*

X

Tecnología de vigilancia urbana hace realidad la pesadilla distópica de 1984

Por: pijamasurf - 03/25/2013

Una industria de mapeo de Chicago podría identificar un objeto a ras de tierra con hasta dos centímetros de margen de error, elevando serias dudas sobre la privacidad y uso de dicha información.

big-brother-poster

Todos conocen la historia: Big Brother, la materialización de la burocracia en la hipermodernidad (traída a la  vida en la novela 1984 de George Orwell) es el sistema maestro de vigilancia donde cada movimiento de los ciudadanos está controlado y vigilado las 24 horas del día. Una compañía llamada CityScan podría hacer que esto fuera una realidad cotidiana este mismo año en algunas ciudades.

Orlando Saez es un empresario y director financiero de CityScan. Afirma que la idea de un sistema de mapeo y vigilancia es algo que los gobiernos del mundo ya utilizan en mayor o menos escala, y que su compañía "simplemente lo hará más simple". Todo empezó cuando una empresa de bienes raíces fue contactada por otra empresa de anuncios espectaculares, interesados en colocar publicidad en sus propiedades, en la ciudad de Chicago. La empresa de bienes raíces pasó por un proceso burocrático tremendo intentando sacar el permiso. Eventualmente, dice Saez, vieron que "era más sencillo pedir perdón que pedir permiso".

¿Qué pasaría si el gobierno de una ciudad pudiera monitorear los espacios públicos todo el tiempo utilizando tecnología de mapeo para saber dónde se encuentran todos los anuncios espectaculares ilegales? En Chicago, este problema concreto suma entre 25 y 30% de todos los anuncios, lo que representa una pérdida de la recaudación presupuestaria de la ciudad estimada en unos $2.5 millones de dólares; además de que dicho sistema permitiría eficientar la vigilancia en las 4,300 millas donde dichos anuncios podrían colocarse.

Pero este es sólo uno de los usos posibles de CityScan: mediante un acuerdo estratégico de utilización de la red de mapeo de Nokia, además de la tecnología de localización de Ruettiger, Tonelli & Co., CityScan puede identificar la localización de un objeto "con dos centímetros de margen de error", ya se trate de anuncios espectaculares, signos viales y cualquier cosa que uno quiera encontrar.

En una entrevista con el gerente de social media de CityScan, Matthew Zwiebel, la sola insinuación de que esta tecnología podría producir riesgos para la privacidad de la gente, este contestó: "¿Quieres que mencione a 'Big Brother' o quieres hacerlo tú?", lo que demuestra que la compañía no ha sido ajena a las críticas.

A pesar de esto, CityScan ha atraído hasta $1.5 millones de dólares en capital de riesgo de inversionistas potenciales. Zwiebel afirma que "tener un entendimiento del espacio público y sus estructuras y hacer un inventario de ello es algo que las ciudades ya están haciendo. Nosotros sólo lo hacemos mucho, mucho más fácilmente."

No se trata de dudar de cada nueva tecnología que aparezca, pero en este caso es válido preguntarse por la ética de las personas que en última instancia utilizarán los servicios de CityScan y sobre la información que como ciudadanos permitimos poner a disposición del gobierno. Un ojo en el cielo nos vigila, y tal vez la más nueva encarnación de Big Brother será algo que ya lleva mucho tiempo sobrevolando el planeta: los satélites. Puede ser que el "Gran Hermano" no sea solamente un gobierno o una persona, sino un cúmulo de individuos y empresas  tratando de hacer más dinero.

[The Verge]

Mujer vuelve a la vida después de 45 minutos muerta

Por: pijamasurf - 03/25/2013

Con pocas esperanzas de sobrevivencia, una mujer inglesa volvió a la vida después de pasar 45 minutos médicamente muerta.

carol

El mes pasado Carol Brothers de Eaterton, Inglaterra, tuvo un ataque cardiaco afuera de su casa. Los paramédicos trataron de reanimarla y la pusieron en coma inducido, pero luego de tres días sin respuesta de su parte, y con mínimos impulsos nerviosos, decidieron retirarle la respiración asistida. Este pudo haber sido el fin de la señora Brothers, pero 45 minutos después abrió los ojos, para sorpresa de todos.

De vuelta de un día de compras con su hija Maxine, Carol se desplomó en el patio de su casa. Maxine y un vecino le administraron primeros auxilios, mientras veían cómo su rostro iba cambiando de color. Los paramédicos llegaron y trataron de reanimarla, devolviéndole el pulso después de 45 minutos.

Con señales de vida, la trasladaron en helicóptero a la unidad de cuidados intensivos del Royal United Hospital, pero después de tres días, con mínima actividad cerebral, decidieron quitarle la respiración asistida. "Los doctores dijeron que se iría rápidamente", dijo su hija. "Pero entonces abrió los ojos y regresó a la vida, por lo que trataron de reanimarla y la salvaron."

Carol Brothers figuró entre los obituarios de la iglesia de Market Lavington, pero ahora tendrán que explicarle a los vecinos que la señora volvió a la vida milagrosamente, sin que los médicos puedan dar cuenta del proceso. Carol, por otra parte, no recuerda nada: "Me preocupaba que todos los médicos me dijeran '¿cómo está nuestra chica milagrosa?'... Estaba comenzando a molestarme porque nadie me decía nada."

[BBC]