*

X
Se encontró en Timbuktú un documento de al-Qaeda con 22 tácticas para evadir drones, de las cuales algunas podrían estar ligadas con Osama bin Laden.

La Prensa Asociada en Timbuktú, ciudad ocupada por islamistas el año pasado, encontró un documento de al-Qaeda con 22 tácticas para evitar el ataque de drones (aviones de espionaje aéreo). La autoría de las tácticas es de un extremista yemení y ha sido publicado en algunos foros yihadistas.

Se cree que el documento fue abandonado por extremistas que huyeron de la intervención militar francesa el mes pasado.

“Este documento es una muestra de que no estamos lidiando con un problema local aislado sino con un enemigo cuyas tácticas están cruzando fronteras” dijo Bruce Riedel,  veterano de 30 años de la CIA, ahora director del proyecto de inteligencia del Brookings Institute.

El escrito también muestra la coordinación entre las ramas de al-Qaeda y los expertos en seguridad lo catalogan como motivo de preocupación. Fue publicado por primera vez, en árabe, el 2 de junio de 2011, un mes después de la captura de  Osama bin Laden.

“Este documento fundamenta el hecho de que sabían que existían bases secretas de drones y se estaban preparando.” dijo el Profesor Mathieu Gudiere de la Universidad de Toulouse.”

“No se trata de técnicas tontas. Muestra que están actuando astutamente “ dijo Cedric Leighton, un veterano de 26 años de la Fuerza aérea de EU, que ayudó a crear el programa Predator Drone, con el que se encontró a Osama bin Laden en Afganistán. “Lo que hace este documento es darles más tiempo para escapar del área de bombardeo.”

Los drones son usados por los franceses en Mali para capturar a la inteligencia de al-Qaeda. Oficiales de US dicen que hay planes para establecer una nueva base de estos aviones en el noroeste de África. Estados Unidos recientemente firmó un acuerdo de "status de las fuerzas” con Nigeria, una de las naciones que conlindan con Mali, lo que sugiere que en aquel país podría ser puesta una base de drones.

La técnica número 10 del documento es esconderse bajo árboles para evadir a los drones, idea que se liga a los más altos niveles de terrorismo ya que Osama bin Laden, describió esa misma táctica en una carta para Abdelmalek Droukdel, la cabeza de Al-Qaeda en el Magreb Islámico, cuyos combatientes han estado activos en Mali más de una década:

“Quiero que sepan los hermanos del Magreb Islámico que plantar árboles ayuda a los muyahidín, dándoles la libertad de moverse especialmente si el enemigo manda espías aéreos”.

Esta técnica para evitar la captura fue puesta en práctica por los combatientes de al-Qaeda en Mali cuando los franceses fueron tras ellos el mes pasado. Lo mismo ocurrió en Timbuktú. Otra de las estrategias para esquivar drones ha sido “disfrazar” los autos con lodo o con tapetes de pasto. 

El primer ataque de drones a al-Qaeda fue en 2002, en el que capturaron a una de las cabezas de la rama de esta organización terrorista en Yemen, grupo de donde provenía el documento encontrado en Mali.

Según Bruce Riedel, los drones comenzaron a usarse en Irak en 2006 y en Pakistán en 2007 pero no fue hasta 2009 cuando se convirtieron en un medio tan importante en la guerra contra el terrorismo.

“Ya que no queremos pisar el suelo de lugares como Mali, los drones son el futuro” dijo Riedel.

[The Telegraph]

Noam Chomsky: ¿por qué las políticas intervencionistas de EU ya no son efectivas?

Política

Por: pijamasurf - 03/01/2013

Un extracto de las reflexiones que ha hecho Noam Chomsky acerca de las políticas intervencionistas de EU

unclezam

En Estados Unidos existe una creciente preocupación por la pérdida de poder de esta nación. Noam Chomsky en Conversations on Global Democratic Uprisings and the New Challenges to U.S. Empire explica por qué el imperio norteamericano teme acerca de su posición en el mundo actual.

Una de las etapas históricas más importantes para la consolidación del imperio estadounidense ocurrió al final de la Segunda Guerra Mundial, cuando EU se encontraba en su punto más alto de poder, y cualquier nación que representara una competencia para este país se encontraba profundamente lastimada.

Actualmente, Estados Unidos mantiene las políticas intervencionistas que empleó después de la Segunda Guerra Mundial pero su capacidad de implentarlas ha disminuido.
En 1979 la economía tenía un orden tripolar, los centros económicos más importantes eran EU, Alemania y Japón. Pero actualmente los centros de poder se han multiplicado y esto complica la intervención de Estados Unidos en los asuntos internacionales, aunque claramente, no los detiene del todo.

Chomsky asegura que la paranoia de perder poder es propia de quienes tienen un complejo de superioridad, de las naciones que asumen que todo debe pertenecerles.
Como bien se sabe, la invasión a Irak no se debió al amor a la democracia sino al interés en el petróleo. Pese al conocimiento de esta situación, en Estados Unidos no se puede hacer una aseveración así, se supone que es una teoría conspiracionista.

Chomsky opina que la creencia en el derecho sobre los recursos de otras naciones es característica de la cultura estadounidense. Clinton afirmó que Estados Unidos tenía el derecho de ocupar fuerzas unilaterales para asegurar el acceso a los mercados, recursos energéticos y fuentes estratégicas, declaración tal vez mucho más radical que cualquier otra hecha por Bush, sin embargo, Clinton no tenía una actitud tan arrogante por lo que pasó inadvertido.

Hubo pocas personas en Estados Unidos que se cuestionaron el asesinato de Osama bin Laden, la mayoría del ala izquierda liberal. Mathew Yglesias, un reconocido comendador de izquierda, declaró en un artículo que este acto había sido increíblemente ingenuo. Parte central del sistema legal americano es la “presunción de la inocencia”, proceso en el que alguien es inocente hasta que se demuestre lo contrario, por lo que el asesinato de bin Laden es incongruente con esta parte sustancial del sistema legal de EU.

La preocupación que muestra Estados Unidos por otros países parece estar siempre motivada por un interés económico. Así lo demuestra que irónicamente, Gran Bretaña y Estados Unidos apoyen el islamismo radical fundamentalista --no el político-- como un recurso para bloquear al nacionalismo secular.

Arabia Saudita es el Estado fundamentalista más extremo y está expandiendo el islamismo radical hacia Pakistán a través del terror, pero al ser bastión de la política estadounidense y británica, estas dos naciones los han apoyado ante la amenaza que representa para ellos el nacionalismo secular de Gamal Abdel Nasser en Egipto y de Abd al-Karim Qasin en Irak. La única razón por la que están en contra del islam político es porque, de cierta manera, dota a los países de independencia.

Chomsky concluye que las políticas intervencionistas de Estados Unidos se justifican bajo la premisa de estabilizar a otros países, pero, dice Chomsky, para Estados Unidos “estabilizar” significa someter a los otros para que actúen de forma conveniente para el imperio norteamericano.

[Alter Net]