*

X

México en el lugar 107 de 108 en índice de lectura según la UNESCO

Por: pijamasurf - 04/24/2013

A pesar de leyes de fomento a la lectura, la UNESCO manda al fondo de la lista de lectura a México, cuya población lee aproximadamente 2.8 libros al año.

Imagen cortesía de CNN

El pasado Día Internacional del Libro trajo una terrible noticia y una que depende del cristal con que se mire. La mala es que en un listado de 108 naciones publicado por la UNESCO sobre índices de lectura a nivel mundial, México ocupa el penúltimo lugar; la que es un poco más relativa es la negación de amparo a la Librería Porrúa Hermanos, por lo que no quedará exenta de aplicar las regulaciones  sobre el precio único de venta al libro, un tema con muchas aristas.

En contraste con los bajos índices de lectura, el 41% de la población dedica su tiempo libre a ver televisión, mientras sólo el 12% dedican este tiempo a la lectura. 40% de la población nunca ha entrado a una librería, de las cuáles en México existe una por cada 200 mil habitantes. Más números: los senadores advirtieron que el índice de lectura de la población general disminuyó de 54.6% en 2006 a 46% en 2012.

Esto significa que el mexicano promedio lee 2.8 libros al año, en contraste con España (7.5) o Alemania (12). A pesar de esto, según la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem), la tendencia negativa del número de librerías que en 2006 eran 42,045 y 39,999 en 2010 remontó en 2011 hasta alcanzar 40,345 establecimientos.

La Junta de Coordinación Política en el discurso afirma que la lectura y la educación son lo único que puede mejorar la formación cívica de los mexicanos; la controvertida ley de precio único al libro permitiría que las pequeñas librerías sobrevivieran a los descuentos y créditos que hasta ahora sólo habían tenido las grandes librerías (Sanborn's en primer lugar) al no permitir descuentos sobre el precio marcado. 

Luego de que la Librería Porrúa y otras vieran negado el amparo ante esta ley el día de ayer, legisladores e integrantes de la cadena del libro reiniciarán una sesión de diálogos para hacer modificaciones en materia de sanciones. Sin embargo, no se necesita ser un gran estadístico para preguntarse por la precisión de los instrumentos de medición para crear tendencias y rankings internacionales de lectura. ¿Cuántos son 2.8 libros al año? ¿Qué pasaría si dedicamos todo un año a leer, por ejemplo, El hombre sin atributos de Robert Musil? ¿Qué pasa si la gente que responde las encuestas considera el Reader's Digest como libro? ¿Qué hay de los que sólo leen cómics, pero tienen una tremenda cultura en este ámbito? ¿Dónde entran aquí los e-books?

La lectura es una enfermedad contagiosa que se propaga afectivamente. Las leyes pueden hacer su parte, pero la gente puede hacer mucho más haciendo recomendaciones puntuales y mostrando a otros la experiencia de cambio de vida que implica leer.

[Con información de Proceso]

Orgasmos nasales: los estornudos y lo que dicen de nuestra personalidad

Por: pijamasurf - 04/24/2013

El estornudo, al igual que la voz y el orgasmo, expresa nuestra personalidad y aporta valiosa información para los demás.

estornudo1

En la creencia de que toda actividad del cuerpo puede servir para darnos información indirecta sobre nosotros mismos, el doctor Alan Hirsch, neurólogo y psiquiatra, explicó que "los estornudos son como la risa. Algunas son ruidosas y otras son suaves. Algo similar ocurre con el estornudo. Siempre será más o menos el mismo a partir de la juventud en cuanto a sonido."

Y es que estornudar como un soplido ligero o como una explosión atómica tiene consecuencias sutiles pero perceptibles en la idea que los demás tienen sobre nosotros. "Yo tengo el mundialmente famoso estornudo de gatito", dice Susan Frykholm de 31 años, una vendedora de Chicago. "No estoy tratando de ser linda, pero usualmente la gente comienza a reír por lo 'preciosos' que son."

Esto ocurre con muchas expresiones del cuerpo, y como el hipo, el estornudo "se trata de una cosa psicológica", dice con elocuencia el doctor Hirsch, pues "representan la personalidad inmanente o la estructura del caracter." Puede ser por eso que los estornudos de algunas personas suenen como groserías o amenazas (especialmente cuando vienen en sonoras cadenas de tres o más), mientras que la gente tímida trata de hacer el menor ruido posible al estornudar.

"El estornudo es un fenómeno involuntario, parte de los mecanismos de defensa del cuerpo, una forma de limpiar bacterias y otros agentes nocivos", según el doctor Gordon Siegel. "Dicho eso, puedes controlar hasta cierto punto la manera en que sale. Existe un control parcial sobre el producto final."

Variables físicas como la estructura de los huesos de la nariz o nuestro rostro contribuyen en menor grado a determinar el estilo de estornudo que tenemos, al igual que ocurre con nuestra voz y sus modulaciones según el aparato fonador, aunque la personalidad sea más fácil de interpretar, en cierta medida, debido al timbre. Pero el doctor Hirsch hace una comparación aún más interesante.

"Cuando pensamos en el estornudo [vemos que] tiene una cualidad casi orgásmica. Al entregarte a él, esperas los placeres positivos de un orgasmo nasal. Así que si alguien se reprime más en el sexo, podrían no dejarlo [al estornudo] salir. Pero si están orientados por el hedonismo y les gusta el placer, podrían querer estornudar más ruidosa y fuertemente."

Sólo podríamos agregar que, forzando un poco la metáfora, todos los adjetivos asociados al orgasmo podrían utilizarse igualmente para describir la gama posible de estornudos: silenciosos, introvertidos, explosivos, largos, tardados y potentes, rápidos y pasajeros. Pero a diferencia de los orgasmos, ¿quién podría fingir convincentemente un estornudo?

Salud.

[NBC]