*

X

PRISMA: un juego, un tablero de ajedrez, un rompecabezas

Por: pijamasurf - 01/04/2013

Un multifacético dispositivo podría materializarse con apoyo de donaciones voluntarias vía Kickstarter; se trata de Prisma, un juguete orgánicamente interdimensional.

 

En el Oriente se encendió esta guerra
cuyo anfiteatro es hoy toda la Tierra.
Como el otro, este juego es infinito.

J.L. Borges

Como uno de los proyectos mexicanos más seductores de 2012 nace PRISMA: Un juego de ajedrez inspirado en la belleza geométrica de los minerales, que a su vez es un rompecabezas que semeja estructuras de basalto alineándose para formar una especie de mina. Cada pieza del juego  -al igual que las formaciones rocosas- es parecida a la otra, pero se distingue en tamaño y jerarquía para cumplir su función dentro del juego. Los colores y las formas de PRISMA hacen que sea un juguete atractivo para niños y un hermoso objeto/juego de colección para adultos.

Siendo el ajedrez un juego metafísico y alegórico (el juego infinito, diría Borges), PRISMA es, además, un vínculo sensorial hacia la geología y las proporciones algebraicas de la tierra.  

Fue diseñado en un periodo de cinco años por un talentoso grupo de jóvenes mexicanos que creó LupeToys, una iniciativa que busca hacer juguetes inspirados en la naturaleza. 

PRISMA depende de los siguientes días para recaudar fondos suficientes para llevarse a cabo. Aquí su página en Kickstarter

Si el proyecto logra llegar a la meta, LupeToys se consolida como empresa para seguir creando hermosos juguetes biológicos para niños y adultos. Sin duda un proyecto que merece un lugar en la realidad.  

Metrópolis de Fritz Lang, la joya del expresionismo alemán, completa y subtitulada

Por: pijamasurf - 01/04/2013

El género distópico tuvo en el siglo XX expresiones refinadas en diversas disciplinas artísticas, destacando sobre todo la literatura y el cine. Dentro de este, una de las creaciones más tempranas fue Metrópolis, la joya del llamado expresionismo alemán dirigida por Fritz Lang en 1927 y que tanto en su tiempo como en épocas posteriores se consideró un tanto polémica, en vista de la importancia que Lang dio a la clase obrera, el proletariado que en la primera mitad del siglo tuvo una importancia capital en los procesos sociales europeos.

Pero incluso sin tener en cuenta estas circunstancias, el largometraje tiene un valor en sí mismo dentro de la historia del cine, una suerte de punto de arranque que se ahijó otras creaciones fílmicas. 

De entre los muchos detalles a destacar, cabe resaltar el uso de la arquitectura, la luz, los símbolos (notablemente los relacionados con los arquetipos bíblicos) y la música, compuesta por Gottfried Huppertz con influencias de Wagner y Richard Strauss.

Metrópolis conoció hace un par de años una de sus últimas restauraciones, luego de que en 2008 se encontrara una copia con fragmentos que se creían perdidos.