*

X

"¿Servir a un gobierno así? ¡Estoy avergonzado!": Oficial de policía en Brasil deja su arma y se une a los manifestantes (VIDEO)

Por: pijamasurf - 06/20/2013

Desde el pasado 15 de junio cientos de miles de personas en distintas ciudades de Brasil han tomado las calles para protestar contra su gobierno, inconformes por el gasto público que consideran excesivo ante la inminente celebración de la Copa Mundial de la FIFA y, en contraste, la situación que se vive en ámbitos fundamentales de la estabilidad social como la salud y la educación.

Como puede verse en estas fotografías, las protestas y los disturbios han requerido de la intervención de los cuerpos policiacos locales y federales, quienes obeceden el mandato de un gobierno que de entrada destaca más por su uso de la fuerza pública que por su voluntad de atender las demandas de la población. Más allá del lugar común y el absurdo (la presidenta Dilma Rousseff declaró que las marchas del día de ayer son "evidencia de democracia", a pesar de las consignas que más bien apuntaban hacia la carencia), las autoridades de país parecen notablemente confiadas en los mecanismos que hacen prevalecer el statu quo.

Con todo, aun entre la policía se encuentran personas que miran más allá de su propia zona de confort y descubren que, en efecto, las cosas no están tan bien como parecen cuando se las ve desde una distancia artificialmente "segura".

"¿Servir a un gobierno así? ¡Estoy avergonzado, maldita sea! ¡Me avergüenza nuestra situación!", dice este agente que durante las protestas en Rio de Janeiro, se despojó de pronto de su arma de cargo y la lanzó a una improvisada hoguera cercana, adhiriéndose con su acto a aquellos a quienes combatía solo por seguir una orden.

Los robos, botines, escapes y capturas más espectaculares de la Historia reciente (INFOGRÁFICO)

Por: pijamasurf - 06/20/2013

Extraños ya sea por su móvil, por su botín o por la forma en que fueron capturados, estos son algunos de los golpes que demuestran que el crimen --aunque no nos guste-- a veces sí paga.

En medio de un vuelo, un hombre pide un whisky a la azafata y le extiende una nota. La nota afirma que el hombre tiene una bomba. Demanda $200 mil dólares, gasolina para el avión y un paracaídas. La policía en tierra cumple con sus demandas y el hombre deja ir a los pasajeros; luego vuelve a despegar con la tripulación como rehén y salta en medio de un bosque para no ser visto nunca más. Otro hombre sencillamente entra un día al Louvre y sale con La Mona Lisa enrollada bajo el brazo. ¿Su móvil? Que la pintura pertenecía a Italia, no a Francia. 

Estas y otras historias de escapes y botines espectaculares constituyen parte de la historia criminal del siglo pasado y del que comienza. El ideal de un Robin Hood (donde el pueblo hambriento no es otro que el mismo) con la audacia de un James Bond constituyen no sólo historias increíbles y dignas de contarse, sino el material de una interesante infografía.

heists

 

[visual.ly]