Pijama Surf

Adolescentes mexicanas diseñan sofisticado helicóptero solar (a pesar de la apatía de las autoridades)

Aunque en su momento las autoridades no apoyaron la construcción del artefacto, el trabajo de las tres niñas fue reconocido por una fundación alemana.

Por: pijamasurf - 04/07/2013 a las 10:07:10

cm

Foto: Carlos Marí

Claudia Quevedo Montejo, Iyari Madrigal Badillo y Alejandra Puente León, estudiantes mexicanas de secundaria, concursaron a finales del año pasado, en el certamen internacional de la Fundación Conrad ”Desafío Espíritu de Innovación”. Lamentablemente, no consiguieron los recursos para construir su proyecto: un helicóptero que funciona con energía solar.

Después del cambio de administración en Tabasco, estado al sur de México, a principios del 2013, las niñas obtuvieron diez mil pesos para construir el helicóptero a escala, y una vez concluido, comprobaron que el artefacto en realidad funciona. La Fundación Conrad reconoció a las tres niñas con un viaje a la NASA, aunque, de haber conseguido el financiamiento en su momento, habrían accedido a un premio de diez mil dólares, y a la construcción de su helicóptero en tamaño real.

Alejandra Puente, una de las diseñadoras, declaró que dicho helicóptero se trata de “un prototipo a base de paneles solares que empezamos a diseñar desde agosto del año pasado y que prácticamente, en diseño, lo teníamos listo cuando nos enteramos de la convocatoria, pero que no concluimos cuando esperábamos que nos apoyara la Secretaría de Educación (…) Habíamos hecho investigación, diseño, un plan de financiamiento y un video para explicar nuestro proyecto, pero no terminamos el proyecto con la elaboración del helicóptero, que ahora sabemos que sí vuela y que si se construye en grande, sirve para llevar alimentos y agua a zonas de sequía y no contamina”.

El caso anterior, se suma a los estudios publicados recientemente en Pijama Surf, en donde se comprueba que la Secretaría de Educación desalienta o desaprovecha el talento de por lo menos el 96% de los niños mexicanos con coeficientes intelectuales altos. La historia de estas niñas, revela uno de los muchos casos en que emprendedores mexicanos, especialmente en el campo de la ciencia, carecen del apoyo para materializar o desarrollar sus investigaciones.

Con información de Reforma