*

X

Robot descubre 3 pasajes secretos debajo del Templo de Quetzalcóatl, en Teotihuacán

Por: pijamasurf - 04/29/2013

Tláloc II-TC, un pequeño robot de exploración arqueológica, descubrió tres pasajes hasta ahora desconocidos debajo del Templo de Quetzalcóatl, en Teotihuacán, un hallazgo promisorio que podría develar algunos misterios que aún persisten en torno a esta civilización.

El complejo arqueológico de Teotihuacán, y la civilización que ahí habitó, es una de las más misteriosas de la historia precolombina, en especial porque alguna vez floreciente y magna, en cierto momento la ciudad fue abandonada y sus habitantes se dispersaron hacia otras zonas, abandonando las portentosas construcciones, entre las cuales las más emblemáticas son las pirámides del Sol y de la Luna.

Hace unos días en una de estas edificaciones un pequeño robot de exploración descubrió los que parecen ser tres pequeños pasajes hasta ahora desconocidos, los cuales se encuentran debajo del Templo de Quetzalcóatl, cercano a la Pirámide del Sol.

Luego de varios meses deambulando por los sótanos del templo, el robot Tláloc II-TC se encontró con lo que podrían ser los accesos a sendas cámaras subterránea de aproximadamente 2 mil años de antigüedad.

Entre otros motivos el hallazgo parece promisorio porque, de tratarse en alguno de los casos de una tumba, las reliquias ahí conservadas podrían arrojar luz sobre la estructura social de Teotihuacán, la cual hasta la fecha permanece como uno de los grandes misterios de aquella civilización.

[Daily Mail]

Algoritmo produce miles de billones de compuestos químicos, drogas y medicamentos

Por: pijamasurf - 04/29/2013

Un software podría cartografear el mapa de -literalmente- billones de tesoros que esperan ser descubiertos.

molecules2

Imagina un número 1 con 60 ceros a la derecha. ¿Listo? Esa es la cantidad aproximada de moléculas orgánicas posibles debajo de cierto peso; los químicos llaman a este universo de compuestos "pequeño universo molecular" (o small molecule universe, SMU, por sus siglas en inglés). El ambicioso proyecto emprendido por científicos de la Universidad de Duke y de Pittsburgh es crear una base de datos de cada uno de esos compuestos, al menos a nivel estadístico.

El Algoritmo para la Exploración del Espacio Químico podría hacer esto posible: el software realiza modificaciones aleatorias en una estructura molecular (quitar un carbono, poner un nitrógeno, etc.) para lograr combinaciones estables que puedan derivar en nuevas medicinas y drogas de prescripción.

Al catalogar los datos arrojados por el programa no solamente se reitera el gusto de la naturaleza por los patrones, sino que también se descubren huecos en el conocimiento humano sobre el universo químico: por ejemplo, el enorme espacio que falta descubrir dentro de las pequeñas moléculas de materia oscura, donde otros millones de compuestos aguardan ser descubiertos.

El proyecto ha sido descrito como un mapa del tesoro: los científicos no saben a ciencia cierta qué patrones encontrarán gracias al programa, pero al menos saben que tal o cual compuesto puede existir. El código fuente del algoritmo también es de libre acceso.

[Pop Sci]