*

X

En la línea: así se ven los dos lados de la frontera México - Estados Unidos (FOTOS)

Por: pijamasurf - 05/07/2013

La frontera entre México y Estados Unidos corre a lo largo de 3,169 kilómetros desde el Pacífico hasta el Golfo de México, atravesando desiertos, ríos, ciudades y un paisaje que corre paralelamente a las historias que se cuentan a ambos lados. Cada año se estima que 350 millones de personas cruzan la frontera, con 500 mil personas adicionales entrando en EU de manera ilegal.

La cerca fronteriza no cubre la totalidad de la frontera, pero desde el lado estadunidense está vigilada por 20 mil elementos de la patrulla fronteriza, además de cercas de concreto, cámaras infrarrojas, drones de vigilancia aérea. Debido a la cantidad de inmigrantes, este año se votará una nueva ley de migración que pretende reforzar la seguridad fronteriza a la vez que se buscarán facilidades para nacionalizar a 11 millones de inmigrantes indocumentados en EU. 

[The Atlantic]

Te podría interesar:

Artista crea retratos en 3D a partir del ADN de completos extraños (FOTOS)

Por: pijamasurf - 05/07/2013

A pesar de nosotros mismos, todos los días vamos dejando rastros genéticos en nuestro paso por el mundo. La artista Heather Dewwy-Hagborg ha creado una innovadora técnica mezcla de ciencia y arte para dar rostro a esas evidencias.

stranger-7

La artista neoyorkina Heather Dewwy-Hagborg ha unido ciencia y arte para crear la exposición Strangers Visions, una serie de retratos en 3D de completos extraños, reconstruidos a partir de lo que ella llama "rastros genéticos", que pueden ser colillas de cigarro o goma de mascar.

A través de una técnica desarrollada junto a un laboratorio en Brooklyn, Heather recoge el rastro genético que, según ella, cada persona va dejando en su paso por el mundo. Como si se tratara de un detective que no sabe bien a bien lo que está buscando, Heather extrae el ADN en un laboratorio a través de una reacción en cadena de polimerasa. De este modo puede "descomponer" el material genético y concentrarse en las cadenas que le dan información sobre la raza, género, color de ojos, de piel y de cabello, además de ciertos rasgos faciales como el ancho de la nariz y la boca.

Posteriormente, a través de un programa de su invención, Heather convierte esas líneas ordenadas de genes en los rasgos faciales de una persona. La limitante de esta técnica es que no permite conocer la edad de la persona, por lo que la artista los retrata de alrededor de 25 años. La última fase consiste en imprimirlos en 3D utilizando una impresora Zcorp a todo color.

La artista afirma que hasta ahora nadie se ha reconocido a sí mismo en una exposición, pero lo que nos hace pensar esta técnica es que toda la información para reconstruir a una persona, en unos años, estará contenida en una muestra pequeñísima de nuestro material genético --el rastro de saliva que podemos dejar en la goma de mascar que botamos en la calle.

Por otra parte, esto podría dar pie a toda una nueva línea de investigación forense que sea como la evolución de los artistas forenses del retrato hablado: nuestra huella digital será irrelevante si la policía puede encontrar una colilla de cigarro de un sospechoso. O será tal vez que esta técnica artística nos ha puesto un poco paranoicos...

Nota cortesía de Arte Callejero. Más imágenes sobre el proyecto en este enlace.

[This is Colossal]