*

X

Asambleísta que se opone a la legalización de la marihuana es arrestado por posesión

Política

Por: pijamasurf - 03/18/2013

En un caso de rampante hipocresía política, el asambleísta republicano Steve Katz fue arrestado por posesión de marihuana; Katz había votado en contra de la legalización de la cannabis medicinal en Nueva York

Katz_1497

En un caso de radical incongruencia legislativa, el asambleísta republicano Steve Katz fue arrestado en Nueva York la semana pasada por posesión de marihuana. Katz ha votado reiteradamente en contra de la legalización en propuestas de ley.

La policía primero detuvo a Katz por exceso de velocidad y luego examinó su auto, al notar un fuerte olor a marihuana, descubriendo una pequeña bolsa de la droga. Katz tendrá que comparecer en la Coeymans Town Court, aunque los cargos no son graves, ya que tenía menos de 25 gramos de marihuana.

El año pasado Steve Katz fue uno de los asambleístas que se opusieron a un proyecto de ley que habría legalizado la marihuana medicinal en el estado de Nueva York. Su arresto infraganti podría afectar su carrera política y es sobre todo una muestra de la hipocresía que rige en la mayoría de los casos el quehacer político, donde las leyes están supeditadas a los intereses de los partidos y las corporaciones.

[RAW Story]

 

Hitler en pantaloncillos cortos y calcetas altas: ¿el ridículo hace más humano al Führer? (FOTOS)

Política

Por: pijamasurf - 03/18/2013

Hitler es, en una palabra, la personificación del mal, y poco o nada nos puede quitar esa idea de la cabeza. Podemos verlo acariciando un perro o con un niño en brazos, pero eso poco o nada importa al momento de juzgarlo moralmente; si acaso, esas imágenes nos parecen un detalle menor, nimio, dentro de un sistema personal más amplio que es maldad absoluta.

Esto que pasa con la ternura, ¿se repite con el ridículo? Ver a Hitler hacer el ridículo, incurrir en esa condición que nos hace humanos —tanto como el sufrimiento o cualquier otra de las grandes pasiones—, ¿lo vuelve también humano? ¿O, después de la sorna y la risotada, lo devolvemos al principado de las tinieblas?

Históricamente, estas imágenes que compartimos fueron tomadas hacia el final de la década de los 20 por Heinrich Hoffmann, fotógrafo personal del futuro Führer, al parecer como una serie de pruebas sobre la posición y el gesto que le convendría adoptar cuando se dirigiera a las multitudes alemanas.

Sin embargo, años después, y por razones obvias, Hitler prohibió la difusión del material, argumentando que este se encontraba “por debajo de su dignidad”.

Solo que las imágenes sobrevivieron y ahora forman parte del libro Hitler Was My Friend, elocuente título que Hoffmann dio a la compilación de los retratos que tomó al líder nazi.

También en Pijama Surf: Las pinturas del joven Hitler: ¿hizo bien la Academia de Viena al considerarlo un inepto?

[BuzzFeed]