*

X
El soñar despierto permite ejercitar una apasionante función mental que consiste en automatizar alguna actividad mientras te concentras, simultáneamente, en penetrar entornos cuya abstracción demanda más neuro-recursos.

Cuando nos referimos a 'soñar despierto', estamos hablando de un acto que involucra la libre navegación de nuestra mente hacia estepas distantes del contexto puntual en el que nos encontramos físicamente sumergidos. Algo así como divagar libremente, con soltura, diluyendo los diques que contienen los flujos de nuestra imaginación, permitiendo que estos cabalguen flexiblemente hacia dondequiera que lo decidan.

Tradicionalmente esta acción se asocia con un carácter un tanto romántico y a la vez (quizá por lo mismo), poco productivo, incluso poco fiable. Desde cierta perspectiva soñar despierto es sinónimo de distracción, de descontrol, de ineficiencia. Pero recientemente, investigadores del Max Planck Institute for Human Cognitive and Brain Science, descubrieron que esta psicodivagación es un ejercicio benéfico para nuestras mentes. 

De acuerdo con esta nueva premisa, el divagar ejercita profundamente la capacidad mental que le permite a nuestro cerebro malabarear múltiples pensamientos de manera simultánea, una habilidad que se conoce como 'memoria de trabajo', la cual permite automatizar ciertas actividades, permitiendo así el desprenderte de ellas. Al abstraerte de tu entorno para surfear sobre las ondas de la imaginación, lo cual generalmente sucede mientras estamos haciendo algo, permite a la mente bifurcar positivamente su funcionamiento para realizar ambas labores a un mismo tiempo (aunque generalmente sucede cuando estamos inmersos en actividades mecánicas que no exigen atención puntual–. 

"Nuestros resultados sugieren que el tipo de planeación que las personas hacen frecuentemente durante su vida diaria –cuando están en el autobús, mientras conducen su bicicleta camino al trabajo, cuando están en la ducha– están probablemente auspiciadas por esta memoria de trabajo. Sus cerebros están tratando de concentrar los recursos en los problemas más relevantes" afirma Jonathan Smallwood, uno de los investigadores involucrados. 

El estudio en cuestión sugiere una nueva función de nuestra mente, asociada con la extasiante capacidad de procesar información de manera hiperefectiva. Con este concepto de 'memoria de trabajo' se explica un proceso orgánico bajo el cual nuestro cerebro jerarquiza las actividades que enfrentamos simultáneamente, otorgando a las más complejas la mayor cantidad de recursos disponibles y enviando el resto a un estado de automatización.

Así que la próxima vez que te auto-percibas divagando, no solo no te sientas culpable de ello, recuerda que estás ejercitando una sofisticada función cerebral, celébralo y, sobre todo, disfrútalo.  

Twitter del autor: @paradoxeparadis 

 Con información de: Live Science

 

La película On the Road, inspirada en la legendaria novela de Kerouac, se estrenará en 2012 (Trailer)

Por: pijamasurf - 01/17/2013

La adaptación de la emblemática novela de Jack Kerouac, On The Road, será dirigida por Walter Salles e incluirá las actuaciones de Sam Riley, Kirsten Dunst, y Viggo Mortensen.

poster de la película on the road inspirada en la novela de kerouac

Uno de los iconos de la rebeldía viajera, del culto descuidado al azar que solo las travesías pueden garantizarnos –aunque es cierto que la vida es en si un gran viaje, y tal vez la novela más leída de entre todo el legado que nos dejó la generación Beat, será llevado a la pantalla grande: On The Road. Dirigida por el brasileño Walter Salles (Dark Water (2002), Diarios en Motocicleta (2004)), y con un guión adaptado por José Rivera, este filme es esperado por miles de personas que alguna vez fuimos cautivados por las aventuras de Sal Paradise.

La cosmopolita co-producción involucra gente de Brasil, Francia, Reino Unido y Estados Unidos, cuyo esfuerzo conjunto parece que finalmente logrará romper la maldición cinematográfica que se había decretado sobre On The Road. En 1957 el propio Kerouac solicito a marlon Brando su participación en una adaptación, pero jamás tuvo respuesta. Posteriormente un par de grandes productoras intentaron comprar los derechos para llevar la historia al cine, pero no tuvieron éxito. F.F. Coppola adquirió los derechos en 1979 y tras varios intentos de filmación, terminó por desistir. Fue entonces cuando, tras ver la película que Salles dirigió sobre el Che Guevara, Coppola decidió que el brasileño era el indicado para dirigir el elusivo largometraje.

En el elenco se incluye a Steve Buscemi, Viggo Mortensen, Kristen Stewart, Kirsten Dunst, Garret Hedlund, y Sam Riley, siendo este último el encargado de personificar al legendario Sal.Y si bien hay razones para creer que esta será una buena adaptación, en parte por que lleva más de tres décadas cocinándose, lo cierto es que lograr proyectar el espíritu que Kerouac imprimió a su narrativa, empapado en sesiones de whiskey y taoismo involuntario, representan un enorme reto cinematográfico que pronto podremos constatar si se cumplió exitosamente.   On The Road  se estrenará este próximo 23 de mayo.