*

X

Dime cómo tomas tu café y te diré cómo eres (INFOGRÁFICO)

Buena Vida

Por: pijamasurf - 05/02/2013

El café, una de las bebidas más características de la vida cotidiana, guarda una relación íntima con quien lo bebé, al grado de que la manera en que esté preparado podría encontrar vínculo con la personalidad.

esEl café es posiblemente la bebida cotidiana por excelencia, al menos en el caso de las personas que llevan un estilo de vida sedentario (pero no en el mal sentido del término). El agua es la bebida obligada, el té la alternativa, el alcohol la recreativa. Más o menos puede verse así. Pero el café es la bebida de combate, el elíxir que nos despierta cuando el resto del mundo duerme, que nos estimula y nos mantiene alertas a la realidad.

Quizá por esta relación tan íntima entre el café y quien lo bebé sea posible, como lo propone el infográfico que compartimos ahora, trazar la conexión secreta entre ciertas maneras de preprar el café y la personalidad de quien las acostumbra.

Para beneficio de nuestros lectores traducimos los textos de la imagen y, después, el infográfico completo.

 

Espresso

Amistoso y adaptativo. Te gusta el sabor del café: un rasgo poco frecuente pero admirable.

 

Espresso doble

Práctico y trabajador. Te gusta saber que una carga no es suficiente para ti ―ya no más.

 

Espresso triple

Entusiasta y obsesivo. Estás despierto desde finales de los '90.

 

Moka

Amante dela diversión y creativo. Odias el sabor del café pero necesitas un estímulo para poder improvisar.

 

Latte

Reflexivo aunque a veces indeciso. En un mundo de incertidumbre eliges la opción segura.

 

Capuccino

De corazón cálido pero olvidadizo. Tus amigos tienen que recordarte que debes limpiar la espuma de tu labio.

 

Macchiato

Tradicional y reservado, pero sobre todo odias los bigotes de espuma.

 

Café helado

Asertivo y franco. No dejas que las modas dicten cómo vivir tu vida. Además, te gustan los popotes.

 

Americano

Calmo y conciente. Disfrutas las cosas simples de la vida como un picnic en un parque, el canto de las aves y el café aguado.

 

Frapuccino

Feliz y energético. Dices amar el café pero la verdad es que solo amas la crema batida.

 

Café para llevar

Serio y enfocado. Crees que cuando las cosas se ponen difíciles, hay que ponerle funda de cartón a lo difícil, pues el recipiente está muy caliente.

 

Expresso

Inteligente, molesto o ambos. Sabes o no sabes malpronunciar eSpresso. Como sea, te odio.

 

café

 

También en Pijama Surf: Entre orgías creativas y placenteras está el café: el estimulante favorito de los creadores

[Laughing Squid]

Te podría interesar:

Cómo ordenar bebidas en un bar utilizando lenguaje no verbal

Buena Vida

Por: pijamasurf - 05/02/2013

La ciencia te dice cómo dejar de gritar en la barra sin que el barista te preste atención.

Happy-Hour-Los-Angeles

Investigadores de la universidad de Bielefeld en Alemania intentaron extraer del lenguaje corporal humano aquellos rasgos que indudablemente atraen la atención de los bartenders en las atestadas barras de los bares; esto con la finalidad de construir un robot barista que pudiera ser capaz de identificar a los consumidores potenciales y servirlos, más allá de la comunicación verbal.

Tenemos la imagen: uno o dos bartenders van de un lado a otro de una barra, digamos, de unos 10 metros de largo, llena de hombres y mujeres empujándose y gritando al mismo tiempo, mientras otros simplemente disfrutan de su trago o platican con alguien. ¿Cómo puede saber el bartender el orden para atenderlos e identificarlos claramente, a su vez, para diferenciarlos de los demás y no confundir las órdenes?

Según Sebastian Loth, director del estudio, los consumidores se identifican a sí mismos en esta situación precisa mediante su comportamiento; para ello, dos señales son indudables de que desean pedir algo al bartender: “Primero, los consumidores se posicionan directamente en la barra y, segundo, miran a la barra/bartender.”

No parece que hayamos avanzado mucho… Sin embargo, la obviedad es sólo aparente: Loth y su equipo analizaron 105 intentos de ordenar bebidas en bares de Alemania y Escocia, evaluando el comportamiento de los consumidores 35 segundos antes de que pidieran una bebida. Estar en la barra y mirar al camarero fue la ruta más exitosa para que les sirvieran tragos: en 95% de los casos, el consumidor se coloca frente a la barra (sin darle la espalda, sin ofrecer el perfil, sino colocando el pecho y la mirada hacia el frente) y observa al bartender.

Inclinarse ligeramente hacia adelante también es una estrategia útil, pero es irrelevante si no se está de frente a la barra. Técnicas como mirar atentamente el menú o sacar la cartera para llamar la atención del camarero tuvieron éxito variable, pero sólo exitoso entre el 3 y el 7% de las veces.

El estudio buscará programar correctamente al robot bartender, “James”, que deberá reconocer y responder el lenguaje no verbal de los consumidores en los bares.

Un gran caso de ciencia aplicada a la fiesta.