*

X

Infográfico con las 64 mejores guitarras de los últimos cien años, ¿falta o sobra alguna?

Arte

Por: pijamasurf - 01/24/2013

Un reto a los fanáticos de las guitarras —y, por consiguiente, de la géneros como el jazz o el rock: ¿son estas las 64 mejores guitarras de los últimos cien años?

Haz clic en la imagen para ampliar

La historia de la civilización también puede seguirse en la historia de sus instrumentos musicales, especialmente cuando se toma en cuenta aquellos que predominan durante ciertas épocas, los predilectos lo mismo de compositores renombrados que de personas más o menos comunes y corrientes que pertenecen al ámbito de la música popular. El violín, la flauta, el clavecín, el piano, son, quizá, los miembros más destacados de esta familia, que en los últimos cien años ha admitido también a uno de los instrumentos que, en su variante acústica, ha acompañado al hombre desde hace varios siglos y, como eléctrica, es más bien joven y reciente.

Sin embargo, uno de los rasgos más interesantes de la guitarra eléctrica es que no existe una sola, sino que su diversidad se ramifica hacia diversas especies que parecen competir en extravagancia y en originalidad de su diseño.

Para compilar y dar cuenta de estas peculiaridades, la firma Pop Chart Lab’s ha elaborado un infográfico que pretende ser exhaustivo de las mejores 64 guitarras de los últimos 100 años, una selección que inevitable y paralelamente cuenta también otra historia, la de géneros como el jazzo, el rock n’ roll y otros donde este instrumento es protagonista.

“Creamos un base de datos visual para cada guitarra que escogimos, y procedimos a sumergirnos en la historia musical, dedicando un montón de tiempo a estudiar cada una y estar seguros de que los detalles fueran exactos”, dijo al respecto el director de arte de Ben Gibson, la conocida empresa fabricante de estos instrumentos.

[Co.Design]

Mensajeros tatuados: una práctica enigmática en el Japón del siglo XIX (FOTOS)

Arte

Por: pijamasurf - 01/24/2013

A lo largo del tiempo y en distintas culturas el tatuaje ha tenido significados diversos, pasando por el código de identificación al mero ornamento, la contraseña grabada en el cuerpo mismo para seguridad de los conjurados a una expresión casi artística que requiere habilidad y talento.

Una de los usos más misteriosos del tatuaje fue el que se dio en el siglo XIX entre mensajeros japoneses, quienes cumplían sus obligaciones postales corriendo entre un punto y otro de la entrega, entre el remitente y el destinatario. Hasta la fecha no se ha explicado muy bien por qué estos hombres encontraron una entusiasta predilección en dibujar una buena parte de la superficie de su piel.

Algunos historiadores reducen el fenómeno a la amplia popularidad que el tatuaje tuvo entre los sectores bajos de la población japonesa durante el periodo Edo y, por otra parte, al hecho de que en esta misma época dicha práctica fue vista como una forma de arte popular. Sin embargo, Okinawa Soba asegura que el fenómeno no se limita a una u otra clase social o región de Japón, sino, por el contrario, puede encontrarse en todo el país y prácticamente en todos los sectores sociales.

La opinión de Soba es importante porque a él debemos el conocimiento de las fotografías que aquí presentamos. Se trata de un promotor cultural que cuidó la publicación de estas imágenes cuidadosamente coloreadas a mano.

[Flavorwire]