*

X

Hombre que quedó ciego por beber vodka recupera la vista con unos tragos de whisky

Salud

Por: pijamasurf - 12/03/2012

Por accidente un hombre en Nueva Zelanda mezcló sus medicamentos para la diabetes con una buena dosis de vodka, lo cual le provocó ceguera temporal. ¿El remedio? Nada menos que un buen trago de whisky.

En Nueva Zelanda, Denis Duthie, de 65 años, se encontraba celebrando alegremente su aniversario de bodas número 50 cuando, en un instante, todo para el quedó a oscuras.

Sin darse cuenta, el hombre había combinado sus medicamentos para la diabetes con una buena dosis de vodka que bebió al calor de los festejos.

Dado que la ceguera no cedía, Duthie fue llevado al hospital, en donde, por la descripción de los hechos, los doctores sospecharon de inmediato del envenenamiento por metanol y la consecuente acumulación de formaldehido como causas del percance.

El remedio para este mal es administrar etanol para prevenir que el cuerpo continúe metabolizando la sustancia tóxica, sin embargo, el hospital se encontraba corto de suministros y no contaba con la cantidad suficiente para curar al hombre.

Entonces un empleado del sanatorio tuvo una idea genial: corrió a la licorería más cercana y compró una botella de whisky (uno, además, de muy buena calidad) que, sin pensarlo mucho, los médicos administraron a su paciente.

Duthie por su parte se sorprendió de la cura, y agradeció que su vista regresara.

También en Pijama Surf: Compañía asegura que su whisky tocó los senos de una playmate húngara antes de embotellarse.

[Gawker]

¿Qué tan hipster eres por lo que lees? Descúbrelo en este infográfico

Arte

Por: pijamasurf - 12/03/2012

¿Qué leen los hipsters que no lee casi nadie más? ¿Eres un hipster por leer lo que lees? Averígualo en este infográfico.

La categoría “hipster” es quizá una de las más polémicamente banales de la actualidad, una mezcla extravagante (¿podría ser de otra forma?) de originalidad, novedad y pretendida autenticidad aplicadas al consumo de productos culturales: música, libros, ropa, gadgets.

Según la caracterización caricaturesca que se ha hecho del hipster, este se distingue, como el salmón, por ir a contracorriente, por conocer (consumir) lo que casi nadie más conoce.

A este respecto, el sitio Goodreads —una especie de red social para lectores— ha elaborado un curioso infográfico titulado “¿Qué debería leer ahora? Un diagrama de flujo hipster” (“What Should I Read Next? A Hipster Lit Flowchart”), que parte del que al parecer es el primer e indispensable escalón en la naturaleza literaria del hipster, Infinite Jest de David Foster Wallace, y sigue hacia una selección variopinta que lo mismo incluye a Roberto Bolaño (2666) que a Marcel Proust (la Recherche) y Chuck Palahniuk (Choke).

Pero más allá de la burla o la denostación, al menos el infográfico nos descubre autores ignorados que quizá valga la pena revisar, hecha como está la historia personal de un lector de hallazgos imprevistos.

Quizá, en el fondo, esa sea la razón de ser del hipster, su misión en este momento de la historia: descubrir lo que injustamente permanece oculto.

[Flavorwire]