*

X
Este 27 de marzo se dio a conocer información sobre el mayor ataque que ha sufrido Internet en su historia, causado al parecer por una compañía de nombre Cyberbunker y cuyos efectos serán de alcance internacional, especialmente en la velocidad del servicio.

cyberbunkerInternet ha ido objeto del que se considera el ataque más grave en su historia, provocando una caída en su velocidad de transmisión de datos en prácticamente todos los países del mundo.

Hasta ahora el ataque ha afectado servicios de amplia demanda internacional como Netflix, y se dice que esto pronto podría extenderse a otros como los sistemas bancarios y de correo electrónico.

La información sobre los responsables no es del todo clara, pero varios indicios apuntan hacia Cyberbunker, un host de origen danés que hasta hace unos días albergaba todo tipo de contenido salvo de índole terrorista y  pornografía infantil y el cual fue bloqueado por Spamhaus, una organización sin fines de lucro que, con sede en Londres y Ginebra, se encarga de filtrar datos potencialmente indeseados en correos electrónicos.

Por esta acción, Sven Olaf Kamphuis, vocero de Cyberbunker, difundió un mensaje en que acusaba a Spamhaus de abusar de su posición y de no tener derecho a decidir “lo que circula y no en Internet”.

Según Spamhaus, Cyberbunker, en colaboración con mafias de Rusia y del Este de Europa, es el principal responsable del ataque, el cual está siendo investigado por policías de cinco países.

En términos generales, este consistió en la conocida estrategia del Distributed Denial of Service (DDoS), que consiste en inundar un objetivo con tráfico suficiente para volverlo inaccesible, en este caso, con un flujo que ronda los 300 gigabits por segundo.

[BBC]

Facebook pagaría mil millones de dólares por la aplicación Waze que realiza mapas en tiempo real del tráfico según la locación del usuario; la adquisición le permitiría conocer la locación física de sus usuarios y obtener datos sumamente valiosos para sus anunciantes

wired1

En repetidas ocasiones Facebook ha intentado poner de moda que sus usarios comprtan su locación --sin muchos resultados. Ahora la red social más grande del mundo se encuentra en conversaciones para adquirir, hasta por mil millones de dólares, la aplicación Waze, utilizada para construir mapas en tiempo real del tráfico de las ciudades. Lo que le interesa de Waze es poder integrarlo a su propia plataforma para que los usuarios hagan constantemente check-ins y les puedan enviar alertas, publicidad personalizada y hasta cupones según la locación. 

Waze funciona de tal forma que un uusario que obtiene datos de tráfico también contribuye con sus propios datos y así se construyen los mapas --los cuales incluso determinan la velocidad con  la que avanzan los automóviles. Esto, además de permitir alertas y publicidad, significa una enorme cantidad de datos valiosos para formar perfiles demográficos y patrones de consumo y conducta de los usuarios de Facebook, que son codiciados por sus anunciantes.

Esta aplicación permitiría a Facebook competir con Foursquare y quizás desplazarlo, siempre y cuando logre que Waze siga siendo percibida como una herramienta útil y cool y no como descarada vigilancia orwelliana. El reto será ofrecer información suficientemente útil que opaque los temores que genera la vigilancia digital y la minería de datos. La idea con Waze es ofrecer cupones y descuentos que puedan ser vistos y compartidos por los amigos del usuarios, sugiriendo grandes ventajas en su uso. Facebook podría hacer de esta aplicación una versión más invasiva de Siri, que te podría avisar que si no te terminas tu café en dos minutos no llegarás al aeropuerto a tiempo y perderás tu vuelo. A muchas personas esto les parecerá francamente molesto y perurbador pero a otras les parecerá como una prueba de la inteligencia de la tecnología que mejora la vida.

[Wired]