*

X
Aves que sueltan materia fecal en parque y artistas se combinan para crear una pieza musical, recientemente estrenada en el Tate Gallery de Liverpool

Música escrita por la caída de excremento de pájaro fue interpretada en la Tate Liverpool Gallery hace apenas unos días. La artista Kerry Morrison, cuya autoría de la pieza es compteida por los pájaros, colocó partituras en el suelo de parques de Liverpool, esperando a que lo que se convertiría en música cayera del cielo --en la forma del siempre abundante  y generalmente intempestivo (aunque en este caso atinado) excremento de pájaro.

Una vez que la materia fecal de las aves fue registrada, el compositor John Hering transformó la notas en una pieza musical completa, manteniéndose fiel a las posiciones originales del excremento sobre la partitura. La obra de 20 minutos, llamada  Bird Sheet Music (quizás un juego de palabras entre "sheet" hoja y "shit" mierda), representa según Morrison el papel que juegan los pájaros en el medio ambiente. "Juegan un papel importante en el ecosistema de la ciudad a través de sus excrementos --dispersa semillas y tambié ayudan a enriquecer el suelo, a manera de fertilizante", dijo la artista.

El excremento de ave ciertamente contiene un factor artístico --por ejemplo cuando forma imágenes sobre los vidrios de un auto, que en la potencia del azar llegan a tener una cierta atracción estética, la cual puede ser completada por el ojo del artista --como en el caso de Morrison-- que logra capturarlas para darle sentido.

Puedes escuchar esta composición en esta nota publicada por la BBC

 

Los 37 legendarios e ingeniosos cameos de Hitchcock en un solo video

Por: pijamasurf - 01/23/2013

 

Las películas de Alfred Hitchcock se caracterizan no solo por el manejo magistral del suspenso y la tensión dramática, por el singular humor de raíz inglesa en el caso de los filmes cómicos, por la correspondencia entre el uso de recursos cinematográficos y ópticos y lo pavoroso de las circunstancias que viven sus personaje, sino también por un detalle muy específico y mínimo, una suerte de sello de autor o de firma al estilo de los pintores: los cameos que el director realizó en todas sus grabaciones, sus disimuladas y azarosas apariciones que, quienes gustan de sus películas, buscan con atención cuando miran una de estas, una aguja en el pajar quizá prescindible que, después de todo, es satisfactorio encontrar.

Este video recopila los 37 cameos (el término técnico para la aparición en escena del director, también aplicable a otras actuaciones especiales e incluso al uso de escenas de otras películas) del mismo número de filmes rodados por Hitchcock, los cuales, una vez vistos juntos, revelan también el ingenio del director, el humor con que se miraba a sí mismo y su inconfundible silueta física (que comparó, por ejemplo, en el cameo de Strangers on a Train, con el estuche de un contrabajo), si facilidad para recurrir a la sorpresa y lo inesperado cuando las alternativas parecían agotarse.

Un recuento propio para los desesperados y los impacientes, que no desean encontrar por sí mismos estas escenas, pero también una curiosidad estimulante para los aficionados al cine y, en especial, los fanáticos de este director revalorizado en las últimas décadas.

También en Pijama Surf: Sombra de una duda, de Alfred Hitchcock, subtitulada y completa.

[Open Culture]