*

X
El extravagante mogul de la compartición de archivos, Kim Dotcom, está de regreso con un sitio que supuestamente garanitiza la privacidad de la información, en lo que algunos califican como un desafío al gobierno de Estados Unidos

dotcom

Kim Dotcom, el fundador del popular sitio de file sharing MegaUpload, está de vuelta con un nuevo sitio que simplemente se llama Mega. Dotcom fue arrestado en enero del año pasado en su mansión de Nueva Zelanda, acusado de haberle costado a propietarios de derechos de autor más de 500 millones de dólares en ingresos perdidos. La detención de Dotcom  y el cierra de MegaUpload fue una clara señal del gobierno de Estados Unidos en contra de la piratería, sentido por millones de usuarios que tuvieron que trabajar un poco más para encontrar los archivos que querían de manera gratuita los meses subsecuentes.

Un año después de la clausura de MegaUpload y de la incautación de gran parte de sus bienes, Dotcom lanzó Mega, un sitio que hace alarde de ser la "Compañia de la Privacidad" y que ofrece a sus usarios 50 GB de almacenamiento encriptado --al contenido de los cuales supuestamente ni siquiera ellos (y tampoco el FBI) tienen acceso.

Dos meses después el sitio ya ha alcanzado 3 millones de usuarios registrados y transfiere casi la mitad de la banda ancha de toda Nueva Zelanda (MegaUpload  y sus sitios hermanos en su apogeo llegaron a transferir la misma data que Facebook). El siempre megalomaniaco y desafiante Kim Dotcom dice  que Mega no es sólo una compañía: "Es una misión para encriptar el Internet. Queremos regresar el poder al usuario". 

Pese a la fanfarronería que canta victoria de Dotcom, algunas voces críticas señalan que los archivos pueden ser desencriptados y algunos están en otros sitios donde se pueden descargar.  También, que la estrategia jurídica de asumir que no se sabe el contenido de los archivos --y si tienen o no copyright-- no será suficiente como argumento en un proceso legal, ya que se puede acusar a los creadores de Mega de negligencia. Otro más barajan la hipótesis de que el sitio es una gigantesca fachada para que el FBI investigue encubiertamente a los grandes piratas informáticos del orbe --Kim Dotcom Schmitz estaría trabajando para ellos, sería ya el snitch.

La personalidad desbordante de Dotcom ha hecho que Mega sea un éxito instantáneo, navegando en su enorme cresta, pero habrá que ver cuánto dura y que tan redituable es su plataforma. La historia de este polémico personaje ---heroico para algunos--, que por momentos vivió el sueño boyante del raudo éxito que puede proveer Internet (con autos, modelos, arma, orgías de data y fantasías multimedia) todavía no tiene su desenlace: habrá que esperar si el "Kimperio" renace de las cenizas o perece definitavemente.  

[Forbes]

Yahoo anunció la compra de Tumblr en poco más de mil millones de dólares, un movimiento que ha sido visto con recelo, el signo de una manera de utilizar Internet que podría estar muriendo.

YahooTumblrEl lunes pasado Yahoo anunció la compra de Tumblr en poco más de mil millones de dólares. Como se sabe, Tumblr es una red de blogueo particularmente popular entre adolescentes, una suerte de mosaico que entre imágenes, videos, fotos, audios, textos propios y ajenos, hace circular la necesidad de expresión de esta etapa vital particularmente importante (y difícil) para la formación de la identidad personal.

Según Douglas Rushkoff, lúcido analista de los medios contemporáneos, el segmento de edad que caracteriza a Tumblr no es casual en la estrategia de Yahoo. “Facebook es la red social de sus padres (o de sus abuelo”, dice Rushkoff a propósito de los usuarios de Tumblr, y continúa: “Una nueva generación de apps y redes ―de Tumblr a Instagram a Snapchat a Pinterest― ha emergido junto con esta nueva generación de usuarios, y si las compañías tradicionales no pueden vencerlas, siempre pueden comparlas”.

Rushkoff pone especial énfasis en el hecho de que, para las nuevas generaciones, Internet es esencial móvil, un contexto en el que la competencia no parece fácil para “los grandes sitios y motores de búsqueda de antaño”.

De ahí que, para algunos (y sobre todo para sus usuarios), la compra de Tumblr se haya tomado en un sentido entre anticlimático y catastrófico, el anuncio del fin de una era y también una especie de movimiento desesperado por parte de una “compañía web grande, vieja, anticuada” de adaptarse torpemente a los nuevos aires que empujan la actividad en Internet.

Curiosamente, la directora ejecutiva de Yahoo, Marissa Mayer, tranquilizó a muchos al asegurar públicamente que la empresa “dejaría a Tumblr ser Tumblr”, una manera políticamente correcta de prometer la libre circulación, como hasta ahora, del contenido pornográfico que también caracteriza a esta red.

“Pienso que la riqueza y amplitud de contenidos disponibles en Tumblr, incluso si tal vez no entran en la categoría de seguros de lo que hay en nuestro sitio, es lo realmente excitante, lo que nos perite alcanzar todavía más usuarios”, dijo Mayer a un inversor, sin hablar abiertamente de pornografía.

Al parecer el plan de Yahoo es manejar Tumblr aparte, otorgándole sus propios lineamientos, aunque igualmente la manera en que se insertará la publicidad en los distintos blogs ha sido un asunto todavía no aclarado.

“Tal vez funcione”, concluye Rushkoff al respecto de esta compra, “pero a mí me parece que Tumblr pasó de ser cool a intentar parecer cool. Y todos sabemos a dónde lleva eso”.

Con información de CNN y The Huffington Post