*

X

Las pinturas del joven Hitler: ¿hizo bien la Academia de Viena al considerarlo un inepto?

Arte

Por: pijamasurf - 01/11/2013

La historia es conocida: un joven austriaco con inclinaciones artísticas, específicamente pictóricas, huérfano de padre, acudió a Viena para inscribirse en una de las escuelas de arte más prestigiosas del circuito europeo, la Academia de Bellas Artes de la ciudad donde esperaba perfeccionar eso que creía un talento suyo. El adolescente, entonces con 18 años, sufrió sin embargo el rechazo de la institución, que por dos ocasiones (en 1907 y 1908) le negó la entrada por la simple razón de que adolecía de “ineptitud para la pintura”. El director le recomendó estudiar arquitectura, pero lamentablemente el joven carecía de la formación previa que le permitiera inclinarse hacia esta alternativa.

El incidente es uno de los favoritos de la llamada historia contrafáctica, aquella que elucubra una secuencia histórica hipotética a partir de un suceso que pudo haber sido. Como sabemos, el joven de la historia es Adolf Hitler, personificación de la maldad por mucho tiempo, insoslayablemente, unos de los líderes más temibles que han existido en la historia del poder político.

¿Qué hubiera pasado si el juicio de la academia hubiera sido menos estricto? ¿Ahora Adolf Hitler sería un nombre más en la historia de la pintura occidental?

Por otro lado, igualmente resulta interesante reflexionar sobre la noción de “juicio estético”: ¿cómo afecta nuestra percepción sobre determinada acuarela o dibujo saber que su autor es Adolf Hitler? ¿Lo consideramos más o menos “bello”? ¿O ni siquiera admitimos que esa categoría pueda aplicarse a una obra suya?

[Environmental Graffiti]

Artista retrata la fantasía en la superficie misma de los hongos (FOTOS)

Arte

Por: pijamasurf - 01/11/2013

El arte puede encontrarse en cualquier sitio y, para el artista, cualquier superficie puede convertirse por su mediación en un descubrimiento estético —y, en este sentido, vale la pena recordar la máxima de Nietszche de vivir la vida como una obra de arte, convertirla en una sucesión constante de belleza y admiración.

Corey Corcoran es un artista residente en Boston que ha hecho lienzo de la superficie de distintos hongos, dibujando sobre estas diseños que encuentran una inesperada correspondencia con los colores ocres de las especies que elige.

Así, como si se trata de grabados sobre pergaminos, de tintas sepia cuidadosamente combinadas con sus distitintos matices y los espacios en blanco, Corcoran sorprende con escenas que, quizá por la alusión franca a los hongos, recuerdan también un mundo de fantasía accesible solo cuando se posee la contraseña adecuada.

[TAXI]