*

X

Las pinturas del joven Hitler: ¿hizo bien la Academia de Viena al considerarlo un inepto?

Arte

Por: pijamasurf - 01/11/2013

La historia es conocida: un joven austriaco con inclinaciones artísticas, específicamente pictóricas, huérfano de padre, acudió a Viena para inscribirse en una de las escuelas de arte más prestigiosas del circuito europeo, la Academia de Bellas Artes de la ciudad donde esperaba perfeccionar eso que creía un talento suyo. El adolescente, entonces con 18 años, sufrió sin embargo el rechazo de la institución, que por dos ocasiones (en 1907 y 1908) le negó la entrada por la simple razón de que adolecía de “ineptitud para la pintura”. El director le recomendó estudiar arquitectura, pero lamentablemente el joven carecía de la formación previa que le permitiera inclinarse hacia esta alternativa.

El incidente es uno de los favoritos de la llamada historia contrafáctica, aquella que elucubra una secuencia histórica hipotética a partir de un suceso que pudo haber sido. Como sabemos, el joven de la historia es Adolf Hitler, personificación de la maldad por mucho tiempo, insoslayablemente, unos de los líderes más temibles que han existido en la historia del poder político.

¿Qué hubiera pasado si el juicio de la academia hubiera sido menos estricto? ¿Ahora Adolf Hitler sería un nombre más en la historia de la pintura occidental?

Por otro lado, igualmente resulta interesante reflexionar sobre la noción de “juicio estético”: ¿cómo afecta nuestra percepción sobre determinada acuarela o dibujo saber que su autor es Adolf Hitler? ¿Lo consideramos más o menos “bello”? ¿O ni siquiera admitimos que esa categoría pueda aplicarse a una obra suya?

[Environmental Graffiti]

Supuestos restos óseos de héroes patrios mexicanos eran en realidad de niños, mujeres y venados

Arte

Por: pijamasurf - 01/11/2013

Durante las celebraciones por el Bicentenario de la Independencia de México, en septiembre del año 2010, el gobierno de México rindió homenaje a las supuestas osamentas de los héroes más conocidos de esta etapa de la historia mexicana; un análisis demostró, sin embargo, que en realidad se trata de restos de desconocidos entre los que incluso se encuentran los de un venado.

Hace poco más de dos años, en septiembre de 2010, el gobierno de México celebró los 200 años del inicio de su proceso de Independencia, una etapa que, como en casi todos los países, se cataloga entre las más importantes de la historia nacional.

Con motivo del simbolismo de la fecha, en todo el país hubo celebraciones y festividades, entre las cuales estuvo un desfile en el que se homenajearon los supuestos restos óseos de los llamados “héroes patrios”: Miguel Hidalgo, Moreles, Ignacio Allende, Leona Vicario y otros. Y a pesar de las dudas y cuestionamientos de los críticos e incluso los investigadores especializados en la materia, el gobierno aseguró una y otra vez que las osamentas eran auténticas y los honores más que merecidos.

Ahora, sin embargo, luego de que se hicieran públicos los análisis realizados por personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México, se descubrió que estos pretendidos huesos patrios son en realidad residuos de “distintos adultos de sexo masculino, además de cinco restos óseos de niños (de entre 0 y 6 años) y cuatro pertenecientes a animales (venados)”, según el detallado dictamen oficial que ofrece información sobre cada uno de las urnas, restos y demás reliquias histórica que, en dicho momento, se convirtieron en motivo de orgullo nacional.

Por desgracia estos datos permanecieron reservados hasta que finalizó la presidencia de Felipe Calderón, bajo cuya administración se organizaron y realizaron los festejos por el Bicentenarios.

[La Jornada]