando a un pequeño grupo de personas que seguían sufriendo por sus ex después de seis meses de haber terminado, también encontraron patrones consistentes con la depresión, tales como actividad reducida en la ínsula y en las regiones de la corteza cigulada anterior y posterior.

Aunque estos estudios muestren el dolor de un rompimiento como una serie de asociaciones cerebrales que son bastante anticipables, su importancia reside en que demuestran que el dolor, como todo, es temporal. Y que los químicos detonados o bloqueados por el trauma vuelven a la normalidad a su debido tiempo.

[ScientificAmerican]


  1. Uno más de ustedes dice:

    Creo que los comentarios que publicaron en este artículo me sirven más para entender en este proceso el rompiento por el que acabo de pasar. Gracias aunque no haya sido su intención ayudar a alguien.

  2. alejandro ceballos dice:

    Me gustó este reportaje. Objetivo y claramente explicado.

  3. Arturo dice:

    Cuantas relaciones fallidas tienen que pasar para que aprendas amarte a ti mismo, literalmente hablando.

  4. Arturo dice:

    Cuantas relaciones fallidas tendras que pasar para que aprendas amarte a ti mismo, literalmente hablando!.

    • Becca dice:

      No necesitas de relaciones fallidas para amarte a tí mismo. Empieza a hacerlo ahora.

      • uli dice:

        Claro que las necesitas, sino como aprendende el ser humano?.. es evidente que por ensayo y error, inclusive por aprendizaje vicario….

        • Fran dice:

          Cuando algo se rompe, siempre se busca la reconstrucción. Una relación amorosa al ser tan absorbente, al destruirse también destruye a la persona. Rompiendo esquemas, costumbres, y la propia rutina, es la manera en la que buscas tu propio ser, a partir de lo único que te queda: tú.

  5. AliciaLew dice:

    Creo que científicamente hay una explicación para casi todo, o por lo menos se busca…Suena muy lógico que la bioquímica cerebral controle la mayor parte de lo que uno llega a “sentir”, la situación real es cuando combinaciones de ésta bioquímica se vuelven insufribles y llegan a dolores físicos impensables…En fin! como es la mente! infinitamente maravillosa…

  6. Oruha dice:

    Chale, entonces mis químicos no andan bien en donde tardo aaaaños en volver a la “normalidad” entre ex y ex… xP

  7. Rafael dice:

    Es bastante lógico, el amor esta asociado a las áreas del cerebro relacionados con la recompensa, igual que con las adicciones se interpretan en la misma zona. Por tal razón es complicado olvidar a alguien que se a amado.. por lo menos es temporal.. supongo jeje

  8. Matt Kingtosh dice:

    Fuck you bitch…