*

X

Hombre que quedó ciego por beber vodka recupera la vista con unos tragos de whisky

Salud

Por: pijamasurf - 12/03/2012

Por accidente un hombre en Nueva Zelanda mezcló sus medicamentos para la diabetes con una buena dosis de vodka, lo cual le provocó ceguera temporal. ¿El remedio? Nada menos que un buen trago de whisky.

En Nueva Zelanda, Denis Duthie, de 65 años, se encontraba celebrando alegremente su aniversario de bodas número 50 cuando, en un instante, todo para el quedó a oscuras.

Sin darse cuenta, el hombre había combinado sus medicamentos para la diabetes con una buena dosis de vodka que bebió al calor de los festejos.

Dado que la ceguera no cedía, Duthie fue llevado al hospital, en donde, por la descripción de los hechos, los doctores sospecharon de inmediato del envenenamiento por metanol y la consecuente acumulación de formaldehido como causas del percance.

El remedio para este mal es administrar etanol para prevenir que el cuerpo continúe metabolizando la sustancia tóxica, sin embargo, el hospital se encontraba corto de suministros y no contaba con la cantidad suficiente para curar al hombre.

Entonces un empleado del sanatorio tuvo una idea genial: corrió a la licorería más cercana y compró una botella de whisky (uno, además, de muy buena calidad) que, sin pensarlo mucho, los médicos administraron a su paciente.

Duthie por su parte se sorprendió de la cura, y agradeció que su vista regresara.

También en Pijama Surf: Compañía asegura que su whisky tocó los senos de una playmate húngara antes de embotellarse.

[Gawker]

Fotografías de personas a medio estornudar: retratos incidentales de deformación facial

Salud

Por: pijamasurf - 12/03/2012

Estornudar es una de las acciones más violentas que puede generar nuestro cuerpo, una suerte de fenómeno meteorológico en miniatura capaz de estremecer nuestras estructuras profundas.

Como un homenaje a esa fuerza primigenia que es el estornudo, el fotógrafo de origen sueco Ulf Lundin realizó una serie titulada “Bless You”, la expresión que, en inglés, acude inmediatamente a la boca de una persona que ve o escucha a otra estornudar y que varía de idioma en idioma, de país en país e incluso de época en época. “Salud”, se dice en ciertas regiones hispanoparlantes.

La particularidad del trabajo de Lundin es que capturó el instante en que el estornudo no termina de ser tal, ese ínterin en que especialmente el rostro experimenta una transformación de sus líneas y sus gestos, una súbita reacción “al mismo tiempo violenta y dramática en la cual perdemos totalmente el control”, según describe el propio fotógrafo.

Se trata, en suma, de retratos que de algún modo nos recuerdan que somos presa continua, inexcusable, de fuerzas que simplemente nos toman y las cuales no somos capaces de dominar.

[22 Words]