*

X

El sorprendente caso del pene desechable de una babosa marina

Por: pijamasurf - 02/18/2013

Una babosa que es capaz de desprender, volver a crecer y re-usar su pene sorprende a científicos.

 

Investigadores japoneses observaron el bizarro comportamiento de una especie de babosa marina conocida como Chromodoris reticulata, que habita el Océano Pacífico. Se cree que es la primera criatura conocida que es capaz de reproducirse con un 'pene desechable'. El estudio fue publicado en The Royal Society's journal Biology Letters.

La mayoría de estas criaturas son nudibranquios o 'hermafroditas simultáneos', que significa que tienen órganos sexuales femeninos y masculinos que pueden utilizar al mismo tiempo.

Bernard Picton, curador de invertebrados marinos del Museo Nacional del Norte de Irlanda (National Museums of Northern Ireland), explica que 'El aparato genital está del lado derecho del cuerpo. Cuando dos nudibranquios se juntan, uno se pone de un lado y el otro del lado opuesto con el lado derecho del cuerpo tocándose. El pene de uno entra a la apertura femenina del otro, y el pene de ése entra a la apertura femenina del primero. Ambos están donando esperma al otro.'

 La cura es sexual

El equipo japonés observó cómo babosas marinas que habían recogido de corales poco profundos se reprodujeron en 31 ocasiones. El acto tomaba entre algunos segundos y varios minutos y al finalizarlo se empujaban y se desprendían de su pene, dejándolo en el fondo del tanque.

Lo que sorprendió a los investigadores fue que tan sólo 24 horas después habían vuelto a crecer los órganos masculinos y estaban listos para reproducirse de nuevo.

Un examen más detallado de la anatomía de los animales reveló que las babosas marinas tenían la mayor parte de su pene enroscado dentro de sus cuerpos y que lo utilizaban para ir reemplazando las partes perdidas. Los científicos también descubrieron que el pene estaba equipado con espinas.

Cómo máximo, los animales podían reproducirse un total de tres veces seguidas, con un periodo de 24 horas entre cada acto. El estudio no pudo definir si una vez que se utilizaba todo el pene interior la babosa podía crecer otro a lo largo de varias semanas o meses.

Las babosas marinas no son el único animal que abandona su pene. Se sabe que algunas arañas pierden el pene después de reproducirse, así como el caracolillo y algunas babosas terrestres.

Sin embargo los científicos creen que la Chromodoris reticulata es la primera criatura conocida que puede volver a crecer sus órganos masculinos y sostienen que el pene desechable les da una ventaja sexual -creen que con el primer acto de copulación el pene puede ser usado para quitar esperma de otras parejas. Una vez abandonado el primer pene con esperma de otras parejas, el segundo pene puede ser utilizado para inyectar una dosis de su propio esperma, asegurándose de la supervivencia de sus genes.

El Sr. Picton explica: 'Tienen una biología muy complicada -y muchos de ellos tienen cosas terriblemente complicadas en términos de reproducción.'

[BBC]

Piedra Rosetta del futuro: software para reconstruir lenguas muertas

Ciencia

Por: pijamasurf - 02/18/2013

En Estados Unidos y Canadá han creado un programa de cómputo capaz de reconstruir lenguas muertas a partir de teorías de evolución lingüística.

Tal vez dentro de poco tiempo podremos vivir sin los lingüistas y filólogos dedicados al estudio de la evolución de las lenguas, ya que serán reemplazados por un programa de cómputo creado por un equipo de investigación de Canadá y Estados Unidos, dirigido por Alexandre Bouchard Couté de British Columbia University, para reconstruir protolenguas a partir de lenguas contemporáneas.

Este sistema funciona tomando teorías y reglas de la evolución lingüística. A partir de éstas se establecen reconstrucciones de las lenguas raíces que son antecesores comunes de las actuales.

Para probar este sistema se ingresaron datos de 637 lenguas austronesias. Los resultados arrojados por el programa fueron comparados con los resultados del trabajo manual de un lingüista. El estudio reporta que más del 85% de las respuestas coincidieron con la reconstrucción hecha por el lingüista.

Este sistema involucra modelamiento probabilístico en combinación con algoritmos y toma en cuenta sólo algunos de los factores de evolución lingüística que serían considerados por un lingüista, por lo que se cree que la precisión del programa puede aumentar mucho más.

El equipo de investigación utilizó el programa para comprobar la hipótesis propuesta por Andre Martinet en 1955, acerca de que los fonemas parecidos se asimilarán, siempre y cuando ésto no represente una merma semántica.

Si bien, la reconstrucción de la evolución lingüística hecha por un lingüista o por un filólogo todavía es mucho más precisa que la del programa, éste ya representa una gran aportación para analizar las teorías evolutivas de la lengua.

[Wired]