*

X

¿Proust rockstar? Inesperada fotografía del escritor tocando air guitar con una raqueta

Arte

Por: pijamasurf - 02/21/2013

Inesperada fotografía de un joven Marcel Proust en una postura que poco tiene que ver con el concepto generalizado que tenemos de este gran escritor francés.

¿Cuál es la imagen que tenemos de Proust? ¿La primera impresión que, como si se tratara de una asociación/proyección libre, emerge en nuestra mente cuando pensamos en este escritor francés? ¿Quizá la de un hombre remojando un pedazo de pan suave en una taza de té? ¿La del cuarentón enfermizo, encamado y envuelto en edredones y sábanas, preso de la doble fiebre del cuerpo y dela escritura, perseguido por la enfermedad y por la histérica ambición de consumar una obra? ¿El snob que se burló delos snobs? ¿El pseudoaristócrata que cautivó a los aristócratas? ¿El homosexual que disimuló su preferencia? ¿Cuál es esa primera imagen que tenemos de Proust?

Probablemente no la de esta fotografía, en la que se ve a un joven Marcel de aproximadamente 20 años (la imagen es de 1891) en una postura un tanto inusual: de rodillas, la sonrisa entre desafiante y orgullosa, seductora incluso, y sostenido entre sus manos una raqueta al tiempo que, con la derecha, parece pulsarla como si se tratase de una guitarra, en esa simulación que coloquialmente se conoce como “air guitar” y que distingue sobre todo a los fanáticos de ciertos músicos que, cuando suena alguna de sus tonadas favoritas, imitan al ídolo y su habilidad con el instrumento.

El enigma, claro, de ser esta suposición cierta (aunque en última instancia la veracidad sea lo menos importante), es en quién estaba pensando Proust al ejecutar esta air guitar. ¿En un compositor popular o uno de altos vuelos?

Sirva esta imagen también como pretexto para compartir esta edición de Ensayos literarios de Marcel Proust, una compilación sumamente adecuada para iniciarse en la obra del autor, en sus temas predilectos y su estilo característico, pequeñas ondas de un estanque que Proust ampliaría después en la monumental, indefinible, À la recherche du temps perdu.

También en Pijama Surf: Marcel Proust: una vida de escritor; documental subtitulado sobre el gran escritor francés.

[The Atlantic]

Geometría del amor: bocetos para una teoría triangular de las relaciones amorosas

Arte

Por: pijamasurf - 02/21/2013

En un ejercicio de imaginación emocional y geométrica, el psicólogo Robert Sternberg realizó estos esquemas que intentan caracterizar las relaciones amorosas que sostenemos con otra persona: ¿alguno de estos triángulos es el tuyo?

Es conocido el último verso de la Comedia de Dante: "l'amor che move il sole e l'altre stelle", un endecasíbalo que si bien, estrictamente, se refiere al Dios del cristianismo y su amor infinito que mantiene vivo al mundo, en términos metafóricos bien puede ampliarse a un entendimiento del amor como fuerza que da sentido a la existencia. El amor que mueve el sol y las altas estrellas es el mismo que nos impulsa a hacer lo que hacemos todos los días. O, en sentido opuesto, su ausencia explica las distintas manifestaciones de la maldad en el mundo.

Y como toda potencia, el amor también admite una gradación, acotaciones que lo limitan y lo caracterizan y que hacen ver, por ejemplo, que si bien hay amor en regar una planta y en ayudar a un amigo en problemas, no se trata, evidentemente, de la misma intensidad de amor. A su modo, hay amor en renunciar a alguien, pero también en esforzarse por vencer obstáculos para preservar una relación.

El asunto, por supuesto, no es sencillo y, por el contrario, puede ser que sea uno de los más contradictorios de la vida humana.

Quizá por eso casi siempre llaman la atención los esfuerzos explicativos por someter al amor al rigor de la conceptualización, como este del psicólogo Robert Sternberg, quien realizó estos esquemas triangulares en los que busca dar orden a la casi siempre confusa trama de las relaciones amorosas.

Imaginando que estas pueden sujetarse a las líneas y los planos de la geometría, Sternberg ideó esto que podríamos denominar una "teoría triangular de las relaciones amorosas", en la cual juega con tres conceptos que, de uno u otro modo, en mayor o menos grado, se encuentran en todas: el compromiso, la intimidad y la pasión, y cuya combinación arroja distintas maneras en que podría definirse el vínculo que sostenemos con otra persona: de ausencia de amor, de amor romántico, de amistad, de amor fatuo, de amor ciego, de complicidad, amor vacío y la perfección amorosa del amor consumado.

Se trata, sí, de un ejercicio especulativo, debatible quizá, pero que en cualquier caso nos invita a reflexionar sobre el papel, la importancia que damos al amor en nuestra vida, el concepto de amor que utilizamos para, valga la redundancia, amar.

También en Pijama Surf: Una dificultad del amor que ni el psicoanálisis ni la neurociencia pueden resolver.

[disinfo]