*

X
La tercera producción de este músico estadounidense difícilmente dejará de transportarte a un delicioso entorno de emociones sonoras.

El simple hecho de identificar las distintas influencias musicales que danzan alrededor de este músico y productor, representaría en si un extenso recorrido a través de una buena porción de la música contemporánea. Y tal vez por esto es que Jasun Chung (a.k.a. Nosaj Thing) goza de una envidiable versatilidad que, para nuestra fortuna, combina con una consistente propuesta sonora.

El nuevo álbum de Nosaj Thong, Home, denota una genuina búsqueda del artista por entablar un diálogo con un territorio ciertamente etéreo. Atrás quedó la audaz experimentación que demostró en Drift (2009), su primera producción. Ahora no se trata ya de vórtices texturizados sobre calmos fondos. Esta vez parece que Chung procuró llegar más allá, concentrándose en las atmósferas y dejando a un lado los complejos recovecos. Algo así como estados de ánimo tornasol, tendiendo al cristal, desterrando esas memorables pinceladas de glitch hop que incluía en tracks anteriores. 

Una pieza de sutil personalidad, que lleva el mismo nombre del álbum, introduce la sesión. Posteriormente viene Glue, el cuarto track, es un especie de microcosmos clickeable, con sintetizadores acupuntúricamente ordenados para generar un entorno evanescente pero a la vez puntual. Continúa con Distance, un efímero retorno al tributo atmosférico y luego pasamos a Tell, uno de los momentos que para mi gusto alcanzan lo delicioso, y que por cierto alude ligeramente a Knee 1, el remix con el que Chung participó en el disco REWORK de Philip Glass. El gourmet sonoro continúa con Snap, que incluye un cierto jugeteo que bien podría recordar a algunos momentos del disco Hei (2000), del noruego Kim Hiorthoy, con un sabor a ensueño low-fi. La aventura termina con Light 3, durante el cual encontramos reminiscencias de un aristocrático drum n bass, el cual es catalizado con aún mayor elegancia por el fugaz sonido de un teclado.     

Vale la pena dedicar unas líneas en especial al segundo track del disco, Eclipse/Blue. Y esto no solo por que incluye la voz de Kazu Makino, vocalista de la banda Blonde Redheads, sino por que fue ilustrado con un video de Manabe, artista audiovisual japonés que creó la pieza como un tributo a los eclipses solares, videoclip que encarna una especie de ritual destilación de luz.

Nosaj Thing me parece en esencia un artista enigmático, impredecible. En un momento está construyendo piezas de glitch experimental, al siguiente está produciendo obras de notables hip hoperos californiano y, si te reencuentras con él tras unos meses, entonces será el autor de un álbum como Home,  producción que destaca por su lúcida elegancia y la cual seguramente hará de este 2013 un periodo aún más grato para aquellos que disfrutamos de su propuesta. 

Twitter del autor: @paradoxeparadis / Javier Barros del Villar 

 

Silbo gomero: el lenguaje de silbidos que utilizan habitantes de las Islas Canarias

Por: pijamasurf - 01/24/2013

Sustituyendo letras por silbidos que varían en frecuencia y duración, el silbo gomero es el más complejo lenguaje constituido exclusivamente por silbidos.

La comunicación es una especie de flujo interactivo, imprescindible para la convivencia (aún si está es en silencio), y que puede adaptarse a infinitas circunstancias. Muestra de esto es el Silbo Gomero, un lenguaje desarrollado en las Islas Canarias que, como su nombre lo indica, se constituye exclusivamente de silbidos. 

Transmitido de maestros a discípulos a lo largo de siglos, este es el único lenguaje silbado que goza de un cierto nivel de complejidad y sofisticación. Actualmente es practicado por más de 22,000 isleños, que además saben hablar español, pero históricamente han utilizado este recurso para comunicarse a distancia. De acuerdo con la "ficha técnica" publicada por la UNESCO: "El silbo gomero reemplaza las vocales y consonantes del español por silbidos: dos silbidos diferenciados sustituyen a las cinco vocales españolas; y otros cuatro a las consonantes. Los silbidos se distinguen por su tono y su interrupción o continuidad. Una vez que han adquirido práctica suficiente, las personas pueden transmitir con silbidos todo tipo de mensajes. Algunas variantes locales permiten identificar el origen de los silbadores."

Desde hace poco más de una década este genial modelo de comunicación se imparte en las escuelas locales para garantizar su continuidad. Y en la actualidad prácticamente todos los habitantes de las Canarias conocen, en menor o mayor medida, el lenguaje de los silbidos.