*

X

Lo que las conejitas de Playboy pueden enseñarnos sobre Wall Street y la suerte

Por: pijamasurf - 06/22/2013

La suerte es un factor difícilmente contabilizable por la estadística. En una situación de indeterminación, sin embargo, podemos convocarla cubriendo los demás factores.

playboy

En el 2006, diez conejitas de Playboy participaron en un curioso experimento: se les pidió que eligieran cinco acciones en la bolsa de valores e indicaran el curso de acción de movimientos bursátiles para obtener las mayores ganancias posibles. La idea de la compañía organizadora, Tradingmarkets, era mostrar lo difícil que puede ser invertir y manejar flujos en Wall Street a través del índice de Standard & Poor's 500, un indicador bursátil que menos de un tercio de profesionales son capaces de vencer. El resultado fue sumamente inesperado.

La conejita del mes de mayo del 98, Deanna Brooks, eligió acciones que sobrepasaron los 43.4 puntos porcentuales, derrotando por amplio margen al índice S&P 500, que obtuvo 13.6%, y haciendo polvo también a más del 90% de profesionales que cada día tratan de mejorar los rendimientos que les dicta el indicador.

Pero Deanna Brooks no fue la única conejita que, además de belleza, mostró talento para las inversiones de bolsa; cuatro de las 10 conejitas del experimento tuvieron retornos de inversión mejores que los prescritos por el S&P 500, algo que menos de un tercio de los brokers de Wall Street consiguen en un día normal.

La explicación de este fenómeno es nada menos que la suerte.  

Invertir en la bolsa de valores, como muchas otras actividades, requiere conocimiento, preparación y motivación, pero existen elementos contextuales y contingentes de los cuales no podemos hacernos responsables --que en Wall Street pueden ejemplificarse por los movimientos bruscos de los indicadores, provocados por eventos en la geopolítica mundial, fenómenos naturales, y variables que nadie es del todo capaz de predecir.

La suerte es un fenómeno perceptual donde recibimos un beneficio inesperado en una situación de indeterminación. Podemos seguir el movimiento en retrospectiva, del efecto hacia la causa; pero el movimiento contrario (cómo provocar una causa), en situación de indeterminación --como en Wall Street-- es mucho más difícil: estamos en el terreno de la predicción. ¿Cómo hacer, pues, predicciones efectivas, o relativamente confiables?

En términos estadísticos, cuando un resultado puede provenir de factores no-contingentes como la habilidad o el conocimiento, podemos basarnos en evidencia (ej. Una receta de cocina.) Pero cuando el resultado es producido por factores para los que no tenemos evidencia, la apuesta racional se inclina por la estadística (ej. 1 de 3 posibilidades de ganar al jugar piedra-papel-tijeras, 1 en 7 mil millones de ser mordido por un tiburón, etc.)

Pero la suerte, como factor perceptual y discreto, no puede contabilizarse en esta ecuación. Es por eso que estamos inclinados a pensar que las conejitas de Playboy tuvieron suerte en la bolsa de valores por la única razón que queda: porque tienen cuatro patas de conejo.

[Barking Up]

¿La mayor destrucción de contenidos de la historia moderna? LeaseWeb borra archivos de Megaupload

Por: pijamasurf - 06/22/2013

LeaseWeb, compañía holandesa con la que Megaupload tenía 630 servidores donde alojaba contenido, decidió eliminar estos archivos ante la falta de resolución legal en torno al destino del sitio de Kim Dotcom.

megaupload

En enero de 2012 el FBI ordenó el cierre de Megaupload, uno de los mayores sitios de intercambio de contenidos en Internet, propiedad de Kim Dotcom, quien desde entonces vive exiliado en Nueva Zelanda por la demanda que enfrenta en Estados Unidos por violación a derechos de propiedad intelectual.

Desde entonces el vasto contenido del sitio permanecía albergado en 630 servidores de LeaseWeb, compañía con sede en los Países Bajos, en una suerte de limbo propiciado por la situación legal tanto de Megaupload como del propio Dotcom.

Sin embargo, parece ser que LeaseWeb no pudo esperar más y so pretexto de “reprovisionar los servidores”, eliminó todos los archivos que se encontraban en Megaupload hasta el día del bloqueo.

Según declaró DotCom, en varias ocasiones pidió a LeaseWeb que no borrara dichos contenidos en tanto su proceso judicial en las cortes estadounidenses no se resolviera, y al parecer la decisión se tomó sin avisarle y mucho menos consultarlo.

Con todo, los archivos alojados en LeaseWeb no son todos los que se encontraban disponibles en Megaupload. Carpathia Hosting y Cogent Communications Group son otras dos compañías cuyos servidores también utilizaba el sitio.

Desde cierta perspectiva legal, algunos grupos de activistas sostienen que los usuarios de Megaupload tienen todo el derecho de recuperar los contenidos almacenados, acaso un derecho mucho más legítimo al que una compañía tiene a eliminarlos.

[BBC]