*

X

Esculturas anamórficas de Jonty Hurwitz: un desafío a nuestra percepción sensorial (FOTOS)

Arte

Por: pijamasurf - 01/22/2013

El anamorfismo es uno de los fenómenos ópticos más sorprendentes que existen, en el cual nuestra percepción se ve desafiada por la precisa manipulación de la perspectiva, célebre en las artes visuales tanto por el famoso cuadro Los embajadores, de Holbein, como por algunos de los dibujos y grabados del popular M. C. Escher.

Sirviéndose de esta técnica pero trasladándola a las tres dimensiones, el escultor Jonty Hurwitz, nacido en Johannesburgo pero residente en Londres, elaboró estas piezas que, a primera vista, no parecen nada más que objetos informes y carentes de significado visual o espacial, pero a las cuales basta poner frente a un cilindro metálico perfectamente pulido para que, en el reflejo, se revele el sentido de la escultura, o situarse en la perspectiva correcta para descubrir la cuidadosa labor del artista, que tiene como antecedente, como en todo trabajo anamórfico, exhaustivos cálculos matemáticos en los que el número irracional π tiene un papel protagonista.

Se trata, en suma, de un proceso que combina el desciframiento y la duda, el cuestionamiento de nuestra percepción sensorial como mecanismo de aprehensión del mundo y, al mismo tiempo, la pregunta por la realidad o la veracidad de eso que nuestro sentidos nos hacen percibir.

Las piezas de Hurwitz se exhibirán próximamente en Londres como parte de las actividades de la Kinetica Art Fair (28 de febrero a 3 de marzo; Ambika P3, 35 Marylebone Road, NW1 5LS).

[My Modern Met]

Personalidades icónicas que no creerías reunidas y pasándola bien (FOTOS)

Arte

Por: pijamasurf - 01/22/2013

La celebridad —esa rara categoría de la idealización y el reconocimiento social— es una construcción colectiva que, entre otras cosas, a veces nos hace imaginar cosas que no suceden, atribuir a personas cualidades de las que carecen, crearnos de ellas un concepto falso o solo parcialmente verdadero.

Se trate de nuestro escritor favorito, del actor que tanto nos desagrada por su trabajo en escena, del artista al que admiramos por la desfachatez que transmite en su obra, del músico que tanto escuchamos en la infancia, o de quien sea que goce del favor del público, comúnmente esta misma afición nos hace imaginarlo de una forma u otra, pensar que es un arrogante irremediable o un alma buena y generosa, un misántropo, un seductor o simplemente alguien de temperamento claramente definido que simpatiza o repele a sus pares o sus opuestos.

De ahí que esta galería otorgue algunas sorpresas, pues se trata de imágenes que reúnen en escenas de solaz y diversión a íconos culturales que, quizá, nunca creeríamos que se podrían llevar bien juntos. ¿Dos titanes como Marcel Duchamp y John Cage no tendrían que repelerse y anularse mutuamente? ¿La dura tristeza de Samuel Beckett reunida con la vena cómica de Buster Keaton?

Y, con todo, sucede. Porque en el fondo estas personas, si bien es cierto que se distinguen por el desarrollo de una habilidad que otros o no tienen o no tuvieron oportunidad de ampliarla, por lo demás siguen siendo seres humanos, coherentes consigo mismos pero también contradictorios, sujetos a la sorpresa de encontrar una inesperada cercanía (o aversión) en otra persona.

Imágenes vía FlavorwireAwesome People Hanging Out Together