*

X
El intrigante artista Kim Hiorthoy desconoce lo que significa la inspiración pero es autor de algunas de las más finas obras de música contemporánea

kim_hiorthoy Este multifacético y misterioso noruego se desliza con la misma destreza a través del diseño, la ilustración, la animación, las letras, y el cine. Pero es en la música donde el talento de Kim Hiorthoy alcanza su máximo esplendor. Su extraña combinación de electrónica lo-fi, con extraños beats, dualidad de atmósferas, incursiones electroacústicas y acertados samples, hacen de la obra de este artista una verdadera delicia sonora.

Después de acudir a la academia de artes en su ciudad natal, la Trondheim Fine Arts Academy, decidió emigrar hacia la más cotizada escuela de arte en Escandinavia: la Royal Danish Academy of Fine Arts de Copenhagen, para perfeccionar su desarrollo sobretodo en las artes visuales.

Un año después de terminar su especialización en tierras danesas, se juntó con Joakim Haugland, uno de los integrantes de la disquera Smalltown Supersound. Haugland le propuso que firmará con ellos para armar un primer disco. Hasta entonces Kim sólo producía música como hobbie., y como actividad complementaria a su trabajo visual. A partir de entonces Hiorthoy ha producido seis CD´s y tres EP´s en 8 años de carrera musical.

Discografía completa:

"Hei", 2001 (CD), Smalltown Supersound
"Melke", 2001 (CD), Smalltown Supersound
"Hopeness EP", 2004 (CD), Smalltown Supersound
"For the Ladies", 2004 (CD), Smalltown Supersound
"Live Shet", 2004 (CD), Smalltown Supersound
"This Record Can Not Set Me On Fire", 2006 (12"), Smalltown Supersound
"I'm This, I'm That", 2006 (7"), Smalltown Supersound
"My Last Day", 2007 (CD), Smalltown Supersound

Escucha: Beats_Mistake-My_Last_Day

Críticos musicales han intentado descifrar el axis creativo de Kim sin aparente éxito, lo que hace de él una especie de misterio catalizador de multidisciplina contemporánea. Intrigado, un reportero de The Milk Factory le pregunta de donde extrae su inspiración para abastecer su multifacética producción: “No tengo ni idea de donde viene la inspiración. En realidad ni siquiera sé qué es lo que la inspiración significa.” responde este discreto virtuoso. 

kim-hiorthoy-for-the-ladies-cdLa calidad de sus producciones, su hermética discreción, y su actitud "weird and fun" han vuelto de Kim Hiorthoy una respetada figura en el mundo del avant art. Su espíritu siempre hi-fi amateur, y su lejanía de cualquier rasgo pretencioso, imprimen en su obra un espíritu de libertad que difícilmente podría alcanzar un proyecto musical del mainstream contemporáneo.

“No se si lo amateur esta detrás de cualquier cosa que yo hago, pero definitivamente creo en el trabajar con una actitud de pretender saber lo menor posible frente a lo que estas por crear, así evitas desgastarte en esfuerzos por probarle algo a alguien; también buscó estar tan abierto como sea posible frente a lo que sea que este por hacer. El punto es acercarte a las cosas sin las limitantes del “profesionalis

 

Twitter del autor: @ParadoxeParadis

 

 

mo”.

Kim Hiorthoy - Alt Måste Bli Anorlunda

 

Más sobre Kim Hiorthoy:

The Milk Factory: Interview Kim Hiorthoy

Ilustraciones y otros trabajos visuales

Twitteratura: los grandes clásicos de la literatura comprimidos en 20 tweets

Arte

Por: admin - 05/31/2009

Twitter penetra el universo de la literatura clásica de la mano de la editorial Penguin

twitter1 La gran editorial Penguin, en su filial neoyorquina, ha apostado por el formato más revolucionario para las obras maestras de la literatura: Twitter.

Hemos visto como esta herramienta de comunicación hace justicia en Guatemala, como es la mirilla más real e inmediata a la crisis pos electoral en Teherán; también vimos como los 140 caracteres están revolucionando narrativa en Japón. Hoy, vemos como la filial en Nueva York de la prestigiosa editorial ha encargado a dos jóvenes transformar a un formato mínimo y sucinto las obras de Dante, Shakespeare, Stendhal y Joyce. La twitteratura (Twitterature en inglés) es la idea de dos norteamericanos de 19 años que, (como en casi todo los casos de éxito digital-comercial), estaban solazando en sus dormitorios y después de mucho maquinar, tuvieron una idea. Emmet Rensin y Alex Aciman, exprimiendo sus jóvenes cerebros, llegaron a la conclusión que la literatura es uno de los sostenes de cualquier generación. Aún así, pensando en su realidad inmediata, coincidieron en que Twitter, también, era un pilar de los tiempos corrientes, como paradigma del síndrome de atención crónico y la cascada informática perpetua. Así, decidieron contraer la alta literatura en 2800 caracteres y formar un nuevo formato de presentación para las obras literarias. Los jóvenes declaran, desenfadados, que ellos serán los encargados de las versiones ‘twitteras’ y que buscarán mantener “la calidad literaria para apantallar a la blogósfera” de la mano de la ambición comercial para “bombardear al mercado.” Será en verano cuando veremos el resultado de la contracción de La tempestad de Shakespeare a 20 tweets y decidamos si nos falta un poquito más, o no. Ante la nota, no podemos dejar de reflexionar un poco ante la instauración de la inmediatez. ¿Cómo se podrá llenar el hueco de más de 500 páginas de Ulises? ¿Cómo se podrá hacer entender el valor de la cultura y la lengua en 2’800 caracteres sintetizados por dos jóvenes con leves pretensiones literarias y una desmedida ambición económica? ¿Qué función social (de disolución de tiempo, disparador de imágenes, construcción de mitos) puede llegar a tener un resumen, comparado con una obra total? ¿Qué piensan los editores de Penguin sobre la riqueza lingüística? El qué dice importará cien veces más que el cómo lo dice y que el por qué lo dice como lo dice. Aún así, y pese a todos los detractores que tendrá esta idea, (este humilde autor incluido) vale la pena pensar que este cambio tecnológico, como muchos otros en la historia, se acabará consolidando como un género en sí mismo. Es decir, las diferentes versiones en Twitter de Finnegan’s Wake por ejemplo, serán juzgadas, en tiempo real, por miles y miles de lectores que tal vez nunca, de no ser por estos microrrelatos, se habrían acercado a la obra. Habrá que ver. Via The Guardian Twitterature (Sitio oficial)