*

X

"Carrie" japonesa es culpada por presunto ataque psíquico en escuela de señoritas

Por: pijamasurf - 07/02/2013

¿Caso de histeria colectiva o reacción inconsciente al bullying, un tema de moda en la agenda mundial? Un extraño y curioso caso.
Still de la película "Carrie"

Still de la película "Carrie"

Como extraído de una novela de Stephen King, 18 adolescentes japonesas fueron hospitalizadas el miércoles pasado luego de que las autoridades recibieran un llamado de auxilio sobre un "ataque psíquico" en una preparatoria del distrito Hyogo en Tokio, Japón.

Las chicas del colegio para señoritas Kamigōri en el país nipón comenzaron a hiperventilarse conjuntamente a las 11:45 am, a la vez que comenzaba a fluir el rumor de que una de tales chicas era famosa en la escuela por tener "sentidos supernaturales"; sus compañeras llegaron al punto de culparla de estarlas atacando psíquicamente según escribieron en Twitter y Facebook

Una de las estudiantes escribió en sus redes sociales que "hay muchos rumores diseminándose en la Internet", y se preguntó además si en vez de llamar a las ambulancias no sería mejor llamar a un exorcista.

Las 18 estudiantes fueron trasladadas a dos distintos hospitales y no presentan secuelas de lo que algunos llamaron un caso de histeria colectiva. Las autoridades escolares y policiacas no han revelado la identidad de la presunta causante de los disturbios, los cuales recuerdan a la anécdota de la película Carrie, donde una adolescente que sufre de bullying se venga de sus compañeras.

¿Será que este caso de "ataques psicológicos" son en realidad formas disimuladas de una sobreexposición a la angustia del bullying, un elaborado hoax de las señoritas de la escuela Kamigōri o un genuino despliegue de habilidades sobrenaturales?

[Who Forted?]

El escenario lingüístico alrededor del mundo está inmerso en una intensa transformación; en México 6 de cada 100 habitantes hablan una lengua indígena, mientras que 68 de ellas están por desaparecer.

lenguas

En el mundo, los países que albergan más diversidad de idiomas son Papúa Nueva Guinea, Indonesia, Nigeria, India, Camerún, Australia, Zaire, Brasil y México. En este último, por lo menos 6 millones 695 mil personas, habla alguna lengua indígena; las más practicadas son el náhuatl, el maya y las lenguas mixtecas.

Los lingüistas calculan que hace diez mil años, cuando habitaban el mundo entre 10 y 15 millones de personas, se hablaban unas 12 mil lenguas, hoy, según el proyecto The Endegered Laguages Proyect, se ejercen por lo menos 7 mil idiomas, de los cuales la mitad está por desaparecer. Se calcula que, de continuar esta tendencia, lo anterior se concretaría a finales de este siglo.

Hoy, el inglés es el idioma utilizado para mediar entre distintas sociedades. Existen más de mil millones de hablantes, ya sea como primera o como segunda lengua –cifra similar a los que practican el chino mandarín. Si bien resulta entendible que la actual interconexión mundial propicie el manejo de un idioma común, es importante preservar lenguas que albergan conocimientos milenarios y entendimientos sobre el mundo, únicos e irrepetibles. 

Según datos del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, en México existen 364  variantes, de 68 lenguas. Algunas de estas casi extintas, pues sus hablantes no llegan a una veintena. La iniciativa The Endangered Languages Project, ubica por zonas las lenguas que están por desparecer, y su número de hablantes. En México, por ejemplo, el mixteco del sureste de Puebla, únicamente es hablado por 1,330 personas, mientras que el maya yucateca es practicado por 16 individuos en todo el país.

Una lengua no es solamente un medio para comunicar ideas, cada palabra ideada, lleva consigo la manera en que un grupo concibe el mundo, y su propia identidad. La occidentalización, ha originado que “perdamos” perspectivas de otras culturas, para explicar la realidad. Recuperar y preservar las lenguas, debiera ser un compromiso para que las siguientes generaciones, accedan a otras perspectivas sobre esa búsqueda inacabable: entender la vida, y vivirla respecto a ello.

Twitter del autor: @anapauladelatd