*

X

¿Qué ocurre en tu cerebro cuando experimentas un blackout alcohólico?

Salud

Por: pijamasurf - 02/25/2013

Si has sufrido un black-out y crees que hay probabilidades de que experimentes otro, lo mejor es que sepas qué ocurre en la química cerebral cuando el alcohol borra tu memoria.

Todos sabemos qué es un blackout causado por alcohol y, debido a que muchos tienen la certeza de que les ocurrirá de nuevo, los informamos acerca de cómo se produce este daño cerebral. 

No todos los blackouts son iguales. Hay dos tipos: “bloque” y “fragmentario”. El fragmentario es cuando la persona pierde la memoria de manera intermitente, mientras que el blackout “bloque” se refiere a perder los recuerdos de periodos muy largos de tiempo. Quienes experimentan el primer tipo, generalmente pueden recordar los eventos olvidados cuando alguien les cuenta lo sucedido. Los que experimentan el segundo tipo, no. Pero se cree que ambos son provocados por la misma causa, una interrupción química en el hipocampo cerebral, la región integral de la formación de la memoria.

El alcohol interfiere en los receptores en el hipocampo que transmiten glutamato, un compuesto que a su vez transmite señales entre neuronas. Durante esta interferencia, el alcohol hace que algunos receptores dejen de funcionar mientras que activa otros. Este proceso causa que las neuronas creen esteroides que privan la comunicación adecuada entre las mismas, lo que interrumpe la potenciación a largo término, un proceso que se asocia con el aprendizaje y la memoria.

En términos más simples, el efecto es similar a la amnesia anterógrada en la cual el cerebro pierde la habilidad de crear nuevas memorias.

Tener el estómago lleno ayuda a prevenir esta molesta consecuencia de la embriaguez, ya que no comer provoca que el nivel de alcohol en la sangre se eleve más rápido. También es importante tomar más lento. Estudios muestran que la principal causa de esta pérdida de la memoria es un pico dramático en el nivel de alcohol en la sangre, ocurre cuando se alcanza rápidamente un nivel de alcohol de 0.15% en la sangre.

Para las mujeres puede ser más difícil evitar blackouts porque tienen menos agua en su cuerpo, al igual que deshidrogenasa gástrica, una enzima que disuelve el alcohol. 

El experto en adicciones E.M. Jenillek, quien comenzó una investigación importante acerca de los blackouts en 1940, creía que éstos eran un claro signo de dependencia. Estudios más recientes indican que no siempre es el caso, los bebedores sociales pueden sufrir blackouts tanto como quienes beben cantidades copiosas a diario. Básicamente todo se debe a un incremento abrupto del nivel del alcohol en la sangre, sin embargo también podría tratarse de predisposición genética.

Para quienes sí se preocupan por el cuidado cerebral,  los blackouts deben ser tomados como asunto serio ya que, lejos de hacerte ver ridículo, cada vez que se dañan las funciones básicas cerebrales aumenta la posibilidad de un daño cerebral permanente.

[Gizmodo]

Te podría interesar:

Déficit de atención con hiperactividad: ¿enfermedad o diagnóstico de moda?

Salud

Por: pijamasurf - 02/25/2013

A pesar de que un correcto diagnóstico del TDAH puede mejorar la vida del paciente, muchos padres prefieren medicar a sus hijos para evitar los comportamientos propios de la infancia.

tdah

Cada vez más jóvenes en Estados Unidos están siendo diagnosticados con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH, o A.D.H.D, por sus siglas en inglés); las últimas cifras muestran que el 11% de los niños en edad escolar han sido diagnosticados positivamente con TDAH. En algún punto de su vida, 6.4 millones de niños entre 4 y 17 años han recibido este diagnostico. Pero podría no tratarse de un alza en el padecimiento tanto como en una urgencia del sistema médico por diagnosticarlo.

El TDAH, según los expertos, es resultados de niveles químicos fuera de lo normal en el cerebro de los pacientes, los cuales afectan la capacidad de las personas para controlar sus impulsos y dirigir su atención. A pesar de que médicos y pacientes afirman que el alza en los diagnósticos de TDAH ayudará a un mejor conocimiento y tratamiento del padecimiento, otros opinan que la medicación simplemente es un pretexto para tranquilizar el comportamiento de los niños y eventualmente para ayudarlos a mejorar sus calificaciones.

El Ritalin o el Aderall (medicamentos de prescripción para tratar el TDAH) son vendidos entre compañeros de clase para mejorar el desempeño académico, incluso en las universidades, sin tomar en cuenta los riesgos para la salud. El doctor Thomas Frieden afirma que "la correcta medicación para TDAH, para las personas correctas, puede hacer una gran diferencia. Desafortunadamente, el uso incorrecto parece estar creciendo en una proporción alarmante." Sin embargo, en la actualidad no existe una prueba contundente para afirmar que una persona padece TDAH: el diagnóstico sigue siendo discrecional, es decir, sujeto a la evaluación subjetiva del médico tratante.

Además de sospechas de que los psiquiatras estén diagnosticando más medicamentos que en el pasado (a causa de acuerdos comerciales con las propias farmacéuticas, de donde ellos tendrían ganancias también), los padres de familia parecen estar deseando el diagnóstico: "Existe una presión tremenda si el comportamiento de un niño se percibe como, por decirlo así, anormal: si no se sientan calladamente en su escritorio [se piensa que] es patológico, en lugar de ser simplemente la infancia", afirma el doctor Jerome Groopman, profesor de medicina en la universidad de Harvard.

Gracias a que la medicación de productos como Adderall, Ritalin, Concerta o Vynvanse pueden ayudar a mejorar la concentración y procurar un estado de atenta recepción entre quienes los utilizan, un diagnóstico de TDAH puede ser secretamente deseado por padres y pacientes como un atajo para mejorar las calificaciones, dejando de lado el hecho de que se trata de sustancias que, administradas incorrectamente, pueden afectar la salud.

[NY Times]