*

X

Exhiben el retrato más antiguo del mundo: tiene 26 mil años

Arte

Por: pijamasurf - 01/26/2013

Eta pieza, que será exhibida en el Museo Británico de Londres, procede de África y es la más antigua representación humana que se conozca hasta ahora.

Si bien nuestros ancestros comenzaron a circular desde hace millones de años, lo cierto es que el más antiguo indicio del ser humano produciendo una representación auto-perceptiva, es decir, un retrato, data de hace poco más de 26 mil años. Esta magnifica pieza proviene de África Por cierto, no deja de llamar la atención el refinado trabajo impreso en la figurilla, el cual de algún modo nos hace suponer que obviamente no era la primera vez que un ser humano creaba una pieza a su semejanza –aunque hasta ahora no se ha encontrado representación antropomorfa alguna que supere a esta en antigüedad.

“Al observar las más antiguas esculturas y dibujos europeos estamos viendo la profunda historia de cómo nuestro cerebro comenzó a almacenar, transformar y comunicar ideas como imágenes visuales. La exposición mostrará que podemos reconocer y apreciar estas imágenes. Incluso si sus mensajes e intenciones se pierden para nosotros, la habilidad y el arte todavía sorprenderán al espectador.”  advierte Jill Cook, curador de la muestra  Arte de la Edad de Hielo: Llegada de la mente modernadedicada a explorar los albores del arte representativo y que será exhibida a partir del 7 de febrero en el Museo Británico de Londres.   

Ilustraciones de Matisse para el Ulysses: inesperada sensualidad del intelecto absoluto

Arte

Por: pijamasurf - 01/26/2013

Al Ulysses se le asocia habitualmente con a dificultad y la complejidad tanto de la escritura como de la lectura e incluso, en países que no son anglófonos, con la dificultad de traducción. Se habla de sus múltiples referencias literarias, musicales y culturales en general, de la reinvención del idioma inglés operada por Joyce, del rebuscado sistema intelectual del cual pende, similar al juego de engranes y ruedas de una caja fuerte.

En este sentido, probablemente muy pocas personas pensarían en el Ulysses como una obra sensual, erótica, que fue, inesperadamente, el código bajo el cual el pintor francés Henri Matisse leyó la famosa novela.

¿Con qué propósito? Ilustrarla, según el encargo recibido en 1935 por el editor estadounidense George Macey.

El resultado destaca no solo por el propio talento de Matisse, sino porque pocas veces el intelecto adquiere tal nivel de corporalidad y sensualidad. El trazo descubre por vías ignoradas e imprevistas la secreta voluptuosidad del intelecto absoluto.

[Brain Pickings]